Canto laudatorio para el litoral pacífico

Canto laudatorio para el litoral pacífico

En el puerto de Buenaventura,
en camino hacia Tulcán,
un turista me pregunta
dónde nace el huracán;

y, para saciarle sus ansias de conocer,
yo le he dicho que se fije
en la cadera mulata
de la negra María Isabel.

Cuando ella baila candombe
o retumba el mapalé,
parece que todo en la isla
se fuera a caer…

Y en ese alegre jolgorio
de maracas, chicha y tumba,
a los negros les da lo mismo,
un bautizo o un velorio;

y se les ve contonearse
de los pies a la cumbamba,
cada negro con su negra
cuando empieza la cumbiamba.

Lea también / Read Also
Manifestación por licencias para indocumentados en Nueva York
Espacio publicitario
Artículo anteriorHartos de Lou Dobbs
Artículo siguienteDualidad, un poema de Elvira Montoya
Dukardo Hinestrosa
Poeta, novelista, ensayista y periodista colombiano. Destacado integrante de la Generación Nadaísta, que floreció en su país natal en la decada de 1960. Considerado, en palabras del profesor Robert Girardot, de Stanford University, "una de las voces más importantes por su irreverencia y estilo". Entre sus numerosas publicaciones se incluyen La rebelión de los machetes en América Latina, Salmos para bautizar un huracán, Poemas autobiográficos, Pasaje a Pereira y Gaitania revueltas: rosario y fusil. Durante su extenso exilio en Estados Unidos, compartió parte de su obra en la Peña Literaria La Luciérnaga de Los Ángeles.