El debate sin Trump y la atrofia en los músculos de la democracia

Comienzan los debates de las primarias del Partido Republicano para la campaña presidencial de 2024

El debate es crucial para la democracia. No es solo una plataforma para exponer ideas o confrontar al opositor, sino para responder –aunque sea de manera planeada- las preguntas de un electorado que espera tener una visión más íntima de cada candidato. Es la posibilidad de conocer a la persona, sus caretas y sus puntos más sensibles en este juego de poder.

Debilitar la democracia

¿Qué pasa entonces cuando los aspirantes a un cargo público encuentran la manera de zafarse de esta conversación moderada? Se nos atrofia el músculo de la democracia.

En Arizona, durante las elecciones de medio término de 2022, la demócrata Katie Hobbs se negó a verse cara a cara con su contrincante republicana, Kari Lake. A pesar del desaire, ganó las elecciones. Hobbs tomó el control de la agenda al establecer solo entrevistas individuales y foros públicos en los que no tuviera que ver de frente a Lake. Le funcionó la estrategia, pero el electorado se quedó sin conocer sus contrastes antes de llegar a las urnas. Sentó un precedente y podría repetirse en cada ciclo electoral.

En las primarias republicanas podría pasar lo mismo ahora que Trump anunció que no participaría. Está en medio de controversias legales que podrían ponerlo en una posición de vulnerabilidad frente a los otros candidatos de su partido, quienes no han tenido reparo en atacarlo. Quieren neutralizarlo con las acusaciones en su contra, pero lo cierto es que su base republicana apoya su inocencia, aunque se demuestre lo contrario.

Lee también:   Redefinir la frontera: la identidad migrante

Dos rivales unidos por el mismo odio

Trump lleva una ventaja considerable de 37 puntos porcentuales, según la más reciente encuesta del New York Times y Siena College. Pero los otros ocho candidatos que fueron enlistados para el primer debate republicano no iban a desaprovechar la oportunidad de usar el foro para cerrar la brecha.

Ron DeSantis, el gobernador de Florida, era quien le seguía más de cerca al magnate y el más interesado en figurar. Toma la plataforma como una pista de despegue de su campaña. Si por alguna razón Trump tiene que salirse de la contienda, DeSantis es, según analistas y sondeos, el que tiene más posibilidades. A él un debate no solo le conviene, sino que lo necesita.

Sin embargo, si Trump cancela más encuentros, De Santis no tendrá la oportunidad de medirse con él y eso también le afecta; un debate sin Trump es en las primarias republicanas como una cena sin el platillo principal. Además, la posibilidad de que el expresidente se entregue y sea fichado y su ausencia en el debate no merman sus posibilidades de volver a la Casa Blanca, al contrario, Trump sabe cómo capitalizar en cada momento y redefinir las reglas de la campaña.

Lee también:   2010 no fue un buen año, por Gabriel Lerner
Perfil del autor

Maritza Lizeth Félix es una periodista, productora y escritora independiente en Arizona. Nació en Magdalena de Kino, Sonora, México. La frontera ha sido su hogar y su inspiración por más de 15 años.
Su trabajo ha sido publicado en importantes periódicos de Estados Unidos, México y otros lugares del mundo, así como en las principales cadenas de televisión de habla hispana Univisión y Telemundo. Actualmente trabaja de manera independiente para la Organización Editorial Mexicana, Channel 4, Proyecto Puente, Uniradio Noticias, Telemax y Prensa Arizona. Fue reportera en el documental “Misterios de la Fe”, de Discovery Channel y fungió como productora del documental de la frontera de Estados Unidos y México para la serie televisiva “The Wall”, un trabajo investigativo mundial realizado por Rondo Media, del Reino Unido. También ha sido productora de proyectos especiales como coberturas políticas, electorales y de inmigración para Al
Jazeera y fue la productora de investigación en el galardonado reportaje “Risking It All For America – Riding The Train Of Death”, de Channel 4 en Inglaterra.
En 2011 fue nombrada por Chicanos Por La Causa como una de los “40 Líderes Hispanos menores de 40 años” en reconocimiento a su trabajo periodístico e influencia en el estado. Félix ha ganado cinco premios Emmy y fue la primera ganadora del premio a la “Mejor Crónica Escrita en Estados Unidos”, de Nuevas Plumas. También ha recibido múltiples galardones del Arizona Press Club por sus reportajes. En 2012 y 2013, la revista Phoenix New Times la nombró como la “Mejor Periodista de Habla Hispana” en Arizona.
Maritza está felizmente casada y es mamá de unos mellizos curiosos que retan y alimentan su imaginación todos los días y llenan su vida de alegría, amor y carcajadas.

Lee también:   Ligia Minaya: el Barba Azul que llevamos adentro

Escuelas comunitarias de California

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo