La crisis que se avecina si Trump no pierde

Quieren impedir el voto latino
Voto latino

Los resultados de las elecciones del 6 de noviembre podrían indicar un cambio radical en la naturaleza de Estados Unidos.  Un retroceso del país de las oportunidades y el ideal de la justicia al oscurantismo antidemocrático y la discriminación legal. Y la presencia o ausencia del voto latino será protagonista de ese cambio.

Lo que vendrá

Los dos primeros años del gobierno de Donald Trump son una guía para lo que vendrá.

La revelación, el pasado viernes, de que se dispone a calificar de ilegales los comicios en caso de perder la Cámara de Representantes solo confirma lo que aquí se afirma.

Sus advertencias este lunes – por medio de Twitter – de estar alertas a personas que voten sin tener derecho a hacerlo son otra señal de que este personaje sin límites ni escrúpulos está escalando la incitación, lo que puede estallar el día de las elecciones.

Lo que sigue son algunas de las características de lo que podría sobrevenir. Todas las fuentes son los intentos actuales del gobierno y las declaraciones de sus dirigentes.

Así, caerá el control gubernamental de las grandes corporaciones, cuyo interés no es paralelo al del resto de la población. Ya ahora tienen a sus representantes a cargo de los mecanismos que debían limitarlos. Y ya existen los proyectos de ley que pretenden socavar la regulación. Con sus efectos perniciosos sobre la salud en los puestos de trabajo y el uso de tóxicos industriales, por ejemplo.

¿Poder judicial?

La independencia judicial será una ficción. La Corte Suprema ya está tergiversada. Además, se confirmará en todo el país a decenas de jueces cuyos principios son paralelos al del ejecutivo. Sus puestos fueron mantenidos vacantes por la oposición durante la presidencia de Obama.

La lucha contra el cambio climático será revertida. Tanto en inversiones federales a sustitutos energéticos como en la limitación de los productos contaminantes como el carbón.

En la salud pública el GOP anunció que anulará Obamacare el año próximo. Lo que el voto de John McCain les negó el año pasado lo intentarán nuevamente. Ahora que está muerto. De esa manera, de un plumazo desaparecerá el cuidado médico a 20 millones de estadounidenses.

Se efectuarán recortes en los programas de MediCare y MediCaid (MediCal en California) y utilizarán fondos del Seguro Social. Así financiarán los recortes impositivos para corporaciones aprobados este año,

Libertad de prensa, mujer, Rusia

La libertad de prensa será activamente atacada. En lo personal, contra los trabajadores de la información. También en el aspecto político y económico.

Los avances de la mujer hacia la igualdad en las últimas décadas serán puestos en duda. Primero a nivel local y religioso y en última instancia en el federal.

El control al poder ejecutivo será una temprana víctima. En un golpe artero, Trump mataría la “investigación de Rusia”. Y con la colaboración del Congreso, incluyendo la investigación de los actuales investigadores.

Los derechos de los votantes serán despreciados por medio de estatutos. Ampliarían regulaciones ya existentes en algunos estados. Ejemplos: necesidad de un documento de identidad. Cierre temprano de urnas. Escasez de centros de votación. Restricción deliberada del acceso al voto. Esto afectará al voto latino tanto como al afroamericano, nativo americano y en general, el voto de los pobres.

En el próximo rediseño de distritos electorales, disminuirá la influencia de las minorías . Nuevamente, latinos, afroamericanos y nativo americanos.

Inmigración y voto

Y el ataque contra la inmigración indocumentada y legal revelará abiertamente su esencia racista. Es una herramienta para convertir al inmigrante en el chivo expiatorio de la frustración popular.

Todo esto, ya en camino, amenaza con volverse realidad si las señales actuales persisten. Y especialmente si el voto latino se quedará en casa una vez más y los ciudadanos hispanos se abstienen de votar.

Por todo esto, es imperativo que quien pueda votar el 6 de noviembre lo haga.

1 Comentario

  1. Soy una orgullosa mexicano americano de segunda generación y también soy seguidor de Trump. Mi propio barrio y sus escuelas están siendo arruinadas por ilegales que como todos sabemos tienen poco interés en aclimate a los Estados Unidos o convertirse en americanos. Quieren ganar dinero que dinero para traer a otros mexicanos aquí a hacer lo mismo y lo que somos realmente faltantes aquí es que el problema es México corrupto. Los mexicanos como los americanos tempranos con la necesidad británica de levantarse y luchar! En lugar de saltar vallas y escapar, ningún país se convierte en gran sin luchar contra opresores. México cuenta con más recursos naturales y aceite de América y la gente como yo es duro trabajo familia orientada, sin embargo está mal que fluye en los Estados Unidos ilegalmente y no es racista decir. Mis abuelos vinieron legalmente y que habrían muerto en las calles de ayuda del gobierno de ningún tipo y que aprendió inglés en meses!! Tenían una bandera estadounidense frente hasta el día que mi abuela vende casa del abuelo en 1985. Nos convertimos en los americanos y los americanos orgullosos. Trump fue elegido por una razón, está harto de la gente de América!!!! Cansado de nuestros pueblos y ciudades se convirtió en lo que nos hemos escapado de legalmente y cansado de los impuestos y la delincuencia. Despertar los liberales!! Oh esperar que sea demasiado tarde. Truly yours Grande Teriso

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.