viernes, julio 10, 2020
More
    Inicio Sociedad Crimen La piel que nos cubre

    La piel que nos cubre

    Todos los días, antes de enfrentar las calles, nos ponemos una piel que nos cubra: de las miradas inquisidoras, de las miradas represivas, de las miradas molestas, de las miradas de piedad. Llevamos las miradas pegadas en la espalda. Las afrontamos porque son la armadura que protege a nuestros hijos del prejuicio del otro.

    Ser padre de un adulto con autismo, es ser una persona que va por la calle cuidando, midiendo conductas  para que lo inapropiado no moleste. Evitando conflictos. Es una tarea diaria, constante e incorporada.  Un stress asumido. Es como vivir con el otro a cuestas.

    El asesinato de French

    El 14 de junio fue asesinado Kenneth French en el hipermercado Costco, en la ciudad de Corona, California.  Tenía 32 años. Era un adulto con autismo, no verbal.  Como si importara la causa, como si algo fuera a explicar por qué una persona tiene derecho a matar a otra, los diarios informan que aún no fue aclarado el caso. Los abogados aguardan la liberación del video.  Los padres de Kenneth también fueron heridos en el ataque y están internados.

    Se dice que Kenneth esperaba probar la comida de muestra que ofrece el supermercado y empujó a este “oficial del orden” que estaba fuera de servicio, con su hijo en brazos, aguardando su turno. Se dice que French lo atacó sin provocación alguna. Se dice que dejó inconsciente al oficial por unos minutos. Se dice que French había empeorado en su condición y no respondía bien a la nueva medicina. Se dice que el padre de French intentó aclarar que su hijo tenía autismo y que no podía expresarse verbalmente.

    Se dice que nada está claro, pero la única verdad contundente es que Kenneth French fue asesinado en un supermercado por agredir a alguien que sintió que su vida estaba en peligro y por eso mató.

    La peor pesadilla

    Leo la nota escrita por Laura Newberry publicada en Los Angeles Times. Ella la titula “La peor pesadilla para las familias de personas con discapacidad”. La peor pesadilla, porque vivimos con ese temor.

    En una sociedad donde la tenencia de armas es masiva, donde el actual presidente se burló en plena campaña electoral de un periodista con discapacidad, donde ser afroamericano, latino o discapacitado es visto por mucha gente como “gente parásita que vive del gobierno”. La pesadilla es que se haya instalado como “norma” la violencia, la agresión. Aceptar como respuesta social adecuada primero la protección individual, después el resto.

    Desde el autismo, la impulsividad es casi incontrolable.  Muchas veces estar alerta no alcanza. Un perro puede desatar un griterío. Alcanzar una comida, un desate de ira. Vivimos en la precariedad de un equilibrio que se rompe cuando el esquema mental que dibuja la persona autista, toma una curva inesperada. Como padres estamos siempre alertas, para contener, para cuidar y al mismo tiempo para traducir y explicar a la sociedad que el hijo no es un peligro social.

    Los padres de Kenneth French no pudieron hacerlo.

    Educar sobre el autismo

    Pienso en todas las medidas preventivas que podemos tomar para educar a la sociedad en aceptar las diferencias. Pienso cuanto necesitamos educarnos para entender que “el diferente” no elige agredir, no elige la violencia, sino que la discapacidad lo domina y le coarta su interacción.

    De la misma manera, alguien que recibe una agresión y responde matando a su agresor, ¿es un discapacitado?

    En estos tiempos, de campos de concentración, de ley de “gatillo fácil”, de priorización del dinero por sobre el ser humano, me pregunto una y otra vez, ¿qué es ser un discapacitado?

    Esta terrible noticia nos llenó de miedo y de espanto. Un lugar donde nadie debe quedarse. Quizás por esto estas líneas, para pensar en voz alta, para entender desde el horror hasta dónde nuestra sociedad está afectada. Pero ante todo, mas allá de las explicaciones, de las advertencias y de la educación, generar un consenso humano, básico y necesario: matar no es la respuesta, nunca.

    Adriana Briff
    Adriana Briff
    Adriana es educadora en la escuela Arroyo, de San Carlos, California, tiene una licenciatura en Comunicación Social de la Facultad de Ciencias Políticas, de la Universidad Nacional de Rosario. Madre de Dante, un joven autista de 20 años, Adriana disfruta en escribir crónicas diarias sobre crimen, literatura o noticias sobre salud pública que ella ha titulado "Fotos con palabras". Sus textos pueden verse en Facebook. También ha publicado en las revistas Urbanave y en Brando, del Diario Nación.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Benjamín Cuéllar: Por culpa del estado salvadoreño sólo Montano es enjuiciado

    El experto en DDHH, Benjamín Cuéllar, sostiene que el proceso en España terminará en justicia y que todos los reclamados por Caso UCA tendrán...

    El condado San Mateo y el censo, una historia de éxito

    Muchos residentes inmigrantes en el condado San Mateo tienen desconfianza debido a su experiencia en sus países de origen, pero la organización ha utilizado su relación con esas comunidades y familias para que participen en el censo

    La corrupción judicial en México es crimen autorizado

    lLs ministerios públicos integran mal las acusaciones; los jueces se encargan de destacar las fallas y los abogados se convierten en coyotes que articulan la disfuncionalidad del sistema

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    ¿Tienes dudas sobre el Censo? Te explicamos

    ¿Qué pasa si solo contesto parte del Censo? Por ejemplo, si los tribunales permiten la pregunta de ciudadanía, ¿qué pasa si la dejo en blanco y contesto el resto?

    La crisis carcelaria y la sociedad californiana

    La orden judicial que obliga a California a reducir su población carcelaria es la culminación de 15 años de fracasados intentos de reforma. Era hora, porque la población carcelaria, que subió en 500%, atiborra en 197% de su capacidad las prisiones

    México a lo lejos: las muertitas

    En México el número de niños que han sido machacados por la violencia asciende rápidamente y da cuenta de una realidad monstruosa.