Las encrucijadas de la cuestión migratoria

Bajo el título “Quedate en casa, dice la Casa Blanca”  (Stay Home, says White House to prospective immigrants), Ethnic Media Services (EMS) invitó a cuatro panelistas para hablar del futuro inmediato de los inmigrantes.

La reunión fue abierta por la directora y fundadora de EMS, Sandy Close, quien comentó que “esta charla abordará los cambios políticos que podemos esperar para 2023 en cuanto a los inmigrantes en los Estados Unidos se refiere. Nos enfocaremos en la expansión del Título 42 anunciada por la Casa Blanca el pasado 5 de enero y en el futuro del programa DACA, Deferred Action for the Childhood Arrivals (“Acción Diferida para los Llegados en la Infancia”).

Aquí se presenta un extracto de las ponencias y algunas de las preguntas que se formularon.

Ampliación del campo de derechos

Kerri Talbot, subdirectora del centro The Immigration Hub, se preguntó si a fines del año pasado desde el Congreso hubo alguna medida que protegiera a los “dreamers”, reformando el sistema de frontera en pos del asilo político. Y su respuesta fue tajante:

“Desafortunadamente, esa reforma nunca llegó. Y es absolutamente necesaria. Hay que cambiar la política de inmigración desde el Congreso y esperamos que eso suceda ahora. La Cámara de Representantes estará liderada por republicanos, así que esperamos que alguna propuesta llegue al escritorio del presidente”.

Desde “The immigration Hub”, Talbot destacó que “nos oponemos a políticas inhumanas relacionadas con la frontera y con el asilo. Por eso es importante que sigamos luchando, para que el Congreso adopte leyes que protejan tanto a los dreamers como a los trabajadores agrícolas que tienen empleos temporarios, así como también a los 11 millones de inmigrantes que viven aquí. Vamos a seguir abogando por la protección temporaria para los países que más lo necesitan. La administración Biden acaba de darles el TPS a Somalia y esperamos que hagan lo mismo con otros países”.

En cuanto a los inmigrantes que reciben el DACA, Talbot subrayó: “Estamos muy preocupados de que el programa pueda terminarse, y esperamos que algo concreto salga para el 2025 desde la Corte Suprema, permitiendo ajustar el estatus de quienes lo reciben para obtener la residencia. También nos gustaría que las personas que tienen alguna conexión con los Estados Unidos, puedan obtener algún estatus y cancelación de deportación. Desde nuestra asociación, vamos a rechazar todas las políticas que sean perjudiciales a los inmigrantes. Hubo una cumbre de inmigración y los líderes están viendo el modo en que los inmigrantes puedan estar legalmente en los Estados Unidos; y ese es, también, nuestro objetivo”.

Kerry Talbot también se refirió al ´parole´, un programa del Departamento de Seguridad administrado por USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos). “Hubo una propuesta de ampliar el programa de ´parole´  para que ciudadanos de otros países puedan entrar a los Estados Unidos, pero la administración Biden buscará bloquearla. Nos oponemos a esos cambios. Queremos que la administración le permita a un mayor número de personas entrar legalmente aquí, que los derechos de los inmigrantes sean respetados y que se cierren los centros de detención. También que se amplíen los derechos para quienes están en proceso de deportación”.

-¿Cuál es el rol de las cortes?

-Han tenido un rol muy importante en los últimos años y serán cruciales de ahora en más, cuando se expidan sobre el Título 42.

-La cámara está controlada por republicanos, sin embargo, el presidente tiene potestad de ejecutar…

-Los presidentes pueden usar su poder en casos de inmigración, y esa es la demanda en la Corte Suprema. Pero hay cosas que pensamos que esta administración puede hacer legalmente; y no solo por decreto del Poder Ejecutivo. Tenemos una lista muy larga de las mejoras que deben hacerse y esperamos se concreten. A decir verdad, no soy muy optimista con respeto al Congreso; pero sí a que Biden pueda ser favorable a visas o TPS.

Lee también:   Es el momento de aprobar el Dream Act

-¿Cuáles son los pensamientos estratégicos para mejorar el sistema de inmigración?

-Definitivamente, necesitamos tener la mayor cantidad de aliados posibles; nuevas asociaciones y sobre todo, más republicanos en el Senado de la Nación para un Congreso que va a prestar mucha atención a la inmigración. Probablemente esto no suceda antes del 2025, pero igual necesitamos el apoyo en estados clave, tanto en política como en defensa migratoria.

“NOS OPONEMOS A POLÍTICAS INHUMANAS RELACIONADAS CON LA FRONTERA Y CON EL ASILO. ES IMPORTANTE QUE SIGAMOS LUCHANDO PARA QUE EL CONGRESO ADOPTE LEYES QUE PROTEJAN TANTO A LOS DREAMERS COMO A LOS TRABAJADORES AGRÍCOLAS QUE TIENEN EMPLEOS TEMPORARIOS, ASÍ COMO TAMBIÉN A LOS 11 MILLONES DE INMIGRANTES QUE VIVEN AQUÍ. LA ADMINISTRACIÓN BIDEN ACABA DE DARLES EL TPS A SOMALIA Y ESPERAMOS QUE HAGAN LO MISMO CON OTROS PAÍSES”
KERRY TALBOT, THE IMMIGRATION HUB

Título 42 ¿Medida sanitaria o acción anti inmigrante?

El siguiente en presentar fue Edward Kissam, fideicomisario (co-trustee) de la Werner-Kohnstamm Family Fund, defensores activos de los derechos de inmigrantes.

Kissam se refirió puntualmente al Título 42; aquella medida de salud pública implementada en tiempos de pandemia durante el gobierno de Donald Trump. La misma autorizaba a deportar o prohibir la entrada a extranjeros que “potencialmente representen un riesgo sanitario” para los Estados Unidos.

“Gracias a este título, hubo más de 158,000 detenciones en la frontera mexicana en febrero de 2022, y más de 1,800,000 expulsados en poco más de dos años de pandemia. Mientras que hoy, muchas personas están pidiendo asilo politico en la frontera”, comenzó diciendo Kissam.

Con respecto a la genesis del Título 42, el fideicomisario reveló información poco conocida. “El doctor Martin Cetron, director del Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dijo que la propuesta del Título 42 no fue creada por el CDC, sino entregada a ellos por Stephen Miller, una figura anti inmigración y extremista, asesor personal de Trump. Cetron dijo que los datos del coronavirus no encajaban con lo que estaba pasando en la frontera y que la genesis del Titulo 42 fue totalmente irresponsible”.

Kissam agregó que “los estados anti inmigrantes siguieron implementando el Título 42. Y si bien la administración Biden intentó eliminarla, aún no lo hizo. y esto es algo trágico. Porque este Título 42 nos está distrayendo de la verdadera estrategia de Salud Pública para combatir la pandemia de Covid. Los expertos en Salud Pública dicen que la estrategia para defender al país contra la pandemia es aumentar la tasa de vacunación, y no deportar inmigrantes mexicanos. En una palabra, que el Título 42 no se hizo con el fin de resolver el problema de fronteras. Pero lo cierto es que ahora estamos en la administración de Biden ¿Qué hacemos, entonces, con las solicitudes de asilo? Biden propuso dar recursos a los inmigrantes, pero es una promesa limtada e incierta. Y no tengo esperanzas de que sea efectiva”.

-Biden usó la pandemia para continuar con el Título 42; pero a la vez afirma que la pandemia ha terminado, siendo que el Título 42 sigue en pie…

-Si la pandemia se ha acabado o no, depende de la definición de pandemia. Quizás el pico más alto terminó, pero la pandemia sigue y hay otras variants más infecciosas. Sin embargo, la única forma de contrarrestar el virus es con la vacuna. Y solo un 15% de los estadounidenses se dieron la Bilance. A decir verdad, en la actualidad no estoy viendo tendencias que me gustaría ver. Porque sigue en pie esta noción de Stephen Miller, la de enmarcar a la inmigración como una plaga que está afectando a nuestra frontera.

“EL DOCTOR MARTIN CETRON, DIRECTOR DEL CENTRO PARA CONTROL Y PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES (CDC) DIJO QUE LA PROPUESTA DEL TÍTULO 42 NO FUE CREADA POR EL CDC, SINO ENTREGADA A ELLOS POR STEPHEN MILLER, UNA FIGURA ANTI INMIGRACIÓN Y EXTREMISTA, ASESOR DE TRUMP. SI BIEN LA ADMINISTRACIÓN BIDEN INTENTÓ ELIMINARLA, AÚN NO LO HIZO. Y ESTO ES TRÁGICO. LOS EXPERTOS EN SALUD PÚBLICA DICEN QUE LA ESTRATEGIA PARA DEFENDER AL PAÍS CONTRA LA PANDEMIA ES AUMENTAR LA TASA DE VACUNACIÓN, Y NO DEPORTAR MEXICANOS”.
EDWARD KISSAM, WERNER-KOHNSTAMM FAMILY FUND

Los extranjeros que son “familia estadounidense”

Ariel Ruiz Soto, analista del Migration Policy Institute, se refirió específicamente al DACA y las estrategias a largo plazo de una población que está disminuyendo desde 2017.

Lee también:   Catar por Qatar: dilema y rentabilidad

“¿Cuál es el presente de esta medida implementada durante la administración Obama?», se preguntó Ruiz Soto. «Las personas que tenían DACA antes de 2017, solo han podido renovar su estado después de varias apelaciones. Y en este sentido, el juez Hanen, de Texas, quiere moverse rápido y resolver el caso lo antes possible, haciendo desaparecer el beneficio”.

Sobre los requisitos que se necesitan para que alguien pueda recibir el DACA, el analista remarcó que “esa persona tiene que haber entrado al país antes de 2012 y haber tenido menos de 16 años, haber sido inscripto en la escuela y tener diploma del secundario o del ejército. Y, por cierto, no tener ningún cargo criminal o delictivo. Esas personas, de hecho, han tenido oportunidades laborales, financieras o educativas. Y en algunos estados, DACA ha provisto acceso a licencias y certificaciones profesionales. Los beneficiarios pueden contar, además, con PAROLE avanzado, lo que les permite salir o retornar a los Estados Unidos sin problemas”.

En cuanto al tema estadístico, Ruiz Soto aseguró que “ahora mismo hay 590,000 beneficiarios de DACA y eso ha disminuido de los 700,000 que había en 2019. Esta merma se debe a que algunos han recibido otro estatus, como una visa, o se han ido del país o, sencillamente, han fallecido. Hay una gran diferencia entre las personas que tienen DACA y las que no. La mayoría de los beneficiarios de DACA son mexicanos, con un 8% del cupo; el 54% son mujeres y el promedio tiene 29 años. Pero es muy probable que el juez Hanen falle en contra del DACA; y el programa podría terminarse en unos pocos años. En ese caso, la administración puede cambiar su agenda política y permitir que esos beneficiarios sean deportados; ya que desaparecerían los beneficios legales y económicos”.

-No se ve salida para obtener residencia permanente en el país. ¿Qué pueden hacer los líderes para poner más presión al Congreso y la Administración?

-La idea de DACA, desde su génesis, no era ser un programa a largo plazo. Pero han pasado 10 años ya y aún no ha habido ninguna acción congresista concreta. El Congreso tiene presión para ofrecer una solución legislativa urgente, pero tanto los demócratas como los republicanos están mirando para otro lado. Lo más importante está en manos de las asociaciones de investigación. Son ellas las que deben mostrar los impactos reales que puede causar el no continuar con el programa DACA, ya que hay muchos beneficiarios que están casados con ciudadanos estadounidenses y tienen hijos. Y la amenaza de una deportación puede amenazar no solo a ese beneficiario sino a toda una familia”.

“EL CONGRESO TIENE PRESIÓN PARA OFRECER UNA SOLUCIÓN URGENTE AL TEMA DEL DACA, PERO TANTO LOS DEMÓCRATAS COMO LOS REPUBLICANOS ESTÁN MIRANDO PARA OTRO LADO. LO MÁS IMPORTANTE ESTÁ EN MANOS DE LAS ASOCIACIONES DE INVESTIGACIÓN. SON ELLAS LAS QUE DEBEN MOSTRAR LOS IMPACTOS REALES QUE PUEDE CAUSAR EL NO CONTINUAR CON EL PROGRAMA, YA QUE HAY MUCHOS BENEFICIARIOS QUE ESTÁN CASADOS CON CIUDADANOS ESTADOUNIDENSES. Y LA AMENAZA DE UNA DEPORTACIÓN PUEDE AMENAZAR A TODA UNA FAMILIA”.
ARIEL RUIZ SOTO, MIGRATION POLICY INSTITUTE

Por una reforma inminente desde el Congreso

Finalmente, Cyrus Metha, de la fundación Cyrus D. Metha & Partners PLLC, se refirió al negocio de la inmigración.

Lee también:   Los Ángeles es la capital del odio social en Estados Unidos

“Voy a enfocarme en la inmigración legal. En el sistema de empleo hay excluidos y límites anuales para distintas categorías; como inversores y trabajadores. Y ese límite no se ha incremetado desde 1990. Nuestro sistema está basado en la familia. Y es mediante esto que se puede recibir una residencia permanente en los Estados Unidos. Pero esta residencia debe ser actualizada. En esos límites, cada país puede tener hasta un 7% de las visas. Por ejemplo, hay 40,000 puestos de trabajo pero cada país puede aspirar sólo a un 7% de cobertura. Sin embargo, hay países como la India que están sobre-suscriptos. Estas personas están aquí, con visa H1V y ahora están hacienda cola. El instituto ha determinado que deberían pasar 90 años para que una de esas personas de la India obtenga su Green Card (“Tarjeta Verde” de trabajo). Mientras tanto, los números disponibles de visas están asociados a un empleador. Y si vuelan más allá de los Estados Unidos, necesitan de otra visa para entrar al país. Y sabemos que los consulados están colapsados debido a la pandemia. La lista de China es muy larga también, y en general, las personas nacidas en Asia son las más afectadas. Si alguien ha nacido en México de padres estadounidenses, va a necesitar unos 30 años para recibir la Green Card. Cuando se compara su situación con colegas nacidos en otros países europeos, hay una gran diferencia. Porque un nacido en Islandia, puede recibir su Green Card en 2 o 3 años y pasar a ser ciudadano estadounidense. A esto no se le presta atención, pero la pregunta es qué está hacienda el Congreso al respecto. Hay proyectos para abolir el límite por país, pero aún no se han puesto en práctica. Todos esperan mucho tiempo y no hay motivo que justifique tanta espera. Hubo proyectos que nunca pasaron a ser ley. ¿La solución? Simplemente hay que proveer más visas, pero hay muchas trabas de parte del Congreso, precisamente. El sistema tiene que ser reformado, sobre todo en lo que respecta a inmigración. Pero esa reforma ha sido eludida desde hace mucho tiempo”.

-¿Qué hay con respecto a los trabajadores agrícolas?

-Están muy atrasados en la legalización, a pesar del reclamo de los gremios y que los empleadores han presentado papeles para reclutar más trabajadores. Es un sistema desesperante. El sistema de inmigración está totalmente roto.

-¿Conclusión?

-Estamos perdiendo trabajo calificado en los Estados Unidos y no podemos darnos ese lujo. Todos los países están priorizando esto. Canadá, por ejemplo, tiene un sistema de empleo y residencia mucho más efectivo, y los miembros del Congreso tienen que darse cuenta que los trabajadores calificados que llegaron a los Estados Unidos, ahora se están yendo a Canadá. Muchos estudiaron acá, y se llevan ese conocimienbto a otros países. Y esto no tiene sentido. No soy muy optimista sobre cambios inmediatos. La única manera es si que el Congreso haga algo con respecto al DACA; y también haga una reforma para trabajadores calificados, aboliendo el límite de los países.

“SI ALGUIEN HA NACIDO EN MÉXICO DE PADRES ESTADOUNIDENSES, VA A NECESITAR UNOS 30 AÑOS PARA RECIBIR LA GREEN CARD. CUANDO SE COMPARA SU SITUACIÓN CON COLEGAS NACIDOS EN OTROS PAÍSES EUROPEOS, HAY UNA GRAN DIFERENCIA. PORQUE UN NACIDO EN ISLANDIA, PUEDE RECIBIR SU ´GREEN CARD´ EN 2 O 3 AÑOS Y PASAR A SER CIUDADANO ESTADOUNIDENSE (…) ESTAMOS PERDIENDO TRABAJO CALIFICADO EN LOS ESTADOS UNIDOS Y NO PODEMOS DARNOS ESE LUJO. CANADÁ, POR EJEMPLO, TIENE UN SISTEMA DE EMPLEO Y RESIDENCIA MUCHO MÁS EFECTIVO. Y LOS TRABAJADORES CALIFICADOS QUE LLEGARON A LOS ESTADOS UNIDOS, AHORA SE ESTÁN YENDO ALLÀ”.
CYRUS METHA, FUNDACIÓN CYRUS D. METHA & PARTNERS PLLC

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado