Poema a los mineros de Chile


Bajo el manto negro de la mística noche

En los áridos suelos del desierto Atacama

Yaces  desnuda y callada bajo la faz del universo

Ante las miradas atónitas que esperan un milagro.

Hoy los ojos del mundo se sientan sobre tu lánguido suelo

para ver   como emerge la vida desde la muerte

todos esperan con júbilo a los hijos de la tierra

En estos tiempos de angustias, sin sabores y  nostalgias.

Y serán testigos los cielos del sortilegio

mientras la brisa canta una canción de esperanza

Y después del regocijo volverá otra vez la calma

a las solitarias tierras del desierto Atacama.

Perfil del autor

Karen Tatiana Sorto Adamson, es una periodista y poeta hondureña de 37 años que reside en Washington, D.C.

Lee también:   Tres poemas de Masiel Monserrat

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado