Recortar la ayuda social o aumentar los impuestos a las corporaciones, ´that is the question´

Bajo el título “Crisis del techo de la deuda, ganadores y perdedores”, se analizaron las consecuencias del acuerdo al que llegaron demócratas y republicanos

«Muchos expertos creen que este sea, posiblemente, uno de los enfrentamientos más peligrosos e inútiles para elevar el techo de la deuda en el que se ha visto comprometido el gobierno de los Estados Unidos», dijo Sandy Close, fundadora de Ethnic Media Services (EMS) al abrir la conferencia de prensa del 2 de junio. «Pero se llegó a un acuerdo entre la Casa Blanca y los líderes republicanos; el Congreso tuvo la última palabra y confirmó el pacto».

Sin embargo, surgen varias preguntas: ¿Los recortes presupuestarios mejorarán o empeorarán la economía del país? ¿Por qué los adultos pobres son los mayores perdedores? ¿Será el fin de la moratoria en los pagos de préstamos universitarios? ¿Hay alguna señal de un retorno positivo a los acuerdos bipartidistas?» Los conferenciantes respondieron estas preguntas.

Más inversiones: una solución al gasto público

Rachel Snyderman, directora de políticas económicas y negocios para el Bipartisan Policy Center, explicó que “nuestro centro es una organización en Washington D.C, fundado por exlegisladores para dar soluciones que reflejen ideales y valores de los dos partidos. Somos la única organización en Washington que tiene el nombre bipartidario y, desde hace años, somos una voz importante en el tema del techo del límite de deuda”.

Acerca de este tema, Snyderman comentó que “tener este debate tiene un costo para Estados Unidos y la economía global. Queremos darles a los legisladores una idea de lo que significa la fecha límite, de cuándo la tesorería podrá pagar la deuda y optimizar los millones que entran y salen del gobierno federal. En un gobierno dividido, las únicas soluciones tienen que provenir, necesariamente, de acuerdos bipartidarios. Cuando Estados Unidos alcanzó el techo, los demócratas querían aprobar un aumento limpio en el techo de deuda; pero del otro lado los republicanos se oponían. En las últimas semanas hemos visto a los dos partidos entrar en esa negociación con su lista de prioridades. Este proyecto de ley refleja el duro trabajo de llegar a un acuerdo, que no va a contentar a todos, pero sí a la mayoría”.

-¿Cuáles son las prioridades de ese proyecto de ley?

-Se incluyeron los requisitos de trabajo para programas de asistencia pública, pero también asegurarnos en pagar la deuda. Hay más demócratas que apoyan este proyecto y se ha reflejado en el Senado. Esto demuestra que Washington no está necesariamente quebrado sino que ama las negociaciones de último momento. El proyecto de ley tiene como objetivo reducir los gastos discrecionales, y no tomar en cuenta los programas sociales, como Medicaid. No hay que recortar esos programas, pero eso no significa que no haya que fortalecerlos.

Lee también:   Cuadernos de la Pandemia: Glendale reconoce su pasado racista y trabaja para combatirlo

-¿Cuál es el desafío del Congreso?

-Es hora de que los legisladores hagan algo para generar ingresos en vez de sólo proponer recortes de impuestos y enfocarse en gastos discrecionales. Durante la última década, ha aumentado la polarización partidista. Y este es el único tiempo que los dos partidos se unen para tener conversaciones fructíferas. Este proceso necesita reformarse también. El techo de deuda refleja que los dos partidos son responsables en esta condición fiscal. En 2021 aumentó el techo de deuda y a última hora se levantó el crédito. Aquí, en nuestra organización, nos enfocamos en este trabajo porque debe haber una mejor forma de hacerlo. Somos la economía más grande del mundo, y no podemos estar jugando a riesgo de fallar.

-¿Cuál es la responsabilidad de cada partido?

-Ambos, demócratas y republicanos, reconocen que tenemos un desafío fiscal muy grande. El interés de nuestra deuda va a ir más rápido que los gastos de Medicaid el año que viene; y va a ser el gasto fiscal más importante en los últimos 30 años. ¿Qué significa una deuda de $31.8 billones? Es más importante el contexto y preguntarnos en qué estamos gastando el dinero, ya que millones de familias dependen de los programas sociales.

-¿Trump tomó una posición al respecto?

-Trump tuvo conversaciones con el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, y le dijo que estaría bien que Estados Unidos entrara en default. Pero no hay que olvidar que el límite de la deuda fue elevado tres veces mientras él era presidente, y el default no se declaró nunca.

-¿Cuáles son las posibilidades de incrementar las ganancias en el país?

-Desde nuestro centro, pedimos un esfuerzo bipartidista que incluya reformas de servicios de energías, inversiones y creación de trabajo. Eso sería una solución. Pero deberíamos hablar de inmigración también, y nuevos incrementos de impuestos. Eso se hace difícil en un gobierno dividido. Y quienes están en Washington, deben representar nuestros valores.

“EL TECHO DE DEUDA REFLEJA QUE LOS DOS PARTIDOS SON RESPONSABLES EN ESTA CONDICIÓN FISCAL. EN 2021 AUMENTÓ EL TECHO DE DEUDA Y A ÚLTIMA HORA SE LEVANTÓ EL CRÉDITO. AQUÍ, EN NUESTRA ORGANIZACIÓN, NOS ENFOCAMOS EN ESTE TRABAJO PORQUE DEBE HABER UNA MEJOR FORMA DE HACERLO. SOMOS LA ECONOMÍA MÁS GRANDE DEL MUNDO, Y NO PODEMOS ESTAR JUGANDO A RIESGO DE FALLAR”.
RACHEL SNYDERMAN

Por más proyectos inclusivos del Congreso

Shannon Buckingham, vicepresidente de comunicaciones y consejera del Center on Budget and Policy Priorities, comentó que “somos una ONG de Washington no partidista, y funcionamos como instituto de investigación de política a nivel estatal y federal. El Centro habla del límite del techo de deuda. Y sobre las consecuencias de entrar en default, hay muchas cosas en juego, como los efectos negativos en nuestra economía. Hay muchas personas afectadas, como los 65 millones de beneficiarios de la seguridad social, cuyos beneficios van a ser retrasados; o los 6 millones de veteranos y sobrevivientes, además de familias en asistencia alimenticia cuyos beneficios serán retrasados también. A pesar de que fue crítico evitar el default, pienso que estuvo mal de parte de los republicanos utilizar este argumento para culpar al Congreso. Afortunadamente, el último acuerdo evita el daño que este proyecto de ley hubiese producido”.

Lee también:   La ideología antisindical estadounidense

-¿Cuál es su opinión sobre este acuerdo?

-El acuerdo ha mejorado pero todavía no es suficiente. Lo que más nos preocupa es que el SNAP (Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria) pudiera ponerse en riesgo debido a los recortes. Este programa fue establecido para los adultos; y si se lo saca, va a empeorar el hambre en estos grupos de riesgo. Muchos adultos de esta edad, entre 50 y 54 años, tienen una salud muy débil, como producto de horas de trabajos difíciles. Y este sistema, que debería ayudar a quienes tienen problemas de salud, se podría llegar a retrasar; y eso es muy preocupante. Creemos que no hay que lastimar a un grupo vulnerable para mejorar a otro.

-¿Qué piensa del proyecto de recortes sociales?

-Los recortes en el área social y alimentaria son menos de los que estaban en el proyecto de ley de los republicanos, pero los legisladores tienen que proteger a las personas con dificultades en cumplir con sus necesidades básicas. Hay que discutir políticas que reduzcan la necesidad de millones de estadounidenses, y tenemos que alejarnos de este ciclo del techo de la deuda. Hay cosas que debemos abordar a largo plazo. Nuestra población está envejeciendo y hay costos al respecto. Necesitamos que se mantenga el seguro médico a toda costa.

“LOS RECORTES EN EL ÁREA SOCIAL Y ALIMENTARIA, SON MENOS DE LOS QUE ESTABAN EN EL PROYECTO DE LEY DE LOS REPUBLICANOS, PERO LOS LEGISLADORES TIENEN QUE PROTEGER A LAS PERSONAS CON DIFICULTADES EN SUS NECESIDADES BÁSICAS. HAY QUE DISCUTIR POLÍTICAS QUE REDUZCAN LA NECESIDAD DE MILLONES DE ESTADOUNIDENSES, Y TENEMOS QUE ALEJARNOS DE ESTE CICLO DEL TECHO DE LA DEUDA».
SHANNON BUCKINGHAM

Cobrar impuesto a las corporaciones

La última disertante, la Dra. Lindsay Owens, directora ejecutiva de Groundwork Collaborative, opinó que “si podemos eliminar o suspender el límite de deuda, es una buena opción. Una semana antes de la fecha límite, no hay nada que tengan ambos partidos para alardear.  Acá no se trata de pensar en gastos futuros sino de los gastos que ya hemos tenido en el pasado. Y esto no impacta a ningún tema fiscal. Pero los republicanos insistieron en pelear el presupuesto en el Congreso con el techo de deuda. Y no debemos poner a la población estadounidense en esta posición. Si no se hubieran puesto de acuerdo ambos partidos, unos 9 millones de estadounidenses hubieran perdido sus trabajos. Así que aumentamos el techo de deuda. Lo hemos hecho decenas de veces. Quizás han escuchado mucho de la enmienda 14 y lo que quiere hacer Biden al respecto”.

Lee también:   El regreso a las escuelas está muy cerca

-¿Qué piensa sobre el financiamiento de programas sociales?

-La administración de Biden estuvo de acuerdo con las exigencias republicanas de eliminar o disminuir el costo de varios programas sociales. Pero hay que recordar que el uno por ciento de la población lo constituye la gente más rica, con un 70% de la brecha fiscal. Esa es la diferencia entre lo que deben y lo que pagan. Querían poner leyes para que los ricos no hagan más trampa. Que hayamos recortado varios millones de ese financiamiento, no quiere decir que hayamos ahorrado, porque ese dinero trae más dinero aún. A pesar de la prioridad de los republicanos, que es recortar gastos sociales, esto se va a traducir en un aumento neto del déficit.

-¿El país está atravesando una crisis económica que no reconoce?

-Que nuestro sistema político diga que estamos en crisis, es algo que nos preocupa. Pero no tenemos evidencia económica. Los datos dicen que el PBI creció, que 339 mil nuevos empleos han sido creados este mes y que la tasa de desempleo está a menos del 3%; y que ha disminuido incluso para los afroamericanos. Si tengo que escoger cuáles son las amenazas económicas para el país, la deuda no estaría entre las primeras diez. Lo que ha presentado Biden fue un acuerdo bipartidista.

-Sin embargo, los republicanos señalan gastos públicos innecesarios que el gobierno sigue sosteniendo…

-Creo que esos gastos que señalan los republicanos no han sido inútiles; y lejos de minar nuestra economía la están fortaleciendo. Los gastos del gobierno son para que las personas estén activas. Los gastos fiscales han mejorado la economía y el mercado laboral es mucho más grande. Lo que está repercutiendo en esa deuda no son esos gastos sino los recortes a los impuestos de las personas ricas.

-¿Su conclusión?

-No hay que olvidar que no hubo un solo dólar recaudado de las corporaciones más ricas del país, en este acuerdo. Todos esos recortes que se han propuesto para reducir el déficit son medidas que hostigan a las comunidades más vulnerables; como recortar los programas de nutrición a personas de 50 años. Creo que Estados Unidos debería reconciliar sus políticas, e imponer más impuestos a las grandes corporaciones.

“NO HAY QUE OLVIDAR QUE NO HUBO UN SOLO DÓLAR RECAUDADO DE LAS CORPORACIONES MÁS RICAS DEL PAÍS EN ESTE ACUERDO POR EL TECHO DE DEUDA. TODOS ESOS RECORTES QUE SE HAN POPUESTO PARA REDUCIR EL DÉFICIT, SON MEDIDAS QUE HOSTIGAN A  LAS COMUNIDADES MÁS VULNERABLES; COMO EL RECORTE LOS PROGRAMAS DE NUTRICIÓN A PERSONAS DE 50 AÑOS”.
LINDSAY OWENS

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Verificado por MonsterInsights