San Oscar Romero: el proceso

San oscar romero: el proceso
By Giovani Ascencio Ardón y Raul Lemus- Grupo Cinteupiltzin CENAR El Salvador [GFDL Wikimedia Commons

Oscar Arnulfo Romero y Galdámez ha sido ascendido a los altares de la iglesia católica mundial, en una ceremonia oficiada por el Papa Francisco este 14 de octubre en la plaza San Pedro en El Vaticano.

Monseñor Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980, había sido beatificado en mayo de 2015, mientras seguía su proceso de canonización. Esta fue impulsada desde que Francisco se convirtió en nuevo Papa.

Proceso de Canonización

En marzo de 1990, a 10 años de su martirio, el entonces arzobispo de San Salvador, Arturo Rivera y Damas, anunció formalmente que a partir de esa fecha y  dadas las valoraciones sobre las características de su vida y muerte, quedaba abierto el espacio pertinente y se procediera a introducir la Causa de Canonización de Monseñor Romero.  Para tal empeño fue nombrado Postulador de la Causa el presbítero Rafael Urrutia.

El 12 de mayo de 1994, cuando Rivera y  Damas instaló el Tribunal Eclesiástico que instruiría el Proceso Informativo sobre la vida, martirio y fama de martirio del Siervo de Dios, Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el Tribunal quedó constituido por Monseñor Ricardo Urioste, como Juez Delegado, Reverendo Efraín Villalobos, Promotor de Justicia, Reverendo Mariano Brito, Josefina de Fortín, Notarios Actuarios, y Guillermo Gómez, Notario Adjunto.

Lea también / Read Also
Evelyn Hernández, acusada de aborto, liberada tras 3 años

“A partir de entonces han prestado testimonio numerosos testigos entre obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos”, expresa la historia de canonización publicada por el Arzobispado de San Salvador.

Los testimonios y las evidencias fueron procesados por la oficina de canonización, y enviados  a Roma para concluir en la santificación del beato.

El 14 de octubre

El 9 de marzo pasado, el Papa Francisco confirmó la canonización de Romero y estableciendo el 14 de octubre para tal ceremonia en la que también se canonizó al Papa Pablo VI.

Mientras el Papa Francisco declaraba santo a Romero en Roma, en San Salvador miles de feligreses seguían minuto a minuto la misa pese a la diferencia de horarios pues en El Salvador eran las dos de la madrugada.

Hubo peregrinaje, música, misa y juegos artificiales en un vigilia que se apostó en los alrededores de catedral metropolitana.

Romero fue asesinado por órdenes del fundador del partido ARENA, Roberto d’Aubuisson, según el informe de la Comisión de la Verdad, y ejecutado por un sicario contratado.

Lea también / Read Also
Mirando al Sur: Jesús García, héroe de héroes

De Revista Contrapunto. 

Avatar
Acerca de Mario Beltrán 1 Article
Periodista sección Política en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios. Músico. Progresista