miércoles, octubre 28, 2020
Más

    Ser argentino, ser latino en Estados Unidos

    Para muchos que han arribado de países al sur del Río Grande, no resulta nada complicado definirse como latinos. Sus grandes referentes son civilizaciones milenarias como la azteca, la inca y la maya. Pero hay algunos latinoamericanos que, por el contrario, no quieren tener nada que ver con ser latino en Estados Unidos y mucho menos con cualquier tipo de asociación con civilizaciones precolombinas.

    ¿Que el argentino no es latino?

    Algunos de mis compatriotas argentinos, por ejemplo, que forjaron su ideología en un mundo cultural dominado por un discurso eurocentrista, parecería que buscan generar la mayor distancia posible de toda simbología indígena. Un sentimiento que tiene raíces históricas que se remontan a la etapa de formación del estado argentino y que aquí, en Estados Unidos, sirve para justificar una confusa racionalización que el argentino no es latino.

    En la segunda parte del siglo XIX, en Argentina se debatía qué camino de organización social se debía seguir. Juan Bautista Alberdi, el padre de la Constitución Nacional, había propuesto traer más inmigrantes ingleses y franceses para “mejorar la especie” y quería que se adopte el francés como idioma nacional.

    Domingo Faustino Sarmiento, presidente en 1868 y uno de los grandes héroes nacionales, fue un defensor intransigente de la europeización de Argentina. No solamente apoyaba la inmigración del Viejo Continente sino que era partidario de la exterminación de la población indígena. Su posición era bien clara. Lo sugiere en uno de sus discursos publicado el 25 de noviembre de 1876, en El Nacional: “Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño…”

    Genocidio regional

    Estas ideas no quedaron en el marco del debate intelectual de la época sino que fueron implementadas de manera drástica. Con la aprobación de la Ley 947, en 1878, se estableció el marco jurídico para lo que pasaría a conocerse como la Campaña del Desierto. Esta fue un claro ejemplo de genocidio regional.

    Citamos el Informe Oficial de la Comisión Científica que acompañaba a los soldados del ejército. “Era necesario conquistar real y eficazmente 15,000 leguas. Limpiarlas de indios de un modo… absoluto, …incuestionable…”

    Al final, se calcula que unos 90,000 indígenas murieron. Las políticas de exterminio incluyeron ataques contra las tolderías cuando los guerreros indígenas no estaban para matar a mujeres y niños. Hubo campos de concentración, como el de Valcheta, rodeados de alambres de púa de 3 metros de altura. Allí,  los indígenas morían de hambre. Y las marchas forzadas de hasta 1,000 kilómetros en las que se ejecutaba a quien caía exhausto.

    Alrededor de medio siglo después esto se repitió. Llegó la industrialización argentina de la década de 1940 y 1950. Con ella el mismo sentimiento de los Alberdi y los Sarmientos se impuso. Promovió la victimización de los migrantes de las provincias que llegaban a Buenos Aires en busca de oportunidades económicas. Los “cabecitas negras”, como eran denominados estos provincianos, tenían piel morena. Su nivel de educación formal era limitada y, además, eran pobres. En definitiva, la antítesis del europeo tan idealizado en la utopía de algunos. En la actualidad, con el aumento de la inmigración boliviana y paraguaya, se exacerbó la intolerancia.

    Son todos los mismos

    Los herederos históricos de esta visión xenofóbica son los que insisten en defender, en Argentina, al anacrónico discurso de modernización europea de Sarmiento y la pureza racial de Alberdi. Son los que sienten cierta aprehensión por los “cabecitas negras”. Los que apoyan la repatriación forzada de bolivianos y paraguayos. Son, finalmente, los que cuando arriban a Estados Unidos no quieren ser latinos.

    Lo que no entienden es que, todos los que vienen de países al sur del Río Grande son automáticamente latinos. Así es en la compleja ecuación racial , en la conciencia colectiva estadounidense. En vez de rechazar esta categoría etno-cultural que incluye a una variedad de subculturas y regiones de la inmensa América Latina, hay que aceptarla con entusiasmo porque ser latino en Estados Unidos es ser lo mejor de México y Argentina, lo mejor de Guatemala y Uruguay. Ser latino es ser el futuro de esta gran nación en donde ya somos más de 50 millones. Por eso, a pesar de lo que una minoría piense, los argentinos somos latinos.

    Néstor M. Fantini es profesor de sociología en Rio Hondo College, en California.

    Néstor Fantini
    Néstor Fantinihttps://twitter.com/nestorfantini
    Co-editor de HISPANIC LA, profesor adjunto de sociología en Rio Hondo College, Whittier, CA, y consultor de Knovva Academy, Boston, MA.

    Notas relacionadas

    Hispanic LA en ContraPuntoTV de El Salvador (VIDEO)

    Juan José Dalton, conductor de ContraPuntoTV de El Salvador, entrevista a Gabriel Lerner, editor-en jefe del diario La Opinión de Los Ángeles, y a Néstor Fantini, editor de la revista online HispanicLA.com, sobre las cruciales elecciones estadounidenses del martes 3 de noviembre.

    No a la Proposición 22, por Dolores Huerta

    En esta elección los californianos necesitamos unirnos, exigir justicia, y decir no a la Proposición 22

    Operación Amy Coney Barrett: sin vergüenza

    Con Barrett, la Suprema Corte intentará revertir el derecho al aborto, el matrimonio gay, Obamacare y se espera que le entregue a Trump la presidencia en una bandeja de plata

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Hispanic LA en ContraPuntoTV de El Salvador (VIDEO)

    Juan José Dalton, conductor de ContraPuntoTV de El Salvador, entrevista a Gabriel Lerner, editor-en jefe del diario La Opinión de Los Ángeles, y a Néstor Fantini, editor de la revista online HispanicLA.com, sobre las cruciales elecciones estadounidenses del martes 3 de noviembre.

    No a la Proposición 22, por Dolores Huerta

    En esta elección los californianos necesitamos unirnos, exigir justicia, y decir no a la Proposición 22

    Operación Amy Coney Barrett: sin vergüenza

    Con Barrett, la Suprema Corte intentará revertir el derecho al aborto, el matrimonio gay, Obamacare y se espera que le entregue a Trump la presidencia en una bandeja de plata

    Recomendaciones electorales de Hispanic L.A.

    Con estas recomendaciones electorales, queremos informar a nuestros lectores para que ejerzan su derecho al voto, e interesarlos en nuestra selección, para que tomen una decisión informada y coherente

    ICE bajo Trump: al servicio de su campaña electoral

    ICE, el Servicio de Inmigración, se plegó virtualmente a la campaña electoral de Trump con redadas en ciudades santuario, una campaña de carteles publicitarios y actos de crueldad en sus centros de detención

    LO MÁS LEÍDO ESTA SEMANA

    Plebiscito constitucional en Chile, signo de los tiempos

    Durante todo el día se escucharon frases que daban cuenta de su singularidad: muchísima juventud movilizada, sentimiento de esperanza y un caudal de gente

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Why do Mexicans Have so Many Kids?

    To those of you who are waiting to start a family I would suggest this: don’t even look at a Mexican woman the wrong way, especially if she still has her catholic school uniform, because you could end up a daddy before you know it.

    Los 5 artículos más recientes

    Hispanic LA en ContraPuntoTV de El Salvador (VIDEO)

    Juan José Dalton, conductor de ContraPuntoTV de El Salvador, entrevista a Gabriel Lerner, editor-en jefe del diario La Opinión de Los Ángeles, y a Néstor Fantini, editor de la revista online HispanicLA.com, sobre las cruciales elecciones estadounidenses del martes 3 de noviembre.

    No a la Proposición 22, por Dolores Huerta

    En esta elección los californianos necesitamos unirnos, exigir justicia, y decir no a la Proposición 22

    Operación Amy Coney Barrett: sin vergüenza

    Con Barrett, la Suprema Corte intentará revertir el derecho al aborto, el matrimonio gay, Obamacare y se espera que le entregue a Trump la presidencia en una bandeja de plata

    Recomendaciones electorales de Hispanic L.A.

    Con estas recomendaciones electorales, queremos informar a nuestros lectores para que ejerzan su derecho al voto, e interesarlos en nuestra selección, para que tomen una decisión informada y coherente

    ICE bajo Trump: al servicio de su campaña electoral

    ICE, el Servicio de Inmigración, se plegó virtualmente a la campaña electoral de Trump con redadas en ciudades santuario, una campaña de carteles publicitarios y actos de crueldad en sus centros de detención