Un asesino como espejo: Bruce Jeffrey Pardo

No era un criminal

Quizás lo más aterrador radica en que Pardo no era un criminal. No robaba. No usaba drogas. Era un hombre común y corriente. Es decir: puede pasar en cualquier parte, en cualquier momento. En una casa de mi vecindario. Puede pasar en las oficinas en donde trabajo.

En el mercado en el que compro alimentos. En la escuela donde llevo a mi hijo, en la universidad donde otro estudia. Cualquiera puede ser el próximo Bruce Pardo. Como si estuviésemos rondando siempre al borde de la locura, a un paso del estallido, en donde los argumentos se pierden. Como si viviésemos siempre a un paso del precipicio. Cuidado, peligro.

Unas palabras sobre Covina

Más que una ciudad independiente, Covina es parte del casco urbano de Los Angeles. De sus 50.000 habitantes, el 40% son hispanos, un porcentaje importante, pero significativamente menor que las ciudades un poco al este, donde es el doble.

 

 

Perfil del autor

Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021.
Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

Lee también:   Washington y América Latina: cuidado, frágil

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado