2019: Balance de Trump

2019: balance de trump
Presidente Donald J. Trump / Public Domain Flickr

Se acerca el fin de 2019 e inicio de 2020, a cuyo término el país tendrá la única oportunidad de decirle adiós al presidente Donald Trump o aguantarlo cuatro años más. A estas alturas deberíamos concentrarnos en resumir las bendiciones que este año nos trajo, redactar las esperanzas para el que pronto se inicia y escribir sobre ello.

Cada vez más grave

En lugar de ello tomamos nota de que el extremismo político y graves fallas personales de quien ocupa la Casa Blanca ya por tres años se han ido agravando a lo largo del año, culminando en este estertor de cordura y decencia política que fue el impeachment de Donald John Trump, el 18 de diciembre.

Como bien se sabe, Trump ejerció presión ilegal sobre Ucrania para acumular calumnias contra su probable contrincante demócrata en las elecciones, el ex vicepresidente Joe Biden. Un intento que continúa a toda marcha en estos momentos, a cargo del inefable exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani.

Esto fue lo que le valió la acusación correspondiente en la Cámara de Representantes, investigada en el comité de Inteligencia y luego aprobada por mayoría demócrata.

El desenlace de este capítulo aún está abierto. Puede terminar en la nada: el Senado, que ahora debe juzgarlo, no quiere hacerlo, pero sí, en cambio, quiere aprovechar la coyuntura para victimizar aún más a Trump y promover su postulación a cuatro años más.

Pero lo dicho: el impeachment fue solo la culminación de sus acciones.
No podíamos más. No podíamos más. Lo entiendo.

Un eje de engaños

En el balance de 2019, Donald Trump ha rebajado la imagen moral del país, enseñando que el engaño, la violencia, la mentira malévola e intencionada, la difamación cruel, la falsificación sin escrúpulos, son buenos, si redundan en su beneficio personal.

Ha dado con ello un ejemplo repulsivo a los dictadores del mundo, que, animados como nunca por tener el más inesperado de los aliados a su disposición, multiplican entusiastamente sus esfuerzos por oprimir más y más a sus propios pueblos.

[bctt tweet=”Trump da un ejemplo repulsivo a los dictadores del mundo; animados por tener el más inesperado de los aliados , multiplican sus esfuerzos por oprimir a sus pueblos ” username=”hispanicla”]

Y ha ocupado la atención pública con estupideces como su oferta de comprar Groenlandia o que su afirmación de que los molinos de viento causan cáncer. Trump llenó el calendario de la atención pública de caprichos, ataques y mentiras. Pero el daño que podía haber causado sería mayor de no ser porque el año anterior su partido había perdido la mayoría en la Cámara Baja.

Y ya que mencionamos partido, este año el Republicano también perdió su nombre, aunque no oficialmente. Pero hoy es el Partido Trumpista de Estados Unidos.

Lo más espeluznante

El gobierno del Presidente Trump separó por la fuerza a miles de niños refugiados – calculados en cinco mil – de sus padres que trataban de ingresar al país legalmente. Este robo de infantes no ha concluído. Se perdieron los rastros de muchos de estos menores. Algunos murieron bajo custodia en lo que amerita una investigación criminal.

Su insistencia sin sentido por dinero para un muro en la frontera derivó en choques con la Cámara de Representantes que bloqueó su demanda. Llevó al cierre de su propio gobierno a principios del año para que le den ese dinero. Finalmente, la Suprema Corte le permitió en julio utilizar miles de millones de dólares del presupuesto militar.

Este fue un año de cambios profundos y alarmantes en el gabinete ministerial. Se fueron algunos secretarios que conocían su trabajo y podían controlar decisiones del mandatario. Gente conocida por su carácter, experiencia y probidad. También se fueron otros sin valor, que perdieron en los conflictos internos. Entraron en recambio quienes llegaron por cercanía y adulación.

Fue un año de tiroteos insensatos, con múltiples víctimas, por asesinos inspirados en la retórica racista y chocante del presidente. No fueron culpa de él, en el sentido jurídico. No es que los apoyaba. Es el ambiente, oxidado y oprobioso, que ha creado. De la misma manera, su retórica está relacionada con el aumento de 50% en la cantidad de grupos neonazis y con la expansión del antisemitismo en el país.

El desinflado informe Mueller

En marzo se presentaron las conclusiones del informe Mueller, que confirmó el intento de Rusia de desestabilizar al país y promover la victoria de Trump.

Durante largos meses, la atención pública había girado en torno a las expectativas del informe. Como ha sucedido desde que Trump apareció en la escena política, muchos vaticinaron erróneamente que perdería el puesto como resultado de este informe.

No fue así.  Pese a sus intensas críticas, Mueller no recomendó medidas contra el presidente porque las directivas del secretario de Justicia Barr se lo impidieron. Aprovechando ello, Trump logró crear una percepción pública de completa inocencia. La influencia de Mueller y su investigación se disipó en el viento con cada día y cada escándalo nuevo que lo superaba.

En estas circunstancias, su acción en Ucrania fue solamente como la paja que quebró el lomo del camello, si se permite la expresión. La decisión de los demócratas de enjuiciarlo políticamente fue entonces un acto de emergencia, para impedir que esto empeorara.
Por eso, estratégicamente empezaremos el año 2020 con una relación de fuerzas sin cambios.

Una victoria factible

Solo el 40% de la población apoya al presidente, y el 52% quiere que se vaya ya, pero él aferra en sus manos el poder presidencial, el del Senado y seguramente, la Suprema Corte.
Ahora, una victoria de Trump en noviembre es factible y más cerca que antes. Porque en el caso de este verdadero mutante de la política internacional, lo que no lo termina lo fortalece.

[bctt tweet=”El año termina así: la presidencia de Trump puede ser peor, lo que es un llamado para toda la gente de buena voluntad a organizarse para impedir su victoria en noviembre ” username=”hispanicla”]

El año termina pues con un pensamiento ominoso: la presidencia de Trump puede ser peor. Puede prolongarse después de 2021, lo que es un llamado para toda la gente de buena voluntad a organizarse para impedir su victoria en noviembre.

Lee además

Lucha de libros: contra Trump, por Trump

Trump calculó mal, por Samuel Schmidt

Las mujeres derrotarán a Trump

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments