sábado, enero 9, 2021
Más

    Colombia desangrada

     

    Colombia es una espina clavada que duele en cada paso

    Mujer que se va y que se queda

    Llevándoselo todo

    Mi amor más profundo y por supuesto mi más grande rabia

    Desangrada y rota violentada por todos

    Quiero llenarme en ti morderte entera

    Escucharte gemir sentirte mía

    Para arreglar tu pelo tus manos de carbón

    Quebrarte el cuello que se da sin descanso

    Aunque estes condenada a la ternura que se da

    Que nunca se recibe

    Despatarrada y bella en la alta noche

    Mientras todos se suben se escabullen de ti

    Saquean tus pechos tu vagina esmeralda

    Ye reniego de ti escupo en tus mejillas

    Me lanzo al precipicio que me forma

    Susurrando te extraño dónde estás que estoy solo

    Tierra sin olor en la distancia espejismo que duele

    Entre tú y yo está el viento

    Mis pasos primeros la sinuosa bandera

    Que igual sirve de sombra a aquellos que desprecio

    A los que amo a los que yo venero

    Colombia entre los labios la ventana

    Quiero que todos pasen se vayan al olvido

    Para que tú renazcas

    Regresar a tu vientre apretarme a tu espalda

    Sin palabras mientras aletea el cóndor

    Que no ha muerto que andino y majestuoso

    Retoñara en tu frente Colombia nuestra

    La de todos la de los hijos de perra

    La de los cazadores en el río revuelto

    La de la aristocracia en el mundo del hampa

    La de las putas esparcidas la de los vende patrias

    La de los que reniegan de su estirpe

    Colombia la de todos piel de cobre

    Alma de ataraya atrapa sueños

    La que muere condenada en el páramo

    Hoy no quiero fronteras hoy me hermano con todos

    Los que maté y los que me mataron

    De la misma semilla bajo la misma estrella

    Colombia me da pena de mí

    De no estar a tu altura de resquebrajarme al primer grito

    Y negarte amordazarte reputearte entre dientes

    Mujer de siempre callejón malherido

    Soy en ti y eso es incuestionable

    Colombia desangrada te amo tanto

    Con ganas de mis uñas en tu espalda

    Tus labios en los labios de todos

    Siempre al mejor y al peor postor

    Y eso es lo que me duele y me da vida

    Qué otro lugar podría brindar su abrigo a gentes como yo

    En qué otra patria cabría tanto revuelto

    Y tanto revoltoso

    Los dos nos merecemos a fin de cuentas

    Podría decir salvando del naufragio lo que es mío

    Y de todos.

    Lee también

    Escalada represiva en Colombia

    Cinco poemas de José Manuel Rodríguez Walteros

    Amnistía Internacional denuncia amenazas de grupos armados en Colombia

    José Manuel Rodríguez Walteros (Bogotá, Colombia) es un escritor que se radicó en California hace más de 20 años. Novela y cuento, a veces poesía, están en sus creaciones que han sido galardonadas aquí y allá. Premio Fernando de la Mora, en el Juan Rulfo, mención especial Casa de las Américas y Letras de Oro, entre otros, dan fe de su quehacer literario. Ha publicado Las Voces del Enigma, novela, No más canciones para los muchachos muertos, Los cantos de la noche son los cantos del East LA y Las historias del Descifrador, en cuento. Pertenece al grupo literario La Luciérnaga de Los Ángeles con el cual lleva añales luchando por darle un lugar de relevancia a la literatura en español hecha en Estados Unidos.

    Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Ataque al Capitolio, una traición a la democracia

    Si tanto les disgusta la democracia, deberían considerar mudarse a alguna de las dictaduras que tanto defiende su líder Trump. Rusia no estaría mal, para empezar

    Cruzando Líneas: Volver a creer

    Estamos viviendo el lado más oscuro de la pandemia, pero también el de más luz. Cerramos los ojos para ver, sentir, rogar, rezar, descansar, suplicar, recordar, imaginar, fantasear y agarrar vuelo.

    Donald Trump: El ocaso de una nefasta presidencia

    El presidente Donald Trump ha mostrado consistentemente que solo piensa en él mismo y no en su país. Aun en los días finales de su nefasta presidencia hace todo lo que puede para conservar su poder, alimentar su ego y debilitar la democracia

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,568FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir