Hoy se quema el mundo, un poema de José Manuel Rodríguez Walteros

Foto: Commons.Wikipedia

Hoy que se quema el mundo

Civilizaciones viejas como el tiempo luchan de pie

Dioses remotos maldicen soledades

Y las mariposas pierden el camino de regreso a casa

A contracorriente pienso en ti

En tu recuerdo

Y el día se vuelve un yellow submarine y todos Ringo

Me habla el semáforo y los gangsta cantan life is life en buen coro

Soy ajeno del tiempo y vivo en él

No te vas, nunca te fuiste, te tengo adentro en mí

Cuando caen los misiles y los muchachos muertos se marchan

Desde aquí se puede oír la zambra de sus botas y cascos

Y en las arenas ya no se dice más salam aleiko

Hoy se dice entre dientes viene la América a devorarse todo

Y no hay muchos motivos para la alegría me alejo de la jungla

Y en un rincón de mí le platico a tu sombra

Luego visto mi piel, me pongo las escamas

Y ya libre de culpas le doy cara a las carnes y a la sangre

Amo canto lloro río preparo el equipaje

Beso penetro llego muero en ese instante

Y tarde que temprano vuelvo a ti

A tu sonrisa y a tu voz

A la imagen que conservo de ti

Y eso hoy me basta para hacer la balanza

Han muerto tantos tantas y yo estoy aquí

No te hago un epitafio ni una loa

Hablo conmigo mismo, nada más cercano al amor

Como el atardecer todo se va diluyendo lento en mi memoria

Eres tú y te confundes con quien yo imaginé

El amor y la mente son cero compatibles

Yo prefiero existir en esta nebulosa que asumir que no existes

Que el tiempo es como un río que no vuelve

Y que en las estaciones van que no regresan los viajeros dormidos

Si quitamos la magia y la locura nada queda

Oficinistas sobrios, viles enterradores de lo humano.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments