martes, diciembre 1, 2020
Más

    Crónicas desde el Hipódromo | San Valentín

    ***
    [ad#Google Adsense 468 x 60 created 07/02/10]
    ***

    Desde un punto del Valle de Anáhuac.

    ***

    No sé con seguridad quien fue el ocurrente de inventar un día dedicado al amor, como si el resto de los 364 días del año no valieran la pena para celebrarlo.

    En lo personal resulta ser más un día dedicado al contra-amor que al amor mismo, repleto de mercadotecnia, cursilería y todo lo empalagoso que existe en el universo.

    Pero para el amor no hay reflexión, sólo un dejarse llevar por una serie de normas y patrones, como si de un manual se tratara.

    Porque el amor más que ser algo abierto y público, debería ser un asunto más privado, como las cosas buenas de la vida que están para deleite de uno, no de los demás.

    Y no es que quiera rayar en el egoísmo o lo introvertido, es simplemente que la obviedad de la vida que es el amor, es un asunto que si se vive realmente no hay porque gritarlo a los cuatro vientos o exhibirlo, porque si existe allí está a la vista, sin necesidad de aventar fuegos pirotécnicos a diestra y siniestra.

    El objetivo de la vida es dar y recibir amor. Punto. No hay más por donde moverse. Que no nos gane el miedo o la culpa. Si se ama a quien complementa nuestra vida hay que demostrárselo cada instante, en cada respiro con el que alimentamos nuestro corazón y en cada suspiro que emanamos para cubrir al otro de lo que sentimos por él.

    Porque el amor es el combustible de nuestro ser, el que revoluciona nuestro cuerpo, hace estallar nuestra mente e ilumina nuestro espíritu.

    El amor va más allá de la familia, los amigos o los compañeros. El amor no es uno, sino la dualidad que forman dos seres que se complementan y se funden en la complicidad eterna del todo y de la nada.

    Me siento afortunado de amar, de sentirme en dos, de vivir como uno.

    ***

    ***

    [yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=3OqId5Hvsuo’]

    ***

    ***

    Avatar
    Ricardo Trapero
    Arquitecto por vocación y destino, escritor por convicción. Desde muy joven emprendí el viaje por la libertad. En mi camino he visto, percibido y palpado tanto, que un día decidí plasmarlo de la mejor forma que entendía. Las letras que han sido mis entrañables compañeras, cada día me acercan un poco más a la libertad, la cual aún no he encontrado pero que ya siento cerca. Creatura hombre, mexicano y sibarita en entrenamiento.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    dos × tres =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    Navidad o la historia del Dios Sol

    Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones, esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol

    Esperando a Godot en EE.UU. o una democracia en vilo

    Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro q...