Elecciones 2020 y la educación pública

Todd Winters

Los aspirantes presidenciales demócratas continúan intentando diferenciarse de sus rivales. Pero todos han evitado uno de los temas más apremiantes de nuestro país: la educación pública.

Eso tiene que cambiar.

Un ciclo de pobreza

La mayoría de los estudiantes inscritos en las escuelas públicas son niños de color, y demasiados están atrapados en un ciclo de pobreza que nuestro sistema educativo mediocre está ayudando a perpetuar. Estos niños necesitan un Presidente que siga los ejemplos de la gente de color visionaria y que está mejorando los resultados en las escuelas públicas de todo el país.

Pertenecemos a Education Leaders of Color (EdLoC)— una comunidad de líderes negros y latinos dedicados a proporcionar a todos los niños una educación de clase mundial para terminar con la pobreza generacional. Contamos con más de 300 miembros y traemos una perspectiva diferente al debate porque compartimos las experiencias que los estudiantes negros y latinos y sus familias viven día tras día. Somos ejemplos de lo que es el éxito cuando nuestro sistema de educación pública funciona y no descansaremos hasta que las oportunidades que nosotros tuvimos sean algo permanente y habitual.

Estamos unidos por los  Valores de la Tercera Vía cuyo propósito es romper las divisiones que han agotado los esfuerzos por mejorar la educación pública. Son los compromisos que queremos que cualquier candidato presidencial honre y que cada votante exija.

Cuando nuestros valores se convierten en políticas y prácticas en las escuelas, los niños presentan un mejor rendimiento.

Diálogo sobre educación pública

Recientemente lanzamos una plataforma educativa que ilustra lo que se necesitaría para mejorar los resultados de la educación pública. Exige que nuestros líderes tengan una visión ambiciosa que sea más holística de lo que hemos escuchado de los candidatos presidenciales. 

Por ejemplo, nuestros líderes deben comprometerse a priorizar a los niños de bajos recursos en las propuestas de acceso universal a una educación temprana de alta calidad, programas académicos y actividades de enriquecimiento rigurosos y éxito universitario. Las políticas educativas deben abordar la intersección de salud, vivienda, desarrollo comunitario, creación de puestos de trabajo y carreras profesionales.

Hay muchísimos estudiantes que se encuentran marginados porque no tienen una voz política. Beneficiaría a todos, independientemente de la raza, elevar el diálogo en torno a la educación pública y centrarse en soluciones que mejoren la situación de nuestros estudiantes y comunidades. El futuro de nuestro país depende de que nosotros responsabilicemos a los legisladores para que se ocupen de fomentar resultados exitosos para todos los niños. 

Este ensayo fue escrito por Layla Avila, Directora Ejecutiva de EdLoC; y Ana Ponce, Directora Ejecutiva de Great Public Schools Now. 

Lee también

Bachillerato ´online´ y en español en Los Ángeles

Niños migrantes: las secuelas de las que nadie habla

Aumenta el número de niños sin cobertura médica por primera vez en años

 

 

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.