Hombre judío pierde la vida en manifestación contra el conflicto Israel-Hamás

Las autoridades consideran que se puede tratar de un delito de odio

Ante la situación que se vive en el Medio Oriente con el conflicto entre Israel y Hamás, las protestas en el sur de California no se han hecho esperar, pero este domingo, Paul Kassler, un hombre judío de 69 años de edad perdió la vida.

Las autoridades dijeron que no descartan la posibilidad de que sea un delito de odio. Si es confirmado, este sería el cuarto crimen de odio contra la comunidad judía en el condado de Los Ángeles en lo que va del año.

“Durante la investigación en el lugar, las autoridades determinaron que, durante un altercado, el señor Kassler se había caído para atrás y había golpeó su cabeza en el suelo; aunque todavía no estaba claro qué fue lo que provocó la caída del señor Kassler”, dijo el martes en una conferencia de prensa, el sheriff Jim Fryhoff, del condado de Ventura.

El agente informó que hasta ese momento no podían calificar lo sucedido como un delito de odio, pero enfatizó que la averiguación continuaba y cualquier cosa podría pasar.

Agregó que el sospechoso fue identificado en el lugar de los hechos, entrevistado y había cooperado con las autoridades, incluso había confirmado que él había tenido un altercado con la víctima, pero no lo arrestaron porque no tenían suficiente evidencia para acusarlo.

Fryhoff detalló que el sospechoso también había dicho que él fue uno de los que marcó al 911 para que vinieran a auxiliar a la víctima.

No obstante, el Sheriff subrayó que ya habían obtenido información de testigos con versiones encontradas, y una de ellas fue que a la víctima la habían golpeado con un megáfono y eso había provocado su caída que más tarde provocaría su muerte.

A la pregunta de un reportero sobre si habían encontrado el megáfono, Fryhoff dijo que no.

En la misma conferencia, el Dr. Christopher Young, jefe médico forense del condado de Ventura, fue muy cuidadoso en explicar la forma en cómo había muerto Kassler.

“La autopsia demuestra heridas en su rostro y en la parte trasera de su cabeza”, explicó el médico. “Sus heridas son consistentes y típicas de una caída, además, las heridas internas también son consistentes con la caída, lo que produjo la fractura del cráneo, inflamación del cerebro y moretones en el cerebro”.

Subrayó que la causa de muerte ha sido certificada como trauma craneal y calificada como homicidio, no obstante, enfatizó que esa clasificación simplemente es un término médico legal que se le aplica, pero que no indica que se cometió un crimen, ya que eso lo determinará la oficina del fiscal del distrito.

Las autoridades dijeron que recibieron la llamada de emergencia alrededor de las 3 p.m., del domingo y cuando llegaron al lugar de los hechos, Kassler estaba consciente, así que fue llevado a un hospital local donde fue tratado y reportado en estado crítico, pero estable.

Fue hasta la madrugada del siguiente día cuando recibieron la llamada que indicaba el fallecimiento de la víctima, así que inmediatamente, las autoridades abrieron una investigación para dar con el autor del crimen y esclarecer el caso.

La Jewish Federation of Greater Los Ángeles se manifestó en la plataforma X, antes Twitter, que era devastador enterarse de la trágica muerte de Kessler.

“Estamos devastados de saber de la trágica muerte de una persona judía de la tercera edad que fue golpeado en la cabeza con un megáfono por un manifestante propalestino en Westlake Village.

“Nuestros corazones están con los familiares de la víctima, mientras esperamos más información de las fuerzas del orden. Recordamos que esta es el cuarto crimen antisemita en Los Ángeles este año.

“La violencia en contra de nuestra gente no tiene lugar en una sociedad civilizada. Demandamos seguridad y no toleraremos la violencia contra nuestra comunidad. Haremos todo lo que esté en nuestras manos para prevenirla”, dijo la Federación judía.

Por su parte el director ejecutivo de Council on American-Islamic Relations Los Ángeles (CAIR-LA), Hussam Ayloush, expresó su sentir y condenó lo sucedido.

“Estamos profundamente entristecidos por esta trágica e impactante pérdida. Nos sumamos a los líderes judíos locales para pedir a todas las personas que se abstengan de sacar conclusiones precipitadas, sensacionalizar tal tragedia para obtener beneficios políticos o difundir rumores que podrían aumentar innecesariamente las tensiones que ya están en un punto crítico”, expresó Hussam Ayloush.

“Urgimos a todos a esperar a que el Sheriff del condado de Ventura concluya sus investigaciones y no emitir conclusiones. Nuestros pensamientos están con la familia y la comunidad judía durante estos momentos tan difíciles”.

Ayloush indicó que apoyan el derecho a debatir políticamente, pero “CAIR-LA y la comunidad musulmana están con la comunidad judía y rechazan cualquier tipo de violencia, antisemitismo e islamofobia o cualquier demostración de odio”.


Mientras tanto, la alcaldesa de la ciudad de Los Ángeles, Karen Bass, emitió un comunicado el martes diciendo que condenaba la violencia y el antisemitismo.

«Lamentamos la muerte del hombre judío que murió después de ser herido durante una protesta en Thousand Oaks», dijo Bass. «A medida que los detalles emergen y se confirman, nos mantenemos firmes en la condena de la violencia y el antisemitismo”.

Agregó que esta muerte es un duro golpe para la región en un momento en que las tensiones continúan aumentando en todo el mundo.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos para garantizar que la violencia y el odio enfrenten responsabilidad y consecuencias”, subrayó Bass.

Las autoridades solicitaron al público fotos y videos que pudiera haber sido tomados en el lugar de la protesta frente a la embajada de Israel. El número al que pueden hablar es 1-800-222-tips.


Este artículo está respaldado en su totalidad o en parte por fondos proporcionados por el Estado de California, administrado por la Biblioteca del Estado de California en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de California sobre Asuntos Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico como parte del programa Stop the Hate. Para denunciar un incidente de odio o un delito de odio y obtener apoyo, vaya a CA vs Hate.

 This article is supported in whole or in part by funding provided by the State of California, administered by the California State Library in partnership with the California Department of Social Services and the California Commission on Asian and Pacific Islander American Affairs as part of the Stop the Hate program. To report a hate incident or hate crime and get support, go to CA vs Hate.

Autor

  • Agustín Durán

    Agustín Durán es un inmigrante que ha ejercido el periodismo en diferentes medios de Los Ángeles por 23 años y actualmente es editor de Metro de La Opinión. Es graduado de Ciencias de Comunicación en Ciudad de México y tiene una maestría en Comunicación Masiva de la universidad de Northridge. Es padre, esposo y es tan escéptico que no le cree ni a su madre cuando le dice ´te quiero´, se lo tiene que probar.

    Ver todas las entradas

Agustín Durán

Agustín Durán es un inmigrante que ha ejercido el periodismo en diferentes medios de Los Ángeles por 23 años y actualmente es editor de Metro de La Opinión. Es graduado de Ciencias de Comunicación en Ciudad de México y tiene una maestría en Comunicación Masiva de la universidad de Northridge. Es padre, esposo y es tan escéptico que no le cree ni a su madre cuando le dice ´te quiero´, se lo tiene que probar.

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo