‘El hilo común’, un mural dedicado a la comunidad judía que busca unir a las comunidades angelinas

La pintura es “hermosa y asombrosa”, dice la gente al pasar al ver el mural llamado “El hilo común”, (The Common Thread) inaugurado en junio en la comunidad Pico-Robertson, en el corazón de la comunidad judía de la ciudad de Los Ángeles.

“Representa nuestra herencia, nuestra religión y nuestra historia”, expresó David, un joven de unos 20 años, quien venía caminando por la calle Pico y da vuelta en la calle Grenville, justo donde se encuentra la obra de arte.

Era sábado, lo que significaba que muchos miembros religiosos de esta congregación pasarían el día en familia dentro de sus hogares o en alguna sinagoga cercana para celebrar el Shabat, el ritual de descanso que esta comunidad celebra cada sábado o cada sexto día de la semana.

David, quien caminaba con un amigo, expresó que a través del arte, todos podríamos reducir los prejuicios en contra de otros grupos que son diferentes, debido a que en los últimos años los crímenes de odio en contra de minorías, incluyendo la judía, siguen aumentando.

No obstante, el joven expresó que se sentía seguro de caminar por la calle donde vive, pero que si le gustaría que hubiera más patrullaje por parte de las autoridades; aunque enfatizó que nadie debería de sentirse intimidado y mucho menos dejar de practicar su religión por temor a que suceda algo.

“Nunca debes de tener miedo de practicar tu religión”, subraya. “Debes de tener confianza de practicar tus tradiciones abiertamente y nunca tratar de esconderlas”.

El mural

La obra de arte fue presentada gracias a la iniciativa LA vs Hate (Los Ángeles contra el odio) de la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles en conjunto con la Liga Antidifamación de Los Ángeles (ADL) y la Federación Judía del Gran Los Ángeles.

Lee también:   Monólogo angelino: Dos hispanos se encuentran en la Plaza Pershing, por Roberto Álvarez Quiñones

El mural, titulado “El hilo común”, fue diseñado por la artista Cloe Hakakian, una muralista iraní-judía y nativa angelina, quien con su talento entreteje una visión de la historia y la tradición judía junto con las memorias colectivas de los judíos angelinos.

La artista explicó que el mural representa a una madre encendiendo velas de Shabat, con sus llamas iluminando la escritura hebrea de L’dor V’dor, lo que significa «de generación en generación».

“Los pliegues de su pañuelo en la cabeza se convierten en viñetas que celebran la diversidad de judíos dentro de nuestra comunidad y las experiencias culturales compartidas a través del tiempo y el lugar”, explica Hakakian.

Además, detalla que en la obra “hay una niña pequeña sostenida en los brazos de su madre, mientras las generaciones mayores la respaldan, cada figura con un patrón de las diversas diásporas culturales del condado de Los Ángeles”.

Explica también que en la parte superior izquierda del mural, unas “huellas se mueven a través del desierto hacia un horizonte brillante, una metáfora de la migración, la curación y la resiliencia dentro de la comunidad judía”.

Y para terminar, la muralista detalla que en la parte superior de la obra, “las siluetas de los puntos de referencia culturalmente significativos del condado de Los Ángeles se sientan en el horizonte, recordando al espectador la gran comunidad dentro de la cual prospera la comunidad judía”.

Incrementan los delitos

La obra de arte, que cubre gran parte de una enorme fachada y que sería imposible ignorar caminando por el área, fue inaugurada en un momento en que reportes nacionales y estatales anuncian lo que precisamente quiere contrarrestar el mural, el incremento de los delitos de odio contra la comunidad judía y contra todas las comunidades.

A unas semanas en que el condado de Los Ángeles, organizaciones no lucrativas y miembros de la comunidad inauguran la obra de arte, el fiscal general del estado Rob Bonta indicó que en el reporte del 2021 al 2022 hubo un incremento de un 24 por ciento de delitos de odio contra esta comunidad, mismos que pasaron de los 152 a 189 respectivamente, un total de 37 delitos más.

Lee también:   Estar juntos por Octubre

De igual manera, la Liga Antidifamación de Los Ángeles anunció que a nivel nacional, en el 2022 se registraron 3,697 incidentes antisemitas, un 36 por ciento más en comparación con el 2021. Subrayaron que este es el número más alto de incidentes desde que empezaron a contabilizar los delitos anualmente en 1979.

Debido a la ascendencia en estos números, el condado de Los Ángeles está realizando esta temporada el Verano de la Solidaridad para crear murales que celebren las diferentes comunidades y culturas en todo el condado a través de asociaciones con organizaciones comunitarias.

Robin Toma, director ejecutivo de la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles, expresó que el arte público como el desplegado en el mural “El hilo común”, en honor a la comunidad judía, tiene el poder de compartir experiencias, crear conexiones humanas y elevar la solidaridad dentro y entre las comunidades.

Mientras tanto Jeffrey I. Abrams, director regional de ADL (Anti Difamation League, Liga Anti Difamación) Los Ángeles, expresó que en un momento en que se ve un aumento de antisemitismo y los mensajes de odio, es más importante que nunca resaltar la experiencia y las contribuciones de los judíos y otras comunidades.

“Sabemos que la exposición a otras culturas y experiencias puede reducir los prejuicios y el odio, y eso es exactamente lo que esperamos que logre este mural”, expresó Abrams.

Una personas judía de la tercera edad que había nacido en Egipto, criado en Israel y ya llevaba como 40 años viviendo e Los Ángeles, caminaba el pasado sábado por el mural y no pudó estar más de acuerdo con el director regional de ADL.

“Esperamos que el mensaje del mural llegue a todas las comunidades”, expresa. “Estoy seguro que mientras más nos conozcamos uno al otro, será más fácil vivir en paz”.

El próximo mural será en honor a la comunidad LGBTQ, inaugurado el 5 de agosto en el parque Bixby Park en Long Beach.

Lee también:   Una boda interracial en Los Angeles

 

Este artículo está respaldado en su totalidad o en parte por fondos proporcionados por el Estado de California, administrado por la Biblioteca del Estado de California en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de California sobre Asuntos Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico como parte del programa Stop the Hate. Para denunciar un incidente de odio o un delito de odio y obtener apoyo, vaya a CA vs Hate.

This article is supported in whole or in part by funding provided by the State of California, administered by the California State Library in partnership with the California Department of Social Services and the California Commission on Asian and Pacific Islander American Affairs as part of the Stop the Hate program. To report a hate incident or hate crime and get support, go to CA vs Hate.

Lee también

‘Unidad bajo el sol’, un mural que combate el odio

Pintores dan belleza a la carretera: un mural en un puente

 

Perfil del autor

Agustín Durán es un inmigrante que ha ejercido el periodismo en diferentes medios de Los Ángeles por 23 años y actualmente es editor de Metro de La Opinión. Es graduado de Ciencias de Comunicación en Ciudad de México y tiene una maestría en Comunicación Masiva de la universidad de Northridge. Es padre, esposo y es tan escéptico que no le cree ni a su madre cuando le dice ´te quiero´, se lo tiene que probar.

Escuelas comunitarias de California
Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Verificado por MonsterInsights