Tendencia

Un mural que da la bienvenida a todos

Miembros de la comunidad subrayaron que el arte es fabuloso, pero mientras no eliminemos las armas de las calles, dudan mucho que la violencia y los delitos de odio disminuyan, no solo contra la comunidad afroamericana, sino contra la comunidad en general

Hace dos meses, el Departamento de Justicia del de California anunciaba que del 2021 al 2022 los delitos de odio habían aumentado un 20%. La Policía de Los Ángeles reportaba que en ese mismo periodo en la ciudad, los crímenes de este tipo habían subido un 15%, siendo los delitos contra la comunidad afroamericana los que más habían aumentado, con un 36%.

Unidos contra el odio honrando las raíces del pasado

En noviembre también se inauguró en el condado de Los Ángeles la Semana Unidos Contra el Odio con la representación de un nuevo mural que celebraba a la comunidad afroamericana en el sur de la ciudad. El objetivo era tratar de contrarrestar con el arte todos esos crímenes cometidos contra este grupo en el estado.

También era el último mural de LA vs Hate y su Verano de Solidaridad que se convertía en llamado a la acción cívica local para detener la propagación del odio y la discriminación que sigue siendo una amenaza para las escuelas, vecindarios y lugares públicos.

Así que ese 11 de noviembre, en la avenida Carlton, en el sur de los Ángeles, en una pared de la parte trasera del Centro de la Tercera Edad Willowbrook, se inauguró el mural “It’s All For You”, o en español, “Es todo para tí”.

Brittney Price, artista de la obra, indicó que el mural era la conexión del pasado con el presente y al mismo tiempo la puerta de entrada al vecindario de Willowbrook, tradicionalmente afroamericano, pero que en las últimas décadas ha ido cambiando de demografía y ahora la mayoría de sus habitantes son de origen latino.

Lee también:   El sexo de la pluma y el género literario, por Luis Silva-Villar

«Las figuras históricas de Willowbrook… y de la comunidad afroamericana del condado de Los Ángeles están representadas dentro de un cuadro de elementos naturales, musicales, espirituales y arquitectónicos”, dijo la artista. “Es un homenaje a la rica cultura de este vecindario desde el pasado hasta el presente».

En la obra se puede apreciar a una mujer afroamericana sonriente y con los brazos abiertos, dando la bienvenida a la comunidad, rodeada de jóvenes conviviendo en el vecindario, artistas creando, niños jugando y unas mariposas que inspiran tranquilidad y paz.

También se pueden identificar al científico agrícola e inventor afroamericano que promovió cultivos alternativos de algodón, George Washington Carver (1864 – 1943); al arquitecto afroamericano Paul Revere Williams (1894 – 1980), conocido como uno de los principales diseñadores de casas del sur de California; o a la artista, compositora y poeta A.C. Harris Bilbrew (1891 – 1972), primera mujer afroamericana en cantar en un programa de radio en Los Ángeles; además de uno de los mejores basquetbolistas de todos los tiempos: Earvin ‘Magic’ Johnson Jr.

El arte ayuda a detener el odio pero las armas lo continúan

Manuel, un residente de la zona y quien diariamente camina por donde se puede apreciar el mural a la distancia, dijo conocer solo a ‘Magic’ Johnson.

“No conocía a la mayoría de las personas en el mural, pero es bueno que los pongan para que los vayamos conociendo”, expresó Manuel, trabajador de seguridad y originario de El Salvador, pero con más de 40 años viviendo en Estados Unidos.

“Creo que en la medida que vayamos aprendiendo parte de la cultura de este país, nos iremos conociendo más y respetando más”, aseveró. “Posiblemente de esa forma no haya tanta violencia”.

Manuel se refería a las constantes balaceras que se escuchan en el área, particularmente al este de la avenida Main sobre El Segundo Blvd., justo en los alrededores de donde se encuentra el mural.

Las constantes balaceras se escuchan en barrio de Willbrook, especialmente en la avenida Main sobre El Segundo Blvd, declaró Manuel, un vecino de la zona. / Foto: Agustín Durán. 

“Considero que así como nos enfocamos en el arte, nos deberíamos enfocar en eliminar las armas de las calles”, puntualizó. “Eso es lo que está matando a la comunidad afroamericana, latina y a todos”.

María, otra residente del área, pero que prefirió no dar su apellido, explicó que le parecía muy buena opción utilizar el arte para detener el odio y la violencia, pero estuvo de acuerdo con Manuel, mientras haya más armas que personas en Estados Unidos, las víctimas seguirán.

Lee también:   Naciones Unidas: la urgencia de desarrollar mecanismos operativos

“Nosotros no dejamos salir a nuestros hijos cuando está oscuro”, dijo la madre de cuatro menores de edad y originaria de Aguascalientes, México. “Es triste, pero no tenemos otra opción”.

Respecto al mural, dijo no conocer a ninguno de los líderes afroamericanos en la obra, pero que por lo menos se veía una pared colorida llena de historia y no grafito de las pandillas.

Francis, una mujer afroamericana de la tercera edad y que ha vivido en el área toda su vida, dijo que adoraba al mural, aunque le hubiera gustado verlo en la parte frontal del Centro de la Tercera Edad Willowbrook, para que más gente lo apreciara.

Explicó que el vecindario está cambiando y cada vez tiene más vecinos latinos, pero lamentó el incremento de los delitos de odio contra los afroamericanos y de igual forma, ella estuvo de acuerdo con Manuel y María, la violencia no se terminará mientras el acceso a las armas no se restrinja.“Creo que eso todos lo sabemos, pero nadie hace nada”, subrayó.

Comprometernos para terminar con el odio

El día de la inauguración, la supervisora de este distrito en el condado, Holly J. Mitchell explicó que el mural era la culminación de la unión de residentes de Willowbrook y el sur de Los Ángeles para rendir homenaje a la historia de sus comunidades al mismo tiempo que trabajan para crear un futuro mejor.

“No se me ocurre mejor momento que ahora para volver a comprometernos a poner fin a todas las formas de odio”, dijo la supervisora Mitchell. “Tengo la esperanza de que este mural sea un hermoso recordatorio de lo que es posible cuando somos lo suficientemente valientes para hacerlo”.

«La inauguración del mural «It’s All for You» de la talentosa artista Brittney S. Price es la culminación de la unión de residentes de Willowbrook y el sur de Los Ángeles para rendir homenaje a la historia de sus comunidades mientras trabajan para crear un futuro mejor.» Foto: Holly J. Mitchell

Este fue el quinto y último mural del programa Verano de Solidaridad de LA vs Hate con lo que se realizaron obras de arte en las comunidades judía, LGBTQ+, latina, indígena y finalmente afroamericana, algunos de los grupos más golpeados por los delitos de odio en California.

Lee también:   Mensaje auspiciado por el Condado de Los Ángeles: Una nota de la doctora sobre las vacunas

Esta serie de cinco murales en los cinco distritos del condado de Los Ángeles también busca recordar a los residentes el sistema de denuncia de odio del condado, donde cualquier persona puede reportar un acto de odio y recibir apoyo gratuito y confidencial llamando al 2-1-1 o presentando una denuncia. en línea en www.LAvsHate.org

Este artículo está respaldado en su totalidad o en parte por fondos proporcionados por el Estado de California, administrado por la Biblioteca del Estado de California en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de California sobre Asuntos Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico como parte del programa Stop the Hate. Para denunciar un incidente de odio o un delito de odio y obtener apoyo, vaya a CA vs Hate.

This article is supported in whole or in part by funding provided by the State of California, administered by the California State Library in partnership with the California Department of Social Services and the California Commission on Asian and Pacific Islander American Affairs as part of the Stop the Hate program. To report a hate incident or hate crime and get support, go to CA vs Hate.

 

Perfil del autor

Agustín Durán es un inmigrante que ha ejercido el periodismo en diferentes medios de Los Ángeles por 23 años y actualmente es editor de Metro de La Opinión. Es graduado de Ciencias de Comunicación en Ciudad de México y tiene una maestría en Comunicación Masiva de la universidad de Northridge. Es padre, esposo y es tan escéptico que no le cree ni a su madre cuando le dice ´te quiero´, se lo tiene que probar.

Escuelas comunitarias de California

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Verificado por MonsterInsights