lunes, julio 26, 2021
SociedadLos AngelesLos Ángeles después de Eric Garcetti

Los Ángeles después de Eric Garcetti

Cuando asumió el cargo en 2012 era el alcalde estadounidense más joven en un siglo. Tenía solo 42 años. También el primer judío y segundo latino consecutivo.

El periplo de Eric Garcetti al frente de Los Ángeles ha sido generalmente positivo. En una ciudad que se caracteriza por su diversidad cultural – vale decir, por las diferencias entre los distintos grupos étnicos – supo mantener ese sentido de unidad y pertenencia que le da identidad a nuestra ciudad.

Actuó con conocimiento de causa y atento al poder de la persuasión y el diálogo. Para ello le ayudaron sus largos años en el Concejo municipal, donde sirvió desde 2001, y como su presidente a partir de 2006.

Garcetti se cuidó de no ingresar en la crisis en la relación con sus fuerzas policiales como la que aqueja hoy al condado homónimo, donde la totalidad de la Junta de Supervisores está en un enfrentamiento frontal con el Sheriff. También evitó el descalabro del presupuesto que aquejó a su antecesor. Por otra parte, le han tocado al menos dos problemáticas que solo se pueden solucionar como parte de un histórico esfuerzo nacional.

Una es la cuestión de los homeless. Los problemas económicos han echado a la calle a decenas de miles de nuevos desamparados. Vemos sus carpas casi en cada esquina y  barrio.

La lucha contra el COVID-19 aún continúa. Está a la cabeza de las prioridades de las autoridades estatales, federales y municipales.

Llegará pronto el momento de hacer un balance más detallado de la gestión de Eric Garcetti. En cualquier momento, y a menos de que medie una sorpresa como que sea otro el preferido, el presidente Joe Biden podría anunciar el nombramiento del alcalde de 50 años al puesto vacante de embajador en la India. Luego lo debería confirmar el Senado.

Si se va a Nueva Delhi, ¿quién lo reemplazará?

El cargo de alcalde de Los Ángeles es  codiciado por muchos, alcanzado por muy pocos. El término de Garcetti concluye en diciembre de 2022 – para un total de nueve años y medio en lugar de ocho, por una ley que hizo las elecciones a la ciudad simultáneas con las nacionales. Las primarias serán en junio de 2022 y las elecciones el 8 de noviembre.

El Concejo Municipal podría decidir convocar a elecciones especiales, pero ello es poco probable porque complicaría aún más un cuadro complejo.

Entonces, la alcaldesa interina sería la presidenta del Concejo Municipal, Nuri Martínez, quien por otra parte ya declaró su interés por el cargo.

Otros potenciales interesados, serían el fiscal municipal Mike Feuer, y los concejales Kevin de Leon – una figura conocida y dedicada -, Joe Buscaino y Mark Ridley-Thomas.

Finalmente, como solución de compromiso se podría nombrar a un alcalde interino que solo complete el mandato de Garcetti, como el exalcalde Antonio Villaraigosa. O como Ana Guerrero. Ella ha sido la jefa de oficina del actual intendente desde que él asumió el cargo de concejal. Conoce muy de cerca los asuntos de la ciudad. No tiene, o no tenía, enemigos conocidos. Está entre los aspirantes.

El ambiente electoral se empieza a caldear. Detrás de las bambalinas surgen coaliciones y  la búsqueda de dinero. También comienza la caza de información negativa contra candidatos potenciales. Se da precisamente contra Guerrero la primera señal de lo negativo que puede ser la campaña.

Ana Guerrero Eric Garcetti
Ana Guerrero

Una nota en el medio más importante de L.A. alega que años atrás Ana Guerrero, mientras participaba en un grupo cerrado de Facebook, habló despectivamente de algunas personas de su entorno inmediato. La nota además menciona, como si ella tuviese algo que ver, una demanda contra otro funcionario por presunto abuso sexual. Esto parece un intento transparente de causarle problemas.  A todo esto Guerrero se disculpó. ¿Quién inició la campaña negativa?

El tiempo dirá si la candidatura de Ana Guerrero prosperará. Pero debe tener las mismas oportunidades de quienes, sin gozar de su experiencia, blanden sus cargos públicos como si fuesen atributos que los privilegian y catapultan.

Lee también

Protestas en Los Ángeles, tan diversas como la ciudad misma

Coronavirus, California: una semana de ansiedad en Los Ángeles

Algunos son más iguales que otros

Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

3 COMENTARIOS

  1. Gracias, Gabriel, por tu respuesta. Entiendo tu analisis, pero lo que me pasa es que veo la histiria y California ha sido el lugar de desarrollo de los grandes visionaros. Gran parte de las ideas innovadoras del ultimo siglo se pusieron en practica por estos lares. Tanto en el sector publico como privado. Viendo esto, uno espera que el intendente de L.A. sea algo mas que un buen administrador y un politico que trata de ser presidenciable… Y no veo esa vision en Garcetti. Un abrazo

  2. Hola Gabriel,

    Tengo una vision bastante distinta de nuestro intendente. La ciudad luce bastante mal. El problema de los homeless me parece que no es ajeno a su mandatoo. Despues de estar 8 años en su cargo y ver como se agiganto el numero de homeless anuncio con bombos y platillos una inversion de 1000 millones de dolares para solucionar el problema. Aun no ha hecho nada. En ese mismo tiempo, por poner un ejemplo, New York ha gastado 3000 por año en shelters. La diferencia es abismal. Creo que le ha faltado vision. En las manifestaciones del año pasado, en vez de ponerse al mando y realmente tratar de controlar la policia… les redujo el presupuesto…. Creo que los angelenos merecemos algo mejor…

    • Hola Andrés, y es un gusto saludarte.
      Mencionas dos tópicos: el problema de los sdesamparados o homeless y la violencia policial. Tiendo a estar de acuerdo contigo en el tema de la policía. La de Los Ángeles no se caracteriza por suavidad y solidaridad con la gente. Desde hace décadas que es un cuerpo militarizado. Desde donde está Garcetti el cuadro es el mismo que enfrentó Villaraigosa. Nueva York tiene 36,000 agentes y va creciendo. Viallaraigosa hizo de la meta de 10,000 agentes un pilar de su periplo. Lo logró por un breve lapso; el número al día de hoy sigue siendo poco menor: unos 9,300. Reducir el presupuesto lo confrontaría con el sindicato de agentes, por llamarlo de alguna manera aunque sindicato, no es. Hizo algo similar a Obama con la reforma migratoria. Obama deportó más que ninguno con la idea de congraciarse con suficientes republicanos para que voten con él en la reforma. Vana esperanza. Garcetti no es ni será el tipo que saldrá a la calle, aunque sus ideas se parecen mucho a las tuyas y las mías, es en última instancia un pragmático. De lo contrario no estaría en dónde está. Así que es cierto. Garcetti propuso incrementar el presupuesto del LAPD en 3%. Bueno: las reducciones al presupuesto policial debería empezar por revertir la politica de comprar excedentes de armas del ejército. Es una política nacional: el Pentágono empuja esas tanquetas y pertrechos de guerra para encargar nuevos. Se complica el asunto. Para un polítio con aspiraciones presidenciales – sí, las tiene – sería una sentencia fatal si opta por cancelar o reducir.
      Ahora, respecto a los homeless. No es nada que se pueda solucionar a nivel municipal. Si, se puede paliar, aliviar, y él lo ha hecho inaugurando unos centenares de unidades de vivienda gratis. Porque esa es la solución, o una de las soluciones parciales: la de que no tienen dónde dormir más que en las carpas.
      No por nada la Autoridad que se ocupa de los desamparados es una cooperación de la ciudad y el condado de Los Ángeles con sus más de cincuenta ciudades.
      Recuerdo una serie de notas que escribí sobre los homeless latinos de LA hace más de una década para La Opinión. Los números eran más altos, pero entonces ellos no estaban a la vista. Los buscábamos a orilla de los ríos y en las profundidades de los parques.
      Pero con el COVID saltó el número de personas que perdieron trabajos, ingresos, vivienda, familiares.
      Es una cuestión nacional o al menos estatal. Mirá como San Francisco en el pasado un refugio para los sin casa, venían de todas partes del país. Pero de sus ocho mil homeless, tiene solución de vivienda solo para menos de dos mil. ¿Y el resto? ¿Cuál es la solución?
      Muchos saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESDE LOS ANGELES

Autor

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES