Los inmigrantes no son un número sino historias humanas

Bajo el título “Crisis en la frontera: ¿cuáles son las opciones políticas dada la polarización?”, Ethnic Media Services (EMS) organizó una conferencia en la que se habló de una posible “nueva ola antiimigratoria” si Trump gana las elecciones en noviembre

Pilar Marrero, directora asociada de EMS, abrió la reunión del 26 de enero diciendo que “los Estados Unidos se enfrentan a nuevos flujos fronterizos de personas que buscan una vida mejor. Ante esto, el Partido Republicano ha adoptado una postura anti inmigratoria más extrema de lo habitual; mientras que su abanderado, el candidato Donald Trump, insiste en que “los inmigrantes envenenan la sangre” del país. Por su parte, los demócratas están preocupados por el posible impacto electoral de diciembre. ¿Cuáles son las propuestas actuales y cuáles podrían ser las consecuencias de otro ciclo antiinmigrante? Los panelistas del “zoom” intentaron dar respuesta.

Revisar la política de asilo

Angela Kelly, asesora principal de AILA (American Immigration Lawyers Association) y AIC (American Immigration Council) comenzó diciendo que “se ha estado hablando sobre los puntos claves en la frontera, y hemos llegado a la conclusión de que las políticas de asilo que se están dando en los Estados Unidos son muy desafortunadas. En el mundo tenemos países con problemas, y hoy es prioridad para nuestra organización conseguir dinero y seguir ayudando a Ucrania, pese a la reacción de Putin”.

-¿Qué proponen?

-Biden dice que debemos hacer lo mismo que se hizo con Afganistán, permitir que sus habitantes puedan entrar y conseguir su permiso de trabajo; algo similar a lo que pasa en el país con las personas que tienen DACA. Eso debe hacerse con los ucranianos pero también con las personas que están en la frontera. La idea es crear un camino legal de protección para con los damnificados en estas guerras.

-Mientras, la derecha pide el cierre de la frontera…

-Eso no se debe hacer. Lo primero es ver cuántas de las personas que entran al país, aplican para tramitar un cupo de asilo. Hay un gran número de visas de inmigrantes legales ya. Hay quienes se oponen a esto y dicen “¿por qué tenemos que hacer algo por Ucrania o México?”. Pero la inmigración ha cambiado en los últimos 30 años. Antes entraban de cuatro a cinco mil personas al día y hoy vemos hasta 11 mil. Las organizaciones de tráfico humano están más feroces que nunca, sobre todo desde Venezuela, Haití y Nicaragua.

Lee también:   Los camiones de Amazon y su doble mensaje

-¿Ha cambiado el fenómeno inmigratorio?

-Absolutamente. Hace unos años, sólo el 12% de inmigrantes llegaban al país por la frontera; ahora es el 51% y vienen de todas partes del mundo. Ya no son solamente jóvenes mexicanos. Hoy, nuestras políticas tienen dificultades para administrar este número. Así que se están pidiendo 12 mil millones de dólares para mejorar el sistema fronterizo, desde la recepción en todos los idiomas de los recién llegados hasta el alojamiento. Tenemos que organizar el fenómeno de esta nueva migración. El gobernador de Texas, por ejemplo, ha enviado a sus inmigrantes a otra parte. Y eso es intolerable para nosotros.

-¿Qué puede hacer la Casa Blanca?

-El camino de Trump era claramente la antiinmigración, pero la administración Biden creó muchos caminos legales para los inmigrantes, como darles opciones a las personas según su situación. Hoy la Casa Blanca no habla suficientemente de lo que se ha hecho porque el presidente no está tan cómodo con el tema. La narrativa es que la frontera está fuera de control y están entrando todo el tiempo; esa retórica es horrible. Nosotros esperamos resultados inmediatos pero hay que darle tiempo y esta administración está haciendo las cosas de otra manera. Habrá que hacer cambios en el sistema de asilo, que no está funcionando y la única forma es legislativamente. Necesitamos que los legisladores hagan leyes en el Congreso y no que hagan política.

“TENEMOS QUE ORGANIZAR EL FENÓMENO DE LA NUEVA INMIGRACIÓN. HACE UNOS AÑOS, SÓLO EL 12% DE INMIGRANTES LLEGABAN AL PAÍS POR LA FRONTERA. AHORA ES EL 51%. SE ESTÁN PIDIENDO 12 BILLONES DE DÓLARES PARA MEJORAR EL SISTEMA FRONTERIZO. EL CAMINO DE TRUMP ERA LA ANTIINMIGRACIÓN, PERO BIDEN CREÓ MUCHOS CAMINOS LEGALES PARA LOS INMIGRANTES COMO DARLES OPCIONES SEGÚN SU SITUACIÓN. NECESITAMOS QUE LOS LEGISLADORES HAGAN LEYES EN EL CONGRESO Y NO QUE HAGAN POLÍTICA”.
ANGELA KELLY

Un país a favor de los inmigrantes

Vanessa Cárdenas es directora ejecutiva de America´s Voice en Washington DC y comentó que “hay una política transformacional de Biden para que la gente ingrese a los Estados Unidos de forma legal. Hoy, muchos tienen la opción de acceder a una visa, pero en los últimos años, nuestro sistema inmigratorio no se ha actualizado. Y esa es una reforma que se impone”.

-¿Qué ha cambiado en la inmigración?

-Que hay más dificultades económicas en la región, pero también mucha inmigración por razones ajenas a lo económico, como lo es el cambio climático. También hay presiones globales que nos ha llevado a esta situación desde hace ya diez años.  En 2016, por ejemplo, se hablaba todo el tiempo de los inmigrantes mexicanos y en 2020 se usaba el tema de la inmigración no como solución sino como una táctica organizada para generar odio en la población. Trump promete volver a políticas de antiinmigración y eso sería un gran atraso.

Lee también:   Los inmigrantes no pueden esperar

-¿Hay racismo inmigratorio en el país?

-Muchos estadounidenses están preocupados por lo que pasa en la frontera con México, pero también la mayoría quiere algo progresista, un orden pero con mucho humanismo y un sistema legal compasivo como el de los demócratas. Estados Unidos es un país de inmigración, y más del 80% aceptan a las personas que tienen DACA. Además, hay un gran apoyo para los trabajadores del campo. Cuando Biden llegó al poder, hizo cambios importantes que quizás no fueron muy visibilizados. Hay historias de la frontera que no estamos contando.

-¿Qué hay de los republicanos?

-Todos recordamos las divisiones que generó Trump, que no diseñó políticas migratorias ni trajo soluciones. Y además, insiste que si vuelve a la presidencia habrá deportaciones masivas y encarcelamientos. Estamos enfrentando una amenaza a nuestra comunidad, ya que ellos decretarán quiénes pueden ser americanos y quiénes no. Hoy el gobernador de Texas, Greg Abbot, con el apoyo de Trump, está diciendo que deben rechazar el mandato de la Corte Suprema. Son señales muy peligrosas para nosotros y esto va más allá de nuestras comunidades. Es una amenaza no sólo para los inmigrantes sino para toda la convivencia constitucional en el país.

-¿Qué hay del programa Parole?

-Creo que es un modo de continuar hacia adelante. Muchos voluntarias y grupos de las iglesias ofrecen sus casas a quienes tienen Parole. Hay mucha compasión y sentimiento pro inmigrante en este país. Debemos promover un sentido de humanidad y entender que la inmigración es un beneficio para los Estados Unidos porque revitaliza la economía. No se la debe enfocar como algo negativo. Nuestra organización cree que debe poner límites y requisitos a las entradas, y es algo en lo que estamos trabajando, pero siempre desde el respeto y la compasión. Desafortunadamente, hay un partido político en el país que promueve el miedo y el odio.

“TRUMP NO DISEÑÓ JAMÁS POLÍTICAS MIGRATORIAS, SÓLO MEDIDAS EXPULSIVAS E INSISTE QUE SI VUELVE A LA PRESIDENCIA HABRÁ DEPORTACIONES MASIVAS Y ENCARCELAMIENTOS. ESTAMOS ENFRENTANDO UNA AMENAZA A NUESTRA COMUNIDAD. DESDE NUESTRA ORGANIZACIÓN, PROMOVEMOS UN SENTIDO DE HUMANIDAD Y COMPASIÓN, ENTENDIENDO A LA INMIGRACIÓN COMO UN BENEFICIO PARA LOS ESTADOS UNIDOS. LAMENTABLEMENTE, HAY UN PARTIDO POLÍTICO QUE PROMUEVE EL ODIO Y EL MIEDO”.
VANESSA CÁRDENAS

Bienvenidos, indocumentados, al estado de California

Lupita Martínez es miembro de la Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Ángeles (CHIRLA). Y esta es su visión de la situación actual.

“En la ciudad de Los Ángeles siempre hemos visto un gran flujo de inmigrante y eso no es nuevo. Somos un estado fronterizo y vemos caravanas de gente todo el tiempo», explica Martínez. «Lo que ha cambiado son los caprichos políticos de Texas o Florida, que están deportando a los inmigrantes. Pero nosotros los hemos traído en bus o en trenes hasta aquí, donde seguimos respetando el título 42 para proteger los derechos de las personas inmigrantes o refugiadas. De hecho, nos juntamos con otras organizaciones como Carecen o Esperanza, creando el L.A Welcome Collective”.

Lee también:   Para frenar migrantes, militarizan frontera entre Panamá y Colombia

-¿Cuántos autobuses recibieron ya?

-El primer bus de Texas llegó en junio de 2023 y hasta la fecha, hemos recibido 39 buses. La idea es darles la bienvenida a los recién llegados con dignidad. Muchos han tenido experiencias muy desafortunadas, como no poder bajarse del bus en 20 horas ni poder comer. Hemos visto niños muy cansados por el viaje y gente que ha pasado por experiencias estresantes. Cuando llegan a L.A tenemos atención médica y traducción. Y los llevamos a un centro de bienvenida para ofrecerles otros servicios y darles una orientación, ya que muchos quieren ir a otros lugares como San Diego o San José; sólo el 3% se queda en L.A. Los acompañamos en el trayecto para que puedan llegar sanos y salvos. Pero si se quedan, entran en nuestro servicio de gestión de casos y escolaridad.

-¿Cómo se están gestionando?

-Con fondos de la ciudad, donaciones de privados y el apoyo de muchas organizaciones como Carecen, que nos ayuda con muchas necesidades básicas. Otras empresas nos proveen el agua o la vivienda. Tratamos de mejorar nuestra infraestructura permanentemente porque no queremos rechazar a nadie y los tiempos están cambiando. El alcalde nos apoya muy mucho también.

-¿Una conclusión?

-Los inmigrantes no son un número sino una historia humana, generalmente de violencia, pobreza y desgracia. Una vez llegó una mamá con dos niñas. Desafortunadamente, el papá se había ahogado al cruzar el río y las nenas lo vieron morir. ¿Cómo se les puede decir a esas personas que no tendrán asilo?

“TEXAS Y FLORIDA ESTÁN DEPORTANDO INMIGRANTES, PERO NOSOTROS LOS RECIBIMOS AQUÍ, DONDE SEGUIMOS RESPETANDO EL TÍTULO 42. NOS JUNTAMOS CON OTRAS ORGANIZACIONES COMO “CARECEN” Y “ESPERANZA”, Y CREAMOS EL “L.A WELCOME COLLECTIVE”. DESDE JUNIO HEMOS RECIBIDO 39 BUSES. LA IDEA ES DARLES LA BIENVENIDA A LOS RECIÉN LLEGADOS CON DIGNIDAD. MUCHOS HAN TENIDO EXPERIENCIAS MUY DESAFORTUNADAS, COMO NO PODER BAJARSE DEL BUS EN 20 HORAS NI PODER COMER. CUANDO LLEGAN A L.A TENEMOS ATENCIÓN MÉDICA Y TRADUCCIÓN. UNA VEZ LLEGÓ UNA MAMÁ CON DOS NIÑAS. EL PAPÁ SE HABÍA AHOGADO AL CRUZAR EL RÍO Y LAS NENAS LO VIERON MORIR. ¿CÓMO SE LES PUEDE DECIR A ESAS PERSONAS QUE NO TENDRÁN ASILO AQUÍ?”.
LUPITA MARTÍNEZ

Escuelas comunitarias de California

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Verificado por MonsterInsights