Os Mutantes: renacer y tranformación

Os mutantes: renacer y tranformación
Os Mutantes. Foto de Nino Andres

Vuelve la mística banda brasileña de rock

“Es fantástico, me asombra”, dice Sergio Dias, líder de Os Mutantes, en entrevista telefónica. “La música tiene vida propia, no?” Dias trataba de explicar el renovado éxito de la banda que, surgida en 1966 en San Pablo, Brasil, no transcendió los límites de las fronteras nacionales, hasta que, como el ave Fénix, renació de sus cenizas.

La banda original, integrada por los hermanos Arnaldo Baptista y Sergio Dias, con la voz de Rita Lee, pasó a integrar el movimiento musical llamado “Tropicalia”, que unificaba el rock con la música tradicional brasileña. Destacados músicos brasileños como Caetano Veloso y Gilberto Gil colaboraron con Os Mutantes, que además de su impactante música se destacaban por el extravagante atuendo de sus integrantes.

En 1972 Rita Lee se separa de la banda para continuar su carrera como solista, que llegaría a ser muy exitosa. Os Mutantes continúa en una línea de rock progresivo hasta su disolución en 1978.

Aunque tuvo poco éxito comercial fuera del Brasil, Os Mutantes influyó en músicos internacionales como David Byrne, Beck Hansen, Kurt Cobain y Devendra Banhart. Incluso más tarde, el vocalista de Radiohead, Thom Yorke destacó a la banda brasileña como “inspiradora”.

Lea también / Read Also
Sandro y Coronda, un amor de verano

En 1998, Beck lanzó el álbum “Mutations” que incluye el sencillo “Tropicalia”, en homenaje a la disuelta banda brasileña. Estas influencias se transformarían en presiones y en 2006 Os Mutantes se reunifican y realizan una presentación en Londres, seguida por miles de fans. Como consecuencia de ello, son invitados a presentarse en Estados Unidos y Brasil.

“Los jóvenes son la razón por la cual volvimos”, dice emocionado Dias. “Hemos cambiado mucho, pero nunca soñé que esto podría pasarnos”. La banda parece haber cambiado tanto como lo indica su nombre: Los Mutantes. Mutar es cambiar, mudar, transformarse. Un proceso natural en la música. “Aunque a mí me gustaría que nos asocien con el caleidoscopio, porque también es color”, dice Dias, quien disfruta el diálogo, mezclando español e inglés.

Las letras de las canciones de Os Mutantes, como su vestimenta, parecían extrañas, aunque traslucían inconformismo, crítica y pasión juvenil. Ingredientes que no gustaban al gobierno de Brasil, país que padeció una feróz dictadura militar de 1964 a 1985. Muchos artistas fueron expulsados del país, mientras que miles de activistas de los derechos laborales y humanos eran asesinados. Os Mutantes sortearon la censura “disfrazando” tanto su música como su imagen.

Lea también / Read Also
MAXIMAS Y MINIMAS: Aquel filósofo se queja de que su mujer no lo comprende

Después de la disolución de la banda en 1978, Dias emigró primero a Italia y después vivió 10 años en Nueva York, donde trabajó en producciones musicales. Y ahora, Os Mutantes estrenan su nuevo CD, “Haih”.

“El nombre quiere decir ‘cuervo’ en lengua indígena Shoshone e incluimos temas muy variados en el CD”, afirma Dias. Por ejemplo, “Himnos del Mundo” es una edición de varios himnos, especialmente de Brasil, EE.UU. y Rusia.

“Empieza con un discurso de Putin (presidente de Rusia), sabes…. Estados Unidos se ve muy solo sin la Unión Soviética”, dice Dias con un toque de picardía.

Uno de los temas más significativos es “Samba a Fidel”, donde Os Mutantes mezclan tonos, idiomas y mensajes políticos. Dias parece divertirse al hablar de la canción, de la cual no devela el mensaje. “Es como mucha de nuestra música, algo de ‘collage’ también hablamos de Brasil, los argentinos, Bush y Obama”. La compuso en Miami, dice, cuando los rumores de la muerte del líder cubano Fidel Castro llenaban los medios de prensa en esa ciudad. Acorde con el tema, Dias se pregunta qué está pasando con el mundo.

Lea también / Read Also
El siniestro mensaje del autócrata Trump

Aunque prefiere volver a la música. “En Brasil la música tiene personalidad pero es flexible, recibe e integra muchas corrientes”.

Respecto al contexto de Os Mutantes en la música de rock de Sudamérica, Dias expresa frustración. “Nunca nos invitaron a Argentina”, dice, aludiendo a la gran rivalidad futbolística entre ambos países. Pero insiste. “Argentina tiene tradición de rock y de gran música, por ejemplo Piazzola. El tango siempre nos ha llegado”.

¿Qué esperar de la nueva era de Os Mutantes y las expectativas que despiertan sus presentaciones? ”Somos honestos. Presentamos nuestra música a la gente y queremos que disfruten”, dice Dias.

Comments are closed.