Limitan derecho a albergue para migrantes en Nueva York

Las nuevas regulaciones estipulan que los residentes solteros que no tengan niños no pueden quedarse más de 30 días, a menos que prueben circunstancias excepcionales

En la ciudad de Nueva York, muchos inmigrantes que han estado viviendo en albergues están siendo desalojados. Una situación que no solo causaría problemas directamente a los afectados, sino que puede resultar en consecuencias sociales como el incremento en el número de gente durmiendo en la calle con las repercusiones múltiples que esto conlleva.

Nueva York es una ciudad santuario desde 1989 que, de acuerdo a sus ordenanzas, tiene que proveer albergue a cualquier persona que lo solicite.

Pero la crisis migratoria que se experimenta en la frontera sur, también se ha extendido a otras ciudades del país con serias consecuencias. Y en el caso de Nueva York, los $1,450 millones de dólares que se gastó en los migrantes en 2023, no fueron suficientes. Nada sorprendente considerando que se estima que desde 2022 han arribado a la ciudad nada menos que 170,000 migrantes.

La mayoría ha llegado por sus propios medios, pero otros en autobuses que han sido fletados por los gobiernos de Texas y Florida en lo que ha sido caracterizado como una vendetta de gobernadores republicanos que quieren resaltar la ineficiencia de Washington en resolver la actual crisis migratoria y castigar a las ciudades santuarios.

Algunos son migrantes de Venezuela, Ecuador y otros países latinoamericanos que arriban a Estados Unidos escapando persecución política, abuso policial, la amenaza de pandillas, miseria económica. Pero ahora también los hay de diferentes países africanos y asiáticos.

La mayoría han cruzado la frontera y, de acuerdo al derecho internacional, han pedido asilo. Las autoridades migratorias los han procesado y ahora deben aguardar los documentos que les permita trabajar y, aún más importante, la cita judicial en la que se decidirá su pedido de asilo. Esto implica una espera que, dado los recursos limitados y los pocos jueces migratorios existentes, a veces puede durar años.

Con más de 65,000 migrantes en los refugios y con casi 1,000 nuevos solicitantes de asilo llegando cada semana, para la ciudad de Nueva York esto se ha transformado en una pesadilla logística. Consecuentemente, el endurecimiento de posiciones de las autoridades que argumentan que simplemente no pueden alojar a migrantes por tiempo indefinido. Después de todo, recuerdan, Nueva York ha provisto albergue a casi 200,000 migrantes desde la primavera de 2022.

Las autoridades habían peticionado a un tribunal ya en octubre que suspendiera el “derecho al albergue”, pero grupos defensores de los derechos de inmigrantes se opusieron a la medida. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo en marzo que estableció las nuevas reglas.

Las nuevas regulaciones estipulan que los residentes solteros que no tengan niños no pueden quedarse más de 30 días, a menos que prueben circunstancias excepcionales. Anteriormente era solo una cuestión de renovar la estadía mes a mes.

Entre las circunstancias excepcionales que evitarían el desalojo están el haber firmado la renta de una propiedad, tener un procedimiento médico serio, tener una cita con las autoridades migratorias, estar por irse del estado dentro de 30 días o, también, si se puede demostrar que se está haciendo un esfuerzo significativo en encontrar alojamiento pero que se necesita un poco más de tiempo.

De casi 200 migrantes que habían solicitado una extensión, en base a circunstancias excepcionales, hasta el miércoles 22 de mayo se habían aprobado 118, de acuerdo a la alcaldía.

Los grupos de protección de los derechos de los migrantes, que están siguiendo de cerca los eventos, estiman que  15,000 migrantes adultos podrían ser afectados.

Otras ciudades del país, que también han sido impactadas por el flujo masivo de migrantes, han desarrollado diferentes planes para confrontar la situación.

En Denver las autoridades locales diseñaron un proyecto para proveer asistencia a los migrantes que incluye alquileres de apartamentos por seis meses y entrenamiento laboral para quienes aún no han recibido los documentos que les permita trabajar. Por otro lado, en Chicago, en donde desde 2022 arribaron 42,000 migrantes, en marzo se implementó un límite de 60 días para los migrantes adultos, sin opción de renovación. En Massachusetts, a partir de junio, las familias no pueden estar más de nueve meses.

– – –

Este artículo fue apoyado en su totalidad, o en parte, por fondos proporcionados por el Estado de California, administrados por la Biblioteca del Estado de California y el Latino Media Collaborative.

This article was supported in whole, or in part, by funds provided by the State of California, administered by the California State Library and the Latino Media Collaborative.

Autor

  • Martín Ocampo

    Escritor y periodista de Paysandú, Uruguay, quien actualmente reside en Nueva York, EE.UU., en donde ha trabajado en diversos medios. Su corazón es charrúa y su pluma es latina.

    Ver todas las entradas

Martín Ocampo

Escritor y periodista de Paysandú, Uruguay, quien actualmente reside en Nueva York, EE.UU., en donde ha trabajado en diversos medios. Su corazón es charrúa y su pluma es latina.

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo