sábado, septiembre 18, 2021
Hispanic L.A.PoliticaMéxicoOtra teoría conspirativa: que...

Otra teoría conspirativa: que López Obrador no se va

Las redes sociales se han llenado de teorías conspiratorias, lo cuál no debería preocuparnos demasiado. A final de cuentas estas siempre han existido. La gente tiene que entretenerse con algo, aunque sea con tonterías. Juegan con la noción de que un rayo láser judío provocó los incendios en California. Así lo sostuvo una congresista estadounidense de ultra derecha y debemos agradecerles que nos den materia para reírnos.

Si la tontería quedara ahí las cosas serían sencillas. Pero el problema es que han arrastrado a algunos “científicos sociales”. El entrecomillado es deliberado, porque de científicos tienen solamente aquello de que se dedican a las “ciencias” sociales. Que con ellos han perdido lo científico.

Algunos componentes de este discurso son: basarse en información falsa, reinterpretaciones burdas y toscas de la historia y de la realidad. Y por supuesto la especulación. Esta, según el diccionario es “Idea o pensamiento no fundamentado y formado sin atender a una base real”.

Entre las especulaciones que se han armado alrededor del gobierno del presidente de México Andrés Manuel López Obrador es que buscará reelegirse.

Desde que inició su gobierno el presidente ha negado sistemáticamente que quiera reelegirse. Aún más, ha reafirmado que terminando su sexenio se va a su rancho, lo que tira la versión de que quiere convertirse en líder moral de su partido. Hasta ahora no ha dado muestra de mentir. Luego entonces la especulación se desata como parte de la guerra sucia que lo persigue desde 2006.

La versión de la reelección ahora se ha modificado con que buscará extender su mandato. Tema en el que el gobierno tampoco ha dado indicaciones de estar interesado.  Así que debemos suponer lo que creemos que piensa el gobierno, para de ahí alimentar la especulación que trata de disfrazarse de análisis.

Y llegamos entonces a las correlaciones espurias. Según el diccionario espuria es “que es falso, ilegítimo o no auténtico”. El congreso mexicano aprobó una reforma judicial elaborada mayormente por el poder judicial y de última hora se le agregó a la ley un artículo transitorio para extender la presidencia en la Suprema Corte de Justicia.

De ahí se arrancaron a decir que el presidente violó la Constitución y que los legisladores deberían respetar a la Constitución como si estuviera escrita en piedra y se desconocieran los 720 cambios que ha sufrido, entre los que destacan los artículos 73 (facultades del Congreso), 123 (trabajo), 27(régimen de propiedad) y 89 (facultades del Ejecutivo), que se han modificado 144 veces.

Pero la especulación espuria avanza llegando a sugerirse que de pasar la extensión, porque todavía la Suprema Corte debe determinar su constitucionalidad, sería la señal de que AMLO buscará extender su mandato. Como si ambos puestos fueran lo mismo, como si la política fuera una simple proyección lineal de un evento a otro, y como si las condiciones políticas no cambiaran. A necesariamente lleva a B, o lo que es lo mismo que confundir gimnasia con magnesia.

Pero hay varios eventos que se atraviesan entre los dislates de una oposición que no encuentra caminos para golpear al presidente.

El primer evento es la elección intermedia de junio que para algunos será una especie de referéndum, no solamente si MORENA mantiene la mayoría, sino si la oposición logrará imponerse para generar una parálisis de tres años.

El segundo evento es la consulta popular por medio de la cual el presidente busca una validación social amplia sobre su gestión, habiendo ofrecido que de no superar la prueba se retiraría, situación política inédita en el país.

La especulación espuria busca minar los elementos cohesionadores del sistema y con ello atenta contra la democracia. La ciencia puede y debe ayudar a nivelar el terreno, pero se enfrenta a posturas irracionales, y un pseudodebate que busca alejarse de la realidad para modificarla con una intencionalidad facciosa, y por ende, busca destruir; mientras que la ciencia busca exactamente lo contrario, la construcción a partir de análisis objetivo.

Mientras tanto, las ganancias y pérdidas en el sistema se distribuyen asimétricamente, y con esto las satisfacciones y sufrimientos, todas malas señales para la democracia.

Visitas de hoy a esta página: 81
Ultima hora 3
Hispanic L.A. últimos 30 días: 445639
Samuel Schmidt
Investigador visitante en UT Austin. Chair, International Advisory Board for Immigration Studies. U.S.-Mexico Research Program. UCLA. Director asociado de la revista Araucaria. Director del semanario El Reto. Testigo experto en juicios de asilo político y para frenar deportación de mexicanos en Estados Unidos. Posdoctorado en Historia, University of California, Los Angeles. Doctor en Ciencias Política (UNAM). 35 libros publicados y más de 1,000 artículos. Traducido al inglés, francés e italiano. Pionero en varias áreas de investigación: análisis de redes políticas, estudios sobre humor político, democratización en México, temas fronterizos (agua, migración y seguridad) y sobre Crimen Autorizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Desde Los Angeles

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Relacionado

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES