martes, diciembre 10, 2019

Etiqueta: ICE

Como aprendí a amar Los Angeles

Este dos mil nueve, cumplo quince años de vivir en Los Ángeles. Mi pueblo natal no sobrepasa los doscientos mil habitantes, así que convertirme en angelino se convirtió en una experiencia totalmente diferente. Guantánamo es capital de una provincia pequeña adonde la vida tiene un ritmo y un acontecer mucho más calmado que la de mi nueva ciudad adoptiva.

El hombre que vino de Nueva York, un cuento de Julio...

El día que lo guaché por primera vez venía acompañado de muchas maletas, un carro viejo y una corbata elegante. Todas las chavas se le quedaron mirando y dijeron ¡guao! ¡Qué tipazo this new guy!

Una Chilanga del Inland Empire en el DF

Es chilango quien sabe que en "La Marquesa" se comen las quesadillas de hongos y huitlacoche, que puede ingerir de pie los tacos al pastor con piña o de cabeza o de lengua de res con su salsa verde, que ha comido esquites con epazote...

Aprendiendo de las crisis argentinas

Si los argentinos lograron recuperar la estabilidad política y económica en relativamente tan poco tiempo, con mayor razón Estados Unidos también lo puede hacer.

Futuro incierto para pequeños transportistas

Mi trailer cuesta entre 9 y 10 mil dólares, ¿cómo voy a comprarme uno nuevo que cuesta entre 90 y 100 mil dólares?

Espiral al infierno, un cuento de José Manuel Rodríguez

Después de eso vino el laberíntico encontrarlo en alguna de las muchas prisiones, centros de detención les llaman, que empresas privadas manejan a nombre del gobierno.

Un asesino como espejo

Quizás lo más aterrador radica en que Pardo no era un criminal. No robaba. No usaba drogas. Era un hombre común y corriente. Es decir: puede pasar en cualquier parte, en cualquier momento.

Qué fin de año

La relación amorosa entre cadenas de tiendas al por menor y consumidores está en un mal momento. No se quieren. Y su lugar de encuentro, su escondrijo, el mall, se cierra, se desploma, se convierte en un agujero negro de frustración.

Carteros en Navidad

Entonces, ¿no bajó el nivel de envíos, intercambio, estafetas y buenos deseos... de ventas este año, con crisis y todo? Silencio y después: "Y... todavía no lo veo. Quizás en los próximos días".

Una lección de macroeconomía

Trabaja en una planta que procesa cartón reciclado para enviarlo a China. “Los chinos ya no compran nada, porque ya no venden nada”, me explicó. Este hombre acababa de darme una lección de macroeconomía.

Ensayo de crónica de la brutalidad

Ya vendrán los números. Mientras tanto, es una impresión anecdótica, y dolorosa.  A medida que se profundiza la crisis económica, el tejido social -la...

Los Angeles, regalo de los freeways

Para llegar a cualquier parte, debemos recorrer distancias que se miden en tiempo. Para ver a mi madre. Para llevar al niño a la escuela. Para ir al trabajo. Para visitar amigos. Para ir al cine. Las supercarreteras nos salvan. Pero también nos condenan a una vida de encierro y angustia.

Estamos en Facebook

4,521FansMe gusta
2,450SeguidoresSeguir

Publicaciones recientes

Mi salud como objeto de mercado, por Samuel Schmidt

El capitalismo salvaje arrasa con la salud, la gente está más propensa al abuso. Es obligación del Estado poner coto a esa ambición que está cobrando vidas

Publicaciones al azar