¡Apareció Palabra Abierta número 6!

Aparece palabra abierta número 11

***

Hoy se publicó el número 6 de Palabra Abierta con la esperanza de entregar un contenido estimulante, cargado de nuevas proposiciones de lecturas en los géneros de poesía, cuento, reseña y ensayo. En mucho, nuestro esfuerzo esta vez se dirige a reconocer la necesidad imprescindible y sagrada de la libertad de expresión en las creaciones artísticas y literarias.

El ser humano, lo mismo que recurre a la comunicación para vivir, así necesita de la libertad para moverse y expresarse. La comunicación y la libertad son alimentos vitales para el alma, como el aire y la comida lo son para el cuerpo. En esta ocasión queremos recalcar que este tema es uno de los objetivos inherentes a nuestra página y constituye uno de los principios de donde proviene su nombre de Palabra Abierta.

El Editorial “Imagen y palabra en la libertad de ser”, de Manuel Gayol Mecías, habla de reconocer la creación artística y literaria como derecho de entrega recíproca entre autor y receptor, y condena cualquier tipo de censura en su contra.

Seguidamente Dalia Fernández, en “Teresa Lascano: la pintura en la construcción de la ciudad”, analiza la obra de esta pintora argentina y su imaginario citadino en distintas dimensiones como variantes de un laberinto en correspondencia con la persona.

De inmediato, los poemas de “Tener un ángel es bueno”, de María Luisa Lázzaro, nos traen inusitados temas que entretejen una sublime hondura de deseo muy humano hacia la vida misma, en los que resaltan la delicadeza y originalidad de sus versos.

Por su parte, Doribal Enríquez nos ofrece “Todavía es siempre”, una poesía que fluye en apariencia coloquial, pero que derrama humanidad profunda en símbolos de imágenes desconcertantes. Sus sencillos versos saben a esperanza.

“El camino a casa”, de Rogelio Saunders entrega imágenes pautadas por versos cortos que van haciendo ritmo en al andar histórico de la existencia humana. Es un bello poema río en el que el ser trashume las eras del mundo.

La poesía también es hermosa al convertirse en un péndulo entre un lenguaje y otro, al ir de la ternura a las resonancias de los vocablos digitales entre el español y el inglés. De aquí los poemas de Edith Lomovaski en su “Homenaje a la caligrafía efímera”.

La delicadeza, la ternura y una exquisita presencia de un afecto íntimo por la vida toman cuerpo en los poemas de “Heredad de Tierra”, de David Torres. Es como la búsqueda y el roce sublime con la luz en medio de un ensueño.

Entramos entonces en el género del cuento, para saborear la fluida solidez de un relato de Margarita Belandria, “En Totumos”, que propone un recuento irónico y paradójico de lo que puede ser un amo y señor de cualquier región latinoamericana.

A continuación María Eugenia Sáez presenta su original relato sobre Henri Charriere, alias Papillon, “Mariposa de piedra”, en el que se refleja la sensibilidad de un protagonista que además de histórico ha pasado a ser leyenda.

En otro sentido los dos cuentos de María de los Ángeles Esteves, “El oráculo” y “Beatriz”, proponen, cada uno, un entrecruzamiento entre lo fantástico y lo que tradicionalmente se entiende por realismo. El efecto de ambos relatos es inquietante.

En lo que respecta al cuento clásico, “Macario”, de Juan Rulfo, es una válida opción para recordar los grandes valores de la narrativa hispanoamericana en la propia voz de un personaje muy característico de cualquiera de nuestros pueblos.

En lo tradicional, damos paso a “Katia ‘la suave’”, la estampa de una jinetera (prostituta) y un español que, en medio de una jocosa jerga isleña, descubre uno de los peores dramas políticos y humanos que vive la juventud cubana.

En el ámbito crítico contamos con cuatro breves reseñas de José Antonio Velasco, en las que se nos crea el interés por obras de J. D. Salinger, William Ospina, Peter Mathiessen y Paul Auster. Son breves interpretaciones que atrapan por su lucidez.

Por último, la reseña crítica de Ligia Minaya, “Ha muerto Miguel Delibes”, resalta la sencillez de este gran escritor español y la sin par descripción que hacía de lugares y personajes, así como la importancia que tuvo su obra para la literatura española de todo el siglo XX.

***

Lea también / Read Also
MAXIMAS Y MINIMAS: El que habla un idioma imperfecto es porque habla otro perfecto
Manuel Gayol
Acerca de Manuel Gayol 55 Articles
Manuel Gayol Mecías Escritor y periodista cubano. Editor de la revista literaria online Palabra Abierta (http://palabrabierta.com). Graduado de licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana en 1979. Fue investigador literario del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas (1979-1989). Posteriormente trabajó como especialista literario de la Casa de la Cultura de Plaza, en La Habana, y además fue miembro del Consejo de redacción de la revista Vivarium, auspiciado por el Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana. Ha publicado trabajos críticos, cuentos y poemas en diversas publicaciones periódicas de su país y del extranjero, y también ha obtenido varios premios literarios, entre ellos, el Premio Nacional de Cuento del Concurso Luis Felipe Rodríguez de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) 1992. En el año 2004 ganó el Premio Internacional de Cuento Enrique Labrador Ruiz del Círculo de Cultura Panamericano, de Nueva York, por El otro sueño de Sísifo. Trabajó como editor en la revista Contacto, en 1994 y 1995. Desde 1996 y hasta 2008 fue editor de estilo (Copy Editor), editor de cambios (Shift Editor) y coeditor en el periódico La Opinión, de Los Ángeles, California. Actualmente, reside en la ciudad de Corona, California. OBRAS PUBLICADAS: Retablo de la fábula (Poesía, Editorial Letras Cubanas, 1989); Valoración Múltiple sobre Andrés Bello (Compilación, Editorial Casa de las Américas, 1989); El jaguar es un sueño de ámbar (Cuentos, Editorial del Centro Provincial del Libro de La Habana, 1990); Retorno de la duda (Poesía, Ediciones Vivarium, Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana, 1995).