Así será el mundo en 2019

Así será el mundo en 2019
Así será el mundo en 2019

La izquierda y la derecha mundial están desapareciendo.

Hoy el populismo y personalismo de muchos mandatarios no reconoce ideologías. Así como en noviembre de 1989, con la caída del muro de Berlín, se oficializó la desaparición del sistema comunista mundial, el mes de septiembre del 2008 marcó el principio de la caída del sistema capitalista mundial, como lo conocemos.

Así será el mundo en 2019
La caída del Muro de Berlín

Pero las nuevas reglas políticas del mundo han creado un socialismo económicamente globalizante, como en China. O bien un capitalismo económicamente antiglobalizante, como en Estados Unidos e Inglaterra.

Ocho mil millones de habitantes

Casi ocho mil millones: este es el nuevo número de seres humanos que habitamos en el planeta Tierra, según Naciones Unidas. En 2050, afirma, la población mundial superará la marca de nueve mil millones de habitantes.

Pero el problema no es el número de individuos sino la edad de los mismos.

La ONU determina que mientras aumenta el número de ancianos, el de los jóvenes se mantiene o decrece.

Según estos informes, las parejas en los países desarrollados generan menos hijos, solamente uno de promedio por matrimonio. Y gracias a los descubrimientos médicos ha aumentado la longevidad. Por ello, en todos los países industrializados se ha incrementado la edad de jubilación.

En contraposición, las parejas en los países pobres generan más hijos, cinco de promedio.  Muchos de ellos no llegan a la madurez reproductiva por enfermedades, accidentes y asesinatos, sumado a que el tiempo de vida de los mayores en esos países no ha subido, por no tener acceso a los avances médicos y el cuidado característico de los países ricos.

Por esta razón la inmigración en la actualidad no es solo un tema laboral sino de supervivencia. Los pobres emigran a países ricos donde pueden educar a sus hijos y al mismo tiempo lograr llegar a la vejez que sus países les niegan.

1,500 millones de ancianos

La ecuación es simple: desde comienzos de siglo, la baja tasa de nacimiento de niños ricos, sumado al alto índice de mortandad de jóvenes pobres, ha provocado el envejecimiento de la población.

Por esta razón los gobernantes del siglo XXI tienen la tarea de cubrir las necesidades de las personas ancianas y al mismo tiempo las urgentes demandas laborales de los jóvenes. Esto se manifiesta en un efecto dominó que estalló en 2008 en Estados Unidos y Europa.

El envejecimiento de la población es más notorio en las naciones industrializadas. Entre 2010 y 2050, la mitad del incremento de la población mundial se deberá a un aumento en la cantidad de personas de más de 65 años, mientras que la de menores de 15 años se reducirá sensiblemente.

Así será el mundo en 2019
La población de ancianos.

Se estima que la población mayor de 65 años se duplicará, pasando de 800 millones actuales, a más de 1,500 millones en 2050. Incluso se espera que la población total de las regiones más industrializadas permanecerá prácticamente sin cambios, a pesar del aumento en la inmigración.

El problema es que la población mundial está desigualmente repartida sobre la superficie de la Tierra.

Solo siete países – China, India, Brasil, Indonesia, Nigeria, Bangladesh y Pakistán – tienen una población total de 4,100 millones de habitantes. Es decir, el 51% de la población mundial.

Si lo analizamos por continente, de cada 100 personas que habitan en el mundo, 61 viven en Asia, 14 en África, 11 en Europa, 8 en América Latina, 5 en América del Norte y una en Oceanía.

Las disparidades también alcanzan la expectativa de vida, que llega a apenas 36 años en Zimbabue, mientras en Japón, que ocupa el primer lugar de la lista, llega a 82.

80% del mundo es pobre

La cifra de personas que carecen de lo básico para sobrevivir con un mínimo que garantice un nivel elemental de salud representa el 80% de la población mundial.

Más de 1.200 millones de seres humanos carecen de acceso al agua potable. Más de 2,500 millones no tienen vivienda digna. Hay 1,500 millones de personas malnutridas. De ellas, 550 millones son niños menores de cinco años. Lla mayoría de ellos morirá antes de su adolescencia.

Además, 2,000 millones de personas padecen de anemia por falta de hierro. Incluso en las grandes ciudades, más de 1,500 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de salud. Finalmente, 2,500 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.

La inmigración es la solución

El futuro de los ocho millones de habitantes del mundo, se debate entre países con ancianos ricos y países con jóvenes pobres. La Unión Europea y Estados Unidos están envejeciendo y los jóvenes son buscados por su rápida adaptación al nuevo mundo.

Las empresas tecnológicas invaden todos los mercados, desde fábricas, servicios, telecomunicaciones, medicina y deporte, ocupando personal joven con estudios medios y mentes abiertas. Ahí, crean vacantes que los “viejos” que nacimos en el siglo XX, nos cuesta ocupar…

Así será el mundo en 2019
Así será el mundo en 2019: pobreza extrema