lunes, julio 26, 2021
SociedadCultura popularCivilizaciones e Imperios de África: de Roma al Islam

Civilizaciones e Imperios de África: de Roma al Islam

Los pueblos africanos que bordean el Mediterráneo fueron colonizados por los fenicios unos 1500 años a.C. Por ejemplo, Cartago fue fundada alrededor del 814 a.C., y se convirtió rápidamente en una ciudad sin rival por su poder marítimo.

Los colonizadores sometieron a las tribus bereberes, habitantes ancestrales del lugar, concentrándose en el comercio como una fuente de inmensa prosperidad.

En el Mediterráneo

Los griegos fundaron la ciudad de Cirene en la actual Libia, alrededor del 631 a.C.

Cirene se convirtió en una colonia floreciente, ejerciendo una poderosa influencia en Egipto. A Alejandro Magno le debe la ciudad de Alejandría (fundada en el 332 a.C.). Bajo la dinastía helenística de Ptolomeo llegaron a Etiopía.

Hoy existe muy poca información de la civilización de los Garamantes (los antepasados ​​de los Tuareg), que existió entre el 500 a.C. al 500 d.C., en lo que hoy es el desierto de Libia.

Las sucesivas conquistas fenicia, griega y romana del norte de África generaron rutas comerciales transaharianas, conectando los pueblos bereberes, beduinos y árabes. El  Imperio Romano, por su parte, creo provincias individuales en el Magreb, como Mauritania, Trípoli, Cirenaica, Egyptus, y otras.

Roma

Tras siglos de rivalidad y guerras, los tres poderes de Cirenaica – el área alrededor de Cirene-, Egipto y Cartago fueron eventualmente suplantados por los romanos. Primero cayó Cartago en 146 a.C. En poco más de un siglo, también Egipto y Cirene se habían incorporado al imperio romano. Con el tiempo, crearon una mezcla cultural distintiva, sumando la sangre latina a la mezcla africana, fenicia y griega.

Los romanos encontraron en el Sahara una barrera infranqueable. Llegaron a Nubia y Etiopía, pero una expedición enviada por el emperador Nerón para descubrir la fuente del Nilo terminó en fracaso.

Los escritos de Ptolomeo, del Siglo II, demuestran el conocimiento geográfico del lugar, mencionando la existencia de los grandes embalses lacustres del Nilo y de puertos comerciales a lo largo de las orillas del Océano Índico hasta el sur de Rhapta en la actual Tanzania y también en el río Níger.

La interacción entre Asia, Europa y África del Norte durante este período fue significativa. Sus principales efectos incluyen la difusión de la cultura grecorromana en las costas del Mediterráneo, la lucha entre Roma y las tribus Bereberes, la introducción del cristianismo en la región y los efectos culturales de las iglesias en Túnez, Egipto y Etiopía.

En el siglo V de nuestra era, se registra la caída de Roma a partir de la invasión y conquista de los Vándalos. En el siglo siguiente, el poder de las provincias romanas en África pasa al Imperio Bizantino.

Aksumites y Swahili

El reino Aksumite, que se desarrolló en Etiopía, había creado un poderoso imperio comercial regional con rutas que llegaban hasta la India.

Según el Periplo del Mar Eritreo (Περίπλους τῆς Ἐρυθρᾶς Θαλάσσης), que describe la navegación y las oportunidades de comercio regionales, en Somalia comercializaban incienso y otros artículos con los habitantes de la Península Arábiga, así como con Egipto, que todavía era controlado por los romanos, a través de puertos tales como Zeila y Berbera. 

Por su parte, el reino Swahili se extendía en las tierras que hoy ocupan los modernos estados de Kenia y Mozambique. Todavía perdura el debate sobre el origen de este pueblo.

Para algunos historiadores, lingüistas y arqueólogo, los swahili son descendientes de colonos persas. Otros los reconocen como el pueblo Bantú, que tenía rutas comerciales con Medio y Lejano Oriente.

Los principales puertos comerciales africanos como Mombasa, Zanzíbar y Kilwa eran conocidos por los marineros chinos e islámicos medievales. Alrededor del año 1000 a.C., los Bantú se habían asentado en los territorios que hoy se conocen como Angola y República Democrática del Congo, estableciendo el Imperio Kanem Bornú en lo que ahora es Chad, que perduró hasta 1840.

Musulmanes

Los árabes musulmanes conquistaron en forma cultural y religiosa el norte de África, comenzando con la invasión de Egipto en el siglo VII. Su auge hizo que el cristianismo casi desapareciera en todo el norte de África, excepto en algunas partes de Egipto donde la Iglesia Copta se mantuvo debido al apoyo de Etiopía, que era Copta.  Etiopía advirtió a los musulmanes que disminuiría el flujo de agua del lago Tana al Nilo Azul, un afluente importante del gran Nilo. Se especula que esta es una de las razones por las que las minorías coptas todavía existen en la actualidad.

En este período, la influencia islámica se extendió a reinos subsaharianos como el Imperio Songhai y a lo largo de la costa del Océano Índico, pero por diferentes razones, no penetró en el Imperio de Benin ni en el sur.

Es importante aclarar que, en el siglo VIII, los árabes reconocieron a los califas de Bagdad, de la dinastía Aghabida, fundada por Aghlab, sin embargo, en el siglo X la dinastía Fatimí fundó El Cairo en el año 968 d.C., extendiendo su reinado hasta el Atlántico. 

La invasión turca a Constantinopla en 1453 y a Egipto en 1517, estableció las regencias de Argelia, Túnez y Trípoli (entre 1519 y 1551), quedando Marruecos como un estado Bereber arabizado, bajo la dinastía Sharifan, siglo XIII, otras tribus absorbidas por la cultura y religión musulmana fueron los Almorávides y los Almohades.

La influencia árabe y la religión islámica quedaron estampadas indeleblemente en el norte de África, también se establecieron a lo largo de la costa este, donde árabes, persas e hindúes desarrollaron  ciudades florecientes, como Mombasa, Melinda y Sofala. Por más de un siglo, Europa y los árabes del norte de África ignoraron estas ciudades orientales.

Gracias al camello como medio de trasporte, animal introducido por primera vez en África por los conquistadores persas en el 500 a.C., permitió a los árabes atravesar el desierto con mayor facilidad, para llegar a regiones como Senegal, Gambia y Níger, que fueron atraídas hacia la esfera de influencia islámica, convirtiéndose en centros clave del comercio transahariano.

En el siglo IX d.C., la costa occidental de África, hasta el Sudán, era dominada por Imperios como el de Ghana, Gao y Kanem-Bornu, pero en el siglo XI, Ghana cae en manos del Imperio de Malí, en el siglo XII Kanem-Bornu aceptó el islam, igual que el Imperio de Malí en el siglo XIII.

En 1324, Hajj de Kankan Musa I, funda el centro de estudios islámicos en Tombuctú, y la primera universidad del África subsahariana. 

En 1464, el Imperio Mali, en lo que hoy es Níger y Sudán, es sustituido por el Imperio Songhai, en manos de un líder local llamado Sonni Ali, que en 1468 se apoderó de Tombuctú y en 1473 de Jenne. Ali fue sucedido en 1493 por Askiya Mohammad Ture, que hizo del islam la religión oficial, construyó mezquitas y trajo grandes eruditos musulmanes.

El avance árabe hacia el sur fue detenido por la densa selva, que los aisló del conocimiento de la costa de Guinea y de toda África del sur, una de las regiones que fue la última en quedar bajo el dominio árabe fue la de Nubia, que había sido controlada por cristianos hasta el siglo XIV.

En 1487, Bartolomé Díaz se convirtió en el primer europeo en llegar al extremo sur de África.

Próxima nota sobre Civilizaciones e Imperios de África: III–La esclavitud en África  

Lee también

Estas son las civilizaciones perdidas en la historia

Civilizaciones e imperios de Africa: de homínidos a las pirámides

Arde Africa

Cesar Leo Marcus
Cesar Leo Marcus, nació en Buenos Aires, Argentina, en 1951. Realizó estudios sobre periodismo, logística, energías renovables, literatura, economía y sociología, en Sudamérica y Europa. Investigó religiones comparadas en España, Israel, Italia y en la biblioteca Papal del Vaticano. Es profesor invitado en varias universidades y ha publicado más de dos centenares de trabajos en periódicos y revistas de Latinoamérica, EE.UU. y España. En el 2002 funda la Cámara de Comercio Argentino Californiana, en el 2003 funda la Interamerican High School, donde personas latinas mayores podían estudiar el GED en español y en 2008 funda Windmills Edition, una editorial virtual para publicar libros a bajo costo. Escribió ocho libros, de los cuales ha publicado cinco. Desde 2003 escribe una columna semanal para La Prensa Hispana del Valle de Coachella, que es levantada por varios periódicos de California, Miami y New York.

1 COMENTARIO

  1. Devo reconocer su gran publicacion sobre cibilizaciones e imperios de africa, esto ayuda mucho a entender mapa mediante , las distintas COLONIZACIONES que se hicieron a traves de la historia, si bien la misma se escribe con tinta y sangre, a mi entender lapeor fue la que hicieron propia EUROPA. Cuando se empezo a colonizarla por parte de los mismo , su unico fin fue tomar posicionamiento no solaamente estrategico politico ,sino tambien economico y aahi fue el gran problema Africano , diezmaron su riquezas , se retiraron y la dejaron sin ningun apoyo; ese fue el gran pecado cometido , y hoy lo pagan con la MIGRACION , no tienen nada que perder , pues jamas le dejaron o tuvieron algo de contencion social y tambien de inclusion humana . Atte FERNANDO GENTILI saludos a HISPANIC LA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESDE LOS ANGELES

Autor

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES