El COVID y la invasión de Ucrania

La invasión de Rusia a Ucrania dividió al mundo. Por un lado, están los que enfrentan a Rusia por la libertad de Ucrania y por el otro, los que le temen a Rusia porque sus economías dependen de ella. Se debe a la incertidumbre del suministro de energía, (gas, electricidad y gasolina) a países europeos, que ha lentificado la actividad económica real, sobre todo la manufacturera, creando perturbaciones geopolíticas significativas y llevando al mundo a un período altamente volátil.

La economía mundial después de la guerra en Ucrania y el COVID
Un denso humo negro se eleva sobre Irpin, Bucha y Gostomel (región de Kyiv). Se desconoce exactamente qué y dónde se está incendiando.

La crisis económica mundial actual tiene sus raíces en tres factores clave. El primero es la mala política monetaria en respuesta a la inflación elevada, el segundo es el impacto de la guerra en Ucrania y el tercero es la destrucción de la cadena logística de suministros. 

La guerra determinó bloqueos y restricciones a varios países, frenando los suministros globales ya deteriorados por la pandemia de COVID-19 que, con restricciones de movilidad sostenidas por las autoridades mundiales, había reducido la actividad económica. 

Inflación Mundial

No es una novedad que la actividad económica mundial está experimentando una desaceleración generalizada, incluso más de lo esperado, con la inflación más alta registrada desde la crisis del 2008. 

La mayoría de los estudios económicos presagian el endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, al comprobar que la economía continúa cayendo del 3,4% en 2021 al 3,2% en 2022 y (estiman) entre el 2,7% y 3% en 2023 y 2024. Los mismos estudios sostienen que la inflación mundial, que saltó del 4,7% en 2021 al 8,8% en 2022, no disminuirá rápidamente, manteniéndose en el 8% en 2023 y comenzando a bajar al 6% en 2024. En 2008 llego al 9%, provocando bancarrotas de miles de empresas y desocupación generalizada. 

Lee también:   Los camiones eléctricos anularán las 'zonas de muerte por Diesel'

Precios y Salarios

En todo el mundo, la crisis ha acelerado los precios de las materias primas, por falta de producción o el aumento de gasolina y otros insumos. Otro factor del incremento de precios, son las tasas de interés altas, asociadas a los costos de endeudamiento, incluyendo las tasas hipotecarias.

La economía mundial después del conflicto de Ucrania y el COVID

Todos estos incrementos son pagados por las familias consumidoras, ya que el empresario, envía todos estos costos inflacionarios al precio venta del producto, debo acotar que los salarios suben muy por debajo de la inflación, perjudicando directamente al asalariado.  

Algunos economistas sostienen que, la caída de los salarios puede ser desinflacionaria, porque reducen los costos reales de las empresas, sin considerar que la reducción de salarios deteriora directamente el consumo, iniciando un espiral negativa. Si analizamos episodios históricos, veremos que la inflación permaneció elevada, a pesar de la caída de salarios nominales.

Independencia energética

Así como el COVID nos enseñó a trabajar desde la casa, la invasión a Ucrania enseñó a los gobernantes europeos lo frágiles que son sus países frente a la dependencia energética, por esto comenzaron a crear las bases para reconvertir el sector energético en energía ecológica, limpia y renovable, ofreciendo incentivos para inversión, investigación y desarrollo de tecnologías neutras, acelerando el cambio de los patrones de consumo energético.

Lee también:   El peligro de la desinformación

La economía mundial después del conflicto de Ucrania y el COVID

No hay duda de que el aumento de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania, sumadas al deterioro de las relaciones entre China y Estados Unidos, han acelerado las tomas de decisiones políticas y económicas a nivel mundial, que afectaran a todas las economías, pero sobre todo a los mercados emergentes y en desarrollo.

Perfil del autor

Cesar Leo Marcus, nació en Buenos Aires, Argentina.
Doctor (PhD) en Logistica Internacional y Comercio Exterior, y Máster (MBA) en Sociología Económica, fue profesor de ambas cátedras en las Universidades de Madrid (España) y Cordoba (Argentina).
Periodista, publica en periódicos de California, Miami y New York. Escritor, publico 12 libros, y editor literario, director de Windmills Editions. Actualmente reside en California.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado