miércoles, noviembre 25, 2020
More

    LA Gourmet: Escoger un buen vino ¿puedo?

    Botellas de Riesling de una finca en Alsacia, Francia

    Una de las primeras lecciones que aprendí en mis estudios sobre los vinos es que no hay vino malo. Es decir, sí hay vinos malos, pero en el sentido estricto de la palabra sólo es malo un vino que está avinagrado, se estropeó o se “acorchó” (corked), que quiere decir que tomó un aroma rancio y extraño porque el corcho se secó y dejó pasar el aire.

    Usted dirá que los vinos de cajita son malos, y seguramente tiene razón. O que los vinos de grandes producciones como Gallo, Beringer o hasta Mondavi no son tan buenos como pretenden ser.

    El vino que te guste

    Pero para todo hay mercado en esta viña del Señor y resulta que esos vinos son muy populares. En realidad, como decía Shelby, mi maestra de vinos en UCLA Extension, “el buen vino es el que a ti te gusta”. Tan simple como eso.

    Claro que esa frase debe darle dolor de estómago a más de un pretencioso vinatero francés de Bordeaux o Borgoña (Burgundy), dos de las regiones vinícolas más famosas del mundo, en el país con mayor historia en la producción de los caldos de la uva. Pero no hay que hacerle mucho caso a la pretensión de los franceses. Sólo tomemos lo bueno que tienen: los vinos, la comida, el país, los beneficios sociales, la buena vida, como se mantienen delgadas las mujeres. Ya quisiéramos.

    En fin, que como iba diciendo, el buen vino es el que usted disfruta. Lo único malo con eso es que por lo general uno mismo no sabe lo que le gusta porque tiene muchos prejuicios y mala información sobre el tema. Yo, por ejemplo, estuve convencida por muchos años de que los vinos blancos eran inferiores a los rojos y que, además, no me gustaban nada.

    Craso error.

    El único vino blanco que alguna vez había probado era una cosa dulzona llamada Liebfraumilch, un vino alemán cuyo nombre era muy comentado en mi cachondo país (Venezuela), porque significa “leche de la mujer amada”. Había cantidad de chistes sobre el tema. Mi mamá, por cierto, tomaba ese vino por cajas, lo cual no ayudaba a que a mí me gustara porque siempre voy en contra de la autoridad competente.

    Pero a mí me parecía de muy mal gusto y desde entonces, pensaba que el vino blanco era vino de “mujercitas”. Y como yo soy un mujerón, pues prefería tomar vino para gente grande, o sea: rojo.

    La más noble del mundo

    Pero resulta que no había probado la uva más noble del mundo, la Riesling, con sabor y aroma a melocotones, melones o duraznos. Lo más importante de un vino es su sabor y su aroma, su “fruta”. Los Riesling son nobles porque se reconocen de inmediato cuando se catan. Y no todos son dulces, algunos son dulces, semi dulces o “off dry” (estos son los alemanes, generalmente) y otros son secos y frutosos, como los de la Alsacia, en Francia y los de Washington State, USA.

    Tampoco había probado nunca los Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda, los mejores del mundo, que combinan la fruta tropical y cítrica con una acidez perfecta que le ofrece balance y deja un sabroso regusto en la boca.

    Eso es un buen vino. Un vino que nos hace disfrutar y que tiene lo que los expertos llaman “balance”.

    Avatar
    Pilar Marrero
    Pilar Marrero es una de las voces –y de las plumas- más activas del periodismo latino en los Estados Unidos. Durante los últimos 20 años se ha desempeñado como reportera y editora en diversos cargos para La Opinión, el diario en español más importante de los Estados Unidos, especializándose en la cobertura de política e inmigración. También ha contribuido con su trabajo para medios locales e internacionales como BBC Mundo, New America Media, Nieman Reports, Feet in 2 worlds y otras publicaciones. Es una solicitada comentarista para programas y medios en inglés, una fanática y pionera del uso de los medios sociales en los medios en español y profesora de periodismo en UCLA Extension.

    Notas relacionadas

    AD10S DIEGO, por Allan Mcdonald

    Diego Armando Maradona, 30 de octubre de 1960, Lanús, 25 de noviembre ...

    Cuadernos de la Pandemia: Definitivamente, no un cheque en blanco

    Que 74 millones de personas hayan votado a favor de cuatro años más de este gobierno es solo una evidencia de que el racismo supremacista seguirá latente contra las minorías étnicas y raciales en esta nación, como lo ha sido por cuatrocientos años.

    Un llamado urgente a los senadores republicanos

    Es hora de que los senadores republicanos salgan de su estupor y reconozcan el triunfo de Biden y la derrota de Trump para que el país pueda salir adelante y atender las gravísimas crisis que confronta

    5 COMENTARIOS

    Comments are closed.

    Lo más reciente

    AD10S DIEGO, por Allan Mcdonald

    Diego Armando Maradona, 30 de octubre de 1960, Lanús, 25 de noviembre 2020, Tigre, Argentina Allan Mcdonald Hond...

    Cuadernos de la Pandemia: Definitivamente, no un cheque en blanco

    Que 74 millones de personas hayan votado a favor de cuatro años más de este gobierno es solo una evidencia de que el racismo supremacista seguirá latente contra las minorías étnicas y raciales en esta nación, como lo ha sido por cuatrocientos años.

    Un llamado urgente a los senadores republicanos

    Es hora de que los senadores republicanos salgan de su estupor y reconozcan el triunfo de Biden y la derrota de Trump para que el país pueda salir adelante y atender las gravísimas crisis que confronta

    La frágil democracia estadounidense

    Donald Trump insiste en no reconocer su derrota, enfrascándose en una especie de golpe de estado en cámara lenta y a plena luz del día.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,574FansMe gusta
    1,973SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Comunismo y fascismo, el mismo perro

    Parafraseando a José Martí –y salvando las circunstancias y el simbolismo patriótico de la frase martiana—es evidente que el comunismo y el fascismo son del totalitarismo las dos alas. O dicho popularmente, son el mismo perro con diferente collar.

    Cuatro poemas de Roque Dalton

    Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas. Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta. No dejes que tus labios hallen mis once letras. Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

    Los 5 comentarios más recientes