La peligrosa desinformación en las comunidades de inmigrantes

Con las elecciones a solo pocos días, los electores son bombardeados diariamente con un monumental caudal de desinformación y falsas noticias. Particularmente, están afectadas las  minorías raciales y étnicas que incluyen a muchos inmigrantes para quienes, debido a barreras lingüísticas, la política y temas relacionados son algo complicado de comprender.

Para explorar este tema, Ethnic Media Services organizó una conferencia de prensa en la que participaron Mekela Panditharatne, asesora del Programa de Democracia del Centro Brennan; Tamoa Calzadilla, editora jefe de Fatchequeado.com; Rong Xiaoqing, reportera del Sing Tao Daily; y Vanessa Cardenas, directora adjunta de America’s Voice.

Falsa información y obstáculos

Mekela Panditharatne, investigadora principal de un reporte sobre desinformación y noticias falsas que preparó el Centro Brennan, recordó que este problema no es nuevo ya que se ha venido desarrollando a lo largo de la historia de Estados Unidos.

Siempre hubo aquellos que deliberadamente proveyeron falsa información en lo que hace a cuándo, dónde y cómo votar. Y en muchos casos, el blanco son minorías e inmigrantes que no hablan el inglés de manera funcional.

La desinformación, explicó Panditharatne, crece en momentos en que, como en la elección de 2020, la demanda de información factual es superior a lo que se ofrece los electores. Esto genera un vacío que es cubierto por aquellos que desinforman.

“Un ejemplo fue en la elección de 2020 cuando muchos estados expandieron el derecho a votar por correo debido a la pandemia y muchas personas en el público no tenían información adecuada acerca de ese sistema de voto…” dijo Panditharatne.

En la actualidad de nuevo confrontamos desafíos particularmente relacionados con la falsa aseveración de que las elecciones fueron fraudulentas. Una opinión que es articulada por algunos líderes políticos destacados, incluyendo el ex presidente Donald Trump.

También muchos estados han pasado legislación que dificulta o limita el derecho a votar.

“Desde comienzos de 2021, por lo menos 21 estados han pasado 42 leyes que limitan el derecho a votar. Treinta y tres de esas leyes, en 20 estados, están en vigencia en estas elecciones de medio término…” dijo Panditharatne.  “Algunas imponen requisitos más estrictos sobre la identidad, hacen más difícil poder votar por correo, …dificultan poder registrase y complican el poder votar en persona el día de la elección”.

Lee también:   Faith Ringgold: la celebración de la resistencia

Un ejemplo es Texas, que fue uno de los estados que pasó legislación que limita el derecho a votar. Comparado con la elección anterior, hubo un incremento astronómico en el rechazo de votos por correo: nada menos que 1,100%. En muchos casos, se debió a la confusión creada por los requisitos de la nueva legislación.

Factchequeado y los latinos

Tamoa Calzadilla, editora de Factchequeado, explicó que su sitio se organizó para luchar contra la desinformación dentro de la comunidad latina de los Estados Unidos que se realiza a través de la constatación de la información en español que se publica.

A través de la construcción de una red comunitaria dentro del mundo hispanohablante, Factchequeando ya cuenta con 30 medios de comunicación que se han asociado para combatir esta gran brecha informativa.

En la medida en que nos acercamos a las elecciones, explicó Calzadilla, el sistema ha detectado una gran cantidad de desinformación y falsas noticias en español.

Un ejemplo es como en Florida algunos comentaristas conservadores vienen sugiriendo que el IRS, la agencia encargada de la recaudación de impuestos, estaría siendo usado por el gobierno para desvalijar a las clases medias. Otra noticia falsa es que Biden estaría complotando con Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Miguel Díaz-Canel. Y, por supuesto, no faltan quienes promueven la teoría del reemplazo racial que sectores intolerantes vienen propagando.

La desinformación en la comunidad china

Otro participante del encuentro fue Rong Xiaoqing, reportera del Sing Tao Daily, quien recordó que la comunidad china en los Estados Unidos utiliza las plataformas tradicionales como Youtube, TikTok, Twitter y Facebook, pero también WeChat. Este último es el medio más popular en esta comunidad. Pero hay que recordar que es una plataforma que está sujeta a una estricta censura del gobierno chino.

Lee también:   Ley de Reducción de la Inflación: una gran victoria, pero la lucha continúa

La desinformación en Wechat, de acuerdo con la Sra. Xiaoqing, es difícil de detectar ya que, en gran medida, el intercambio de mensajes se produce en espacios privados. La situación es aún más preocupante en Telegram, que ha crecido considerablemente y en donde la desinformación parece no tener límites.

Sin embargo, como Rong aclaró, la desinformación en los medios chinos es similar a la que se puede encuentrar en otros medios en inglés. También se habla de fraude en las elecciones, que el IRS va a quitarles su dinero, etc. Pero algunas están adaptadas y orientadas específicamente para confundir a la comunidad china.

Por ejemplo, en California se aprobó la Ley SB107 que provee protección a niños transgénero que arriben a California de estados como Texas y Alabama. Pero en Telegram se distorsiona la información para hacer creer que, de acuerdo a la nueva legislación, los médicos van a estar obligados a hacer operaciones de cambio de sexo sin que los padres tengan que ser notificados.

Otra información directamente falsa es una que apareció en WeChat en la que se reporta que el gobierno estadounidense está emitiendo tarjetas de residencia a inmigrantes indocumentados. En realidad, las autoridades migratorias están dando tarjetas con datos a inmigrantes para facilitar el procesamiento de sus casos, pero que no tienen nada que ver con las tradicionales tarjetas de residencia que popularmente son conocidas como “green cards”.

Definiendo la desinformación

La última participante de la conferencia fue Vanessa Cárdenas, directora de America’s Voice, quien remarcó la importancia de la crisis informativa que se experimenta.

Cardenas explicó la diferencia en las definiciones de ´desinformación´, que no es factual y que la persona que la disemina sabe que es falsa; ´misinformación´, que es información falsa pero que quien la difunde piensa que es verdadera; y ´mal-información´, que está basada en algo de verdad, pero tiene la intención de generar daño.

Lee también:   Los Ángeles, ciudad multicultural bajo ataque

“La desinformación siempre existió, lo que es diferente ahora es que las redes sociales han creado esta increíble manera en la que la información se desparrama rápidamente…”, dijo Cárdenas. “La manera en que consumimos la información ha cambiado y así es como se creó este mostruo que no se puede controlar…”

A solo pocos días de las elecciones, si bien lo que más preocupa a los estadounidenses es la cuestión económica, recordó Cárdenas, algunos republicanos han tratado de reflotar el tema de la inmigración, introduciendo falsa información, para agitar a los votantes y crear divisiones.

Parte de la desinformación sugiere que la frontera sur está abierta y que se está experimentando una invasión de migrantes; se promueve la peligrosa teoría del Gran Reemplazo y se dice que los migrantes están trayendo la droga fentanilo.

Todos los participantes resaltaron el importante papel que pueden y deben cumplir los medios de comunicación que trabajan con minorías ya que la mejor manera de combatir las falsedades y distorsiones es a través de información objetiva que ayude a educar.

Perfil del autor

Periodista, trabajadora social y orgullosa madre de dos hijos que residió en varios países latinoamericanos. Actualmente vive en Estados Unidos.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado