viernes, noviembre 27, 2020
Más

    Políticas migratorias que parecen terroristas

    Al ver a Donald Trump autocongratularse por el operativo que resultó en la eliminación del líder del Estado Islámico (ISIS), Abu Bakr al-Baghdadi, y referirse a los horrores perpetrados por el extremista y sus seguidores, es inevitable pensar que el terror también se manifiesta de otras formas motivadas por medio de la crueldad y los cálculos políticos. Sobre todo, cuando estos se ejercen sin consideración alguna contra el más vulnerable, incluso si este pide ayuda a quien clama en teoría ser el paladín de los desvalidos, pero que en la práctica le cierra la puerta y, con ello, la esperanza.

    El terror de dictadores

    El terror que, de forma estereotipada, Trump, su Congreso republicano y un sector de este país condenan es, según ellos, personificado por ciudadanos de Oriente Medio, usualmente musulmanes. Pero el terror que infligen los dictadores a los que Trump admira, como Vladimir Putin, o el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, a quienes felicitó por su “colaboración” en el operativo, se minimiza porque no hay un punto de referencia con el que relacionarlos, como por ejemplo, los ataques terroristas del 9-11. Así, abandonar a los kurdos sirios a su suerte tampoco es visto como un acto de terror, aunque la consecuencia sea la misma, de muerte y destrucción.

    Y luego se pregunta este país, y con él su sociedad, por qué la animadversión internacional hacia todo lo que toca Estados Unidos está en constante efervescencia, desde la invención de un conflicto para sostener un régimen, hasta la venta de armas para desestabilizar toda una región. Es una fórmula que, de tan gastada, se ha convertido en un teatro del absurdo que también tiene un resultado devastador sobre miles de inocentes que en algún momento se verán obligados a emigrar hacia donde se pueda.

    En la frontera

    De este modo, también se minimiza el terror que esta administración ha oficializado a través de sus políticas migratorias en la frontera con México y su sistemático desmantelamiento de las leyes de asilo que amparaban a personas que vienen huyendo de otro tipo de terror: el del narcotráfico, el tráfico humano, las pandillas y la corrupción que minan a países de Centroamérica, y a otras tantas naciones.

    Lavarse las manos ante esta situación que aflige y azota sin misericordia a otras zonas del mundo en las que tuvieron una flagrante influencia anteriores administraciones estadounidenses es, al mismo tiempo, un acto de negligencia histórica e irresponsabilidad política. Los hijos y los hijos de los hijos de aquellos que un buen día se quedaron sin nada por las guerras civiles orquestadas desde Washington vuelven, al parecer, a quedar sin nada, más que con su derecho a emigrar, pero el que está hoy mismo denegado.

    Así, el círculo se cumple: miles de familias completas, menores no acompañados y otros migrantes tienen que abandonar sus países, huyendo del terror. Es otra manifestación terrorista minimizada por la Casa Blanca, los republicanos del Congreso y un sector de la nación que los apoyan, y no resulta difícil concluir que hay motivaciones raciales en ello. Quizá si los refugiados y los niños tuvieran rasgos sajones, habría más empatía.

    Ese es precisamente el otro punto de inflexión en el que el terrorismo emanado de la actual Casa Blanca hacia los migrantes que no le agradan se ha venido oficializando con cada orden, decisión, fallo o propuesta que tenga que ver con el tema migratorio, al que el asesor presidencial Stephen Miller y sus secuaces parecieran tener sometido en un cuarto de tortura y de terror cada vez más inhumano.

    Separación de familias

    Y una vez que esas familias pueden llegar a la frontera sur, vuelven a ser aterrorizados de otros modos: separación familiar; extravío de niños que todavía no se sabe dónde están; encierro de adolescentes cuyo paradero es desconocido; ser hacinados en condiciones infrahumanas; no recibir cuidados médicos adecuados o enfrentar tantos escollos para solicitar asilo. Esto último ha provocado que muchos terminan regresándose o, en el peor de los casos, suicidándose, como hizo un migrante cubano tras meses de detención, según reportó la prensa.

    Pero a esto no se le llama terrorismo aunque sean políticas que infundan terror y que, como concluyó el reciente reporte de la Comisión Estadounidense de Derechos Civiles, se trate de políticas que infligen amplios “daños físicos, mentales y emocionales, potencialmente irreversibles”.

    Y eso no solamente se está viendo ya en esta etapa de la historia regional de la migración, con cientos de miles de proyectos de vida destrozados, sino que se verá reflejado aún con más intensidad en una o dos generaciones, cuando los rechazados hayan conformado un ejército de desamparados en busca de nuevos horizontes, aun en la desesperanza.

    Sin minimizar los horrores y el salvajismo de ISIS, el terrorismo no solo se logra con bombas y suicidas. También hay políticas públicas que matan.

     

    Avatar
    Maribel Hastings / David Torres
    Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice y David Torres es asesor de medios en español de America’s Voice.

    Notas relacionadas

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    1 COMENTARIO

    Comments are closed.

    Lo más reciente

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    Entre Maradona y yo

    Nuestro encuentro fue un asunto de vida ante la muerte Dicen que escapó de un sueño En casi su mejor gambeta Que ni l...

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,573FansMe gusta
    1,976SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Los pensamientos de José Saramago

    Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.

    Chau, Diego del alma

    A Maradona, lo vi jugar por primera vez en la cancha de Atlanta cuando yo tenía unos 11 años. Debe haber sido a fines de 1976 o comienzos del 77.

    Rock indígena en California

    El Rock and Roll, la música joven que se impuso arrolladoramente desde los 50s, nació y se desarroll...

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar