Reparaciones para afroamericanos en California

No se trata de reparar el daño causado por el saqueo, secuestro, torturas y asesinatos que experimentaron los millones que fueron violentamente arrancados de sus comunidades africanas, sino que también hay que considerar las consecuencias sociales y económicas que se han extendido a numerosas generaciones de sus descendientes

Hablando de crímenes de odio, en California una comisión está diseñando un paquete de compensaciones para los descendientes de quienes sufrieron los horrores de la esclavitud.

Precedentes

Si bien puede sonar impactante a algunos, en realidad hay numerosos precedentes en distintas partes del mundo. Alemania, por ejemplo, paga compensación a las víctimas del Holocausto nazi. Desde 1952, el gobierno alemán ha abonado alrededor de $90,000 millones a quienes sufrieron persecución.

Lo mismo en Argentina que, en los últimos años, promulgó leyes reparatorias para indemnizar a las familias de quienes fueron ejecutados y a ex detenidos políticos de las Juntas Militares de la década de 1970.

Es más, en 1946, aquí en Estados Unidos, el Congreso Nacional aprobó $1,300 millones para compensar a 176 tribus. Y en 1988, el gobierno pidió disculpas y aprobó reparaciones para los japoneses estadounidenses que fueron enviados a centros de detención durante la Segunda Guerra Mundial. Se estima que se pagó $1,600 millones a más de 80,000 personas.

Entonces, ¿cómo no reparar el inmensurable daño causado a la comunidad afroamericana?

Las consecuencias históricas

Y no se trata de reparar el daño causado por el saqueo, secuestro, torturas y asesinatos que experimentaron los millones que fueron violentamente arrancados de sus comunidades africanas, sino que también hay que considerar las consecuencias sociales y económicas que se han extendido a numerosas generaciones de sus descendientes.

Lee también:   El matrimonio interracial entre tolerancia y racismo

Consecuencias que se manifiestan en familias disfuncionales, tasas de mortalidad infantil altas y expectativa de vida más baja que otros grupos raciales. También hay que incluir un alto porcentaje de deserción escolar, discriminación en el mercado laboral, bajos salarios, altísimos niveles de encarcelamiento y muchos otros factores.

El trabajo de la Comisión

La Comisión de Reparaciones de California fue creada en 2020 por la ley AB3121. Cinco de sus nueve miembros son nombrados por el gobernador, dos por el líder del Senado estatal y dos por el presidente de la Asamblea Legislativa.

En marzo, en un voto con una mayoría estrecha, la comisión apoyó el concepto de que si se aprueban reparaciones, estas deben ser para afroamericanos californianos descendientes de esclavos y no para personas de raza negra en general, que incluiría a inmigrantes recientes.

En junio, la comisión emitió un reporte preliminar en el que se recomienda un pedido de disculpas, al igual que compensación monetaria, becas para que se pueda asistir a la universidad de manera gratuita y préstamos hipotecarios sin interés alguno.

La comisión también comenzó a explorar cómo se podrían materializar las reparaciones.

Un área que tuvieron en cuenta en sus debates es la discriminación que se ha experimentado en el mercado de bienes raíces. De acuerdo al análisis de los consultores financieros de la comisión, entre 1933 y 1977 la diferencia entre el valor promedio de todas las propiedades en California y las de personas de raza negra fue de $223,239. Lo equivalente a unos $5,074 anuales. Esto, por ejemplo, podría servir como referente económico al establecerse reparaciones.

Lee también:   La concentración económica postpandemia: fin de la lucha de clases

Otro referente estudiado por los asesores es el del encarcelamiento masivo de afroamericanos. Si se considera el período que comienza en 1971, cuando el presidente Richard Nixon inicia su guerra contra las drogas, se estima que a los afroamericanos encarcelados se les debe alrededor de $124,678, o $2,494 por año. Esto, en concepto de jornales impagos, por el trabajo en unidades carcelarias y, además, por salarios perdidos.

Otra variable que se consideró es la de la salud. Un área con grandes desproporciones considerando la alta tasa de mortalidad infantil y la baja expectativa de vida de los afroamericanos. Más específicamente, casi ocho años menos que una persona blanca. Aunque no se puede poner un valor numérico en una vida, algunos economistas han sugerido $10 millones. En base a esto, los asesores económicos de la comisión calcularon que la diferencia en la expectativa de vida equivaldría a $127,226 por año.

La comisión todavía tiene muchos temas e interrogantes que deben ser resueltos. Entre ellos determinar claramente qué tipo de reparaciones e indemnizaciones se implementarán, quienes calificarán, los períodos de tiempo que se considerarán y, aparte, cómo se probará residencia en California.

Algunos miembros de la comisión dudan que todas estas preguntas puedan ser resueltas en el corto plazo. En ese sentido, el legislador estatal Reggie Jones-Sawyer presentó el proyecto de ley AB 2296 para que la comisión continuase un año más, pero el gobernador Gavin Newsom lo vetó.

Lee también:   ¿Se atreverán los republicanos a cargar otra vez el lastre que representa Donald Trump?

La comisión debe presentar su reporte final a la legislatura, incluyendo recomendaciones, en junio de 2023. Un reporte esperado con gran expectativa para quienes quieren corregir, al menos en parte, uno de los grandes crímenes de nuestra historia.

Este artículo fue apoyado en su totalidad, o en parte, por fondos proporcionados por el Estado de California y administrados por la Biblioteca del Estado de California.

Perfil del autor

Escritor y periodista de Paysandú, Uruguay, quien actualmente reside en Nueva York, EE.UU., en donde ha trabajado en diversos medios. Su corazón es charrúa y su pluma es latina.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado