Salvar el planeta significa salvar vidas en casa

El pasado mes viajé a Glasgow para participar en la cumbre internacional COP 26, sobre los cambios climáticos.

Espero que las personas en casa no piensen que los cambios climáticos sólo implican el derretimiento de los hielos árticos y los osos polares.

En la cumbre COP 26, también trabajé en temas del medio ambiente que afectan a personas de mi distrito.

Después de todo y a pesar de lo que puedan pensar algunos delegados internacionales, California no es solo playas, árboles secoya o Hollywood.

Hay personas en mi distrito que no tienen los medios para llevar a sus hijos a las playas. Han sufrido de olas de calor y del humo de los incendios, efectos de los cambios climáticos.

En promedio globalmente la temperatura ha subido 1.1 grados centígrados en los últimos 120 años.

Eso quiere decir que tenemos que tomar rápidas y agresivas acciones, no solo para disminuir los cambios climáticos, sino para salvar vidas ahora mismo.

Los incendios forestales han cobrado la vida de californianos, pero las extremas olas de calor también han causado la muerte de muchas personas aquí, especialmente personas vulnerables, aquellos que están enfermos o personas de edad avanzada que no tienen acceso a aire acondicionado en sus hogares.

Esta realidad no ocurre solamente aquí. Aprendí que 14,000 personas fallecieron en Francia durante una ola de calor.

Lee también:   ¿Se atreverán los republicanos a cargar otra vez el lastre que representa Donald Trump?

Los franceses, en París, establecieron cientos de «islas de enfriamiento» donde las temperaturas son más bajas que en zonas aledañas. En estos, las personas pueden ir a refrescarse durante las olas de calor.

Esto me recuerda al Huerto Urbano (Urban Orchard) que se está construyendo en mi distrito, en South Gate. Será un centro de enfriamiento cerca del río de Los Ángeles, pero necesitamos más lugares como estos.

Estas cosas pueden salvar vidas, incluso cambios más pequeños ayudarán. Tal como, estructuras de sombra en paradas de autobuses pueden hacer la vida más tolerable durante eventos extremos de calor.

Aparte del calor, quiero ver qué otros temas ambientales sean dirigidos.

Me aseguré que el presupuesto estatal incluyera millones de dólares para limpiar la contaminación de plomo que amenazaba a mi distrito y otros en la zona.

Quiero trabajar para eliminar los derrames causados por la producción de petróleo, como el ocurrido recientemente en Huntington Beach. Estos afectan a muchas comunidades, no solamente a las playas.

Quiero disminuir las peligrosas emisiones de camiones de carga que contaminan mi distrito, mientras productos son transportados del puerto a otras zonas del país.

Cada comunidad merece estar libre de los efectos de la contaminación y de los cambios climáticos.

Espero que te unas conmigo para hacer esto posible.

Lee también:   El cambio en México y sus límites
Perfil del autor

Actual presidente de la Asamblea Legislativa de California desde 2016. Miembro del partido demócrata que desde 2012 representa al Distrito 63 localizado en el Condado de Los Ángeles. Ex director ejecutivo de la Plaza de la Raza Child Development Services. Tiene un doctorado de la Universidad de California de Riverside.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado