Una invasión de Rusia contra Ucrania está descartada

Una invasión de Rusia contra Ucrania está descartada; se trataría de una guerra contra el Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), Estados Unidos (EUA) y aliados. Una tercera guerra mundial, que nadie quiere

Según las fantasías del Pentágono y los asesores de Joe Biden, Rusia está a punto de tomar Kiev y Ucrania, desplegando los 110,000 soldados que tiene en la frontera ruso-ucraniana.

Una invasión de Rusia contra Ucrania está descartada; se trataría de una guerra contra el Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), Estados Unidos (EE.UU.) y aliados. Una tercera guerra mundial, que nadie quiere.

Putin dispone del maletín nuclear; según estimaciones de 1992 de la Agencia Central de Inteligencia, al oprimir sus botones pulverizaría EE.UU. en quince minutos. Europa Occidental sería borrada por el fuego atómico en menos tiempo.

Si hay un país y un pueblo que esta preparado para la paz y que odia la guerra, es Rusia. Víctima de la Alemania nazi entre 1941-45, Rusia y los pueblos de la antigua Unión Soviética (URSS), tuvieron que pagar el precio de 27 millones de muertos, entre niños, ancianos, mujeres y soldados, durante la Gran Guerra Patria que culminó con la toma de Berlín por el Ejército Rojo.

Decenas de miles marcharon el 3 de marzo del 2014 por la paz, en las calles de Moscú.

Hay varias explicaciones tras la actual escalada bélica. Una, de orden económico, es frenar el funcionamiento del gasoducto Nord Stream II, que va de Rusia a Alemania a través del Mar Báltico sin pasar por el continente, y que surtiría de gas natural a Alemania y Europa Occidental a un precio muy bajo, y de paso, volvería innecesario el actual gasoducto que pasa por Ucrania, por el cual Rusia paga un alto costo de peaje. Estados Unidos ve con recelo este posicionamiento de Rusia en Europa.
Otra, de carácter geopolítico, es el interés de EE.UU. de cercar militarmente a Rusia a través de la OTAN. En contra de lo pactado, de que la OTAN no se extendería ni un milímetro hacia el este luego de la disolución de la URSS en 1991, la OTAN está a las puertas de Rusia, con la incorporación de Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Hungría, Bulgaria, República Checa, así como Finlandia y Suecia, aliados de la OTAN.

Lee también:   Chile: rechazo a la propuesta constitucional

Ucrania, que tiene un alto porcentaje de población rusa y en cuyas ciudades se habla ruso, es un país eslavo. En el año 882 fue fundada la “Rus” de Kiev por el príncipe Oleg de Nóvgorod; abarcaba desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro, y se toma como la fundación de los pueblos eslavos de Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

Una guerra fratricida es impensable a pesar de los conflictos étnicos en Ucrania, fundada como república en 1922 con la proclamación de la URSS. Durante el imperio ruso era conocida como “Mala Rossiya”, la pequeña Rusia, y solo después de 1939 engrandeció su territorio con parte de Polonia y luego en 1954 Nikita Jrushchov cedió la península de Crimea, entonces un óblast (departamento) de Rusia, a Ucrania. Se trata de una joven república con lazos de sangre y territorio con Rusia y a mediano plazo es seguro que terminara entendiéndose con sus hermanos eslavos antes que con occidente.

Estados Unidos viene de morder el polvo en sus guerras asimétricas de Irak y Afganistán, donde los talibanes calzados con sandalias de cuero y viviendo en cuevas, derrotaron a la ultramoderna potencia mundial.

El pueblo norteamericano difícilmente aprobará comenzar a recibir ataúdes de sus jóvenes procedentes de una nueva guerra en Europa.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado