Hispanic L.A.Salud públicaViruela del simio: ¿debemos...

Viruela del simio: ¿debemos tenerle miedo?

En esta vorágine de eventos globales, pandemias, guerras y crisis económicas, un nuevo azote aparece en el horizonte, causando inquietud entre los expertos y temor en la gente. Básicamente desconocida, la viruela del simio (monkeypox), una enfermedad causada por un virus y que merece la atención del público. 

Sandy Close

Por ello, Ethnic Media Services organizó la semana pasada un evento informativo con la participación de decenas de reporteros y editores de medios étnicos, sobre el tema. 

Participaron en la rueda de prensa el Dr. William Schaffner, Profesor de Medicina Preventiva en el Departamento de Políticas de Salud y Profesor de Medicina en la División de Enfermedades Infecciosas, Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt; el Dr. Ben Neuman, profesor de biología y virólogo jefe de Global Health

Complejo de Investigación, Universidad Texas A&M y el Dr. Gregg Gonsalves, Profesor Asociado de Epidemiología (Enfermedades Microbianas), Instituto de Salud Global de Yale y el Codirector de la  Asociación Mundial de Justicia en Salud

Moderó la reunión Sunita Sohrabji de Ethnic Media Services.

“Nadie falleció de la viruela del simio, pero si algo nos enseñó el COVID es a no desdeñar los peligros de un nuevo virus”, dijo en su apertura Sandy Close, directora de Ethnic Media Services. “Por eso decidimos acudir a los expertos que ya nos han informado en otras ocasiones sobre el virus que causa el COVID-19 y pedirles que lo hagan sobre el nuevo riesgo”. 

Dr. William Schaffner

“La viruela del simio,” dijo el Dr. Schaffner, “es un virus que circula en el África central y occidental. Pertenece a la familia de la viruela (smallpox), que hemos erradicado de la faz de la tierra, y se le parece en cierta manera. En Nigeria, su reservorio, pulula en la población animal, probablemente pequeños, pero no sabemos exactamente cuáles. Debe su nombre a que fue identificado primero entre monos. Y de allí se expandió a los seres humanos. 

Existen dos variantes; la del África central, que no ha llegado aquí, y la del África occidental, que es la prevalente en Estados Unidos y que por lo general produce síntomas más leves en su infección. 

Para el 22 de junio había 155 casos en Estados Unidos en 24 estados y el distrito de Colombia. Las edades de los enfermos son de 20 a 76. Ningún niño se ha infectado.

El 97% de los enfermos son hombres, lo que nos lleva a suponer que se contagió en eventos del Orgullo gay en Europa, especialmente en las Islas Canarias, Berlín y quizás Francia. 

El 22 de mayo había tres focos en el Reino Unido. Uno de gente que había viajado, otro de una familia de tres que no viajaron y otros identificados en clínicas de salud sexual. 

El primer caso se diagnosticó el 17 de mayo en Massachusetts, con un hombre que había visitado Canadá. 

Este es un virus que se propaga a través del contacto personal cercano, de tres maneras: piel a piel, por gotas de saliva, es decir boca a boca, o a través de toallas o sábanas contaminadas. 

“Por favor, tomen nota de que este virus no se expande de manera amplia y rápida como el COVID”. 

Viruela del simio: el ciclo

Luego de contraer el virus, el período de incubación es de una a dos semanas. Luego sobreviene unos días con fiebre y otras señales de enfermedad viral, por uno o dos días y luego se desarrolla una erupción en la piel. Ocurre en los brazos y los dedos, la cara, las piernas y los pies. Pero este virus parece diferenciarse y la erupción puede ocurrir en el área genital o en la espalda. 

Las lesiones aparecen en diferentes fases de manera simultánea. La erupción crea una ampolla que gradualmente se llena de pus. Las ampollas son extremadamente contagiosas. Y es así como se transmite. 

La mayor parte de la gente tendrá leves síntomas que pueden ser tratados y entonces se resuelve solo. 

No lo llamamos enfermedad sexualmente transmitida porque no implica los órganos reproductivos, aunque ahora se está investigando esa posibilidad.

Pero la gente puede evitarlo limitando el contacto sexual con personas que uno no conoce. 

Hay dos vacunas originalmente contra viruela que pueden ser efectivas en este caso. El gobierno tiene reservas de la vacuna y la está distribuyendo en varios lugares del país. 

 

 Dr. Ben Neuman

Respecto a cómo llegó el virus a Estados Unidos, el Dr. Neuman informó de un hombre británico que vino de Nigeria. Pero en general, es una de las enfermedades tropicales descuidadas que son peligrosas pero no infectan a mucha gente. Vivimos en un mundo con más virus que gente que los puede investigar, y en cuanto a la financiación de la investigación no todos los virus son atendidos, hasta que algo así sucede. 

Cuatro de los enfermos son mujeres embarazadas. Dos de los fetos murieron antes del parto. Uno de los bebés nació muerto y cubierto de lesiones causadas por la viruela del simio. 

Esto es típico de este tipo de virus. Crecen muy bien en la placenta, más que en otras partes del cuerpo, junto con el útero. 

Nada en este virus señala que debe reproducirse entre hombres gay, sino en lugares cerrados donde hay mucha gente junta. 

No es algo que tiene que asustarnos ahora pero puede salir de nuestro control y tenemos que estar preparados para ello. 

La mutación del virus es lenta, lo que es típico para un virus del ADN, y el que hallamos aquí es parecido al que se detectó en Nigeria hace cuatro años. 

En este momento lo único que impide una rápida expansión del virus es el aislamiento geográfico y económico del área en África. Pero no se puede confiar en que eso sirva en el futuro. 

En respuesta a preguntas de los reporteros, el Dr. Neuman mencionó que existe un test llamado PCR que permite diagnosticar la enfermedad, para diferenciarla de otras erupciones de la piel.

Dr. Gregg Gonsalves

Hay 3,500 casos en todo el mundo, a lo largo de 44 países, concentrados en hombres que tienen sexo con hombres. Surgieron versiones de que es una enfermedad de los gays, pero no lo es. Es endémica en África y tuvo una oportunidad epidemiológica de expandirse entre hombres en eventos sociales. 

Al mismo tiempo, hay que evitar cualquier alarma que cause la represión de personas gay porque van a prescindir de cuidado médico incluso si contraen la enfermedad. 

Por otra parte, es difícil hacer un rastreo de contactos porque las personas no saben con quién han tenido relaciones sexuales en los últimos 14 días. 

 

Perfil del autor

Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021.
Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado