miércoles, septiembre 22, 2021
Hispanic L.A.Salud públicaCoronavirusCruzando Líneas: Morir por...

Cruzando Líneas: Morir por vivir

Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin

ARIZONA – Qué difícil es esto de la nostalgia en la pandemia… dan ganas de abrazar y no soltar, de acercarnos, acurrucarnos y cobijarnos con calor humano. Pero el frío se nos cuela en el día a día y nos hace tiritar el alma. ¿Hasta cuando? Hay días que calan más que otros.

Hemos aprendido a consolarnos en silencio, detrás de pantallas de salvación o perdición. Celebramos así también: cumpleaños en soledad, aniversarios en casa, graduaciones en línea, Día de Acción de Gracias en intimidad, nacimientos por Facetime, ¿Navidad en pijamas? Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

Y luego vemos a los otros, los que viven a pesar y en contra de todo, en riesgo, sin miedo. A veces los envidiamos en silencio. El cansancio nos da ganas de aventarlo todo al diablo; de arrancarnos los cubrebocas, de viajar, besar, apapachar, un apretón de manos y acercarnos más y más. Hasta que pasa algo: Una tos seca, un niño con gripe severa, un amigo transportado en helicóptero de emergencia al hospital por una neumonía severa o un abuelo en las últimas con ventilador a punto de ser desconectado. Sentimos un golpe seco en la boca del estómago… ¿sería, acaso…? Y regresamos la cinta.

Ese estamos en confianza se convirtió en una sentencia de muerte ajena. Solo cuando lo vemos tan cerca, cuando aspiramos ese último aliento, es que lo entendemos todo: morimos por vivir y matamos por morir. Esta es la pandemia. Aquí no hay nada justo. Eso me da miedo, mucho.

Estoy del otro lado del muro y añoro las tardes de villancicos en casa, en ese hogar que cerca de Navidad huele a galletas de nuez, tamales, sopa para los niños y calentón de gas. Extraño las carcajadas de los primos, las travesuras de los sobrinos, las ocurrencias de mi hermano, las noches de juerga con mis amigos, envolver regalos y chocolate caliente… extraño a mi mamá y a mis muertos. No, los recuerdos no me bastan; a veces me duelen.

El coronavirus nos obligó a detenernos, pero la vida no se puso en pausa… ni nuestros demonios, para ellos esto del aislamiento es una fiesta. Cuesta domarlos, más cuando se acercan esos días que significan tanto: el día que murió papá, el aniversario del Chale, otro año sin Don Manny, el cumpleaños del tío que ya no está, Navidad, Año Nuevo y todo el tiempo de en medio… esos momento cuando una caricia salva y un abrazo se convierte en una tregua temporal con lo que nos carcome por dentro.

Así que ahora, tan lejos, del otro lado del muro, cruzan solo mis líneas y mis pensamientos, las ganas y la nostalgia. Prefiero vivir por vivir, porque los quiero tanto. Quizá mañana.

Visitas de hoy a esta página: 55
Ultima hora 2
Hispanic L.A. últimos 30 días: 472629
Maritza Félix
Maritza Lizeth Félix es una periodista, productora y escritora independiente en Arizona. Nació en Magdalena de Kino, Sonora, México. La frontera ha sido su hogar y su inspiración por más de 15 años. Su trabajo ha sido publicado en importantes periódicos de Estados Unidos, México y otros lugares del mundo, así como en las principales cadenas de televisión de habla hispana Univisión y Telemundo. Actualmente trabaja de manera independiente para la Organización Editorial Mexicana, Channel 4, Proyecto Puente, Uniradio Noticias, Telemax y Prensa Arizona. Fue reportera en el documental “Misterios de la Fe”, de Discovery Channel y fungió como productora del documental de la frontera de Estados Unidos y México para la serie televisiva “The Wall”, un trabajo investigativo mundial realizado por Rondo Media, del Reino Unido. También ha sido productora de proyectos especiales como coberturas políticas, electorales y de inmigración para Al Jazeera y fue la productora de investigación en el galardonado reportaje “Risking It All For America – Riding The Train Of Death”, de Channel 4 en Inglaterra. En 2011 fue nombrada por Chicanos Por La Causa como una de los “40 Líderes Hispanos menores de 40 años” en reconocimiento a su trabajo periodístico e influencia en el estado. Félix ha ganado cinco premios Emmy y fue la primera ganadora del premio a la “Mejor Crónica Escrita en Estados Unidos”, de Nuevas Plumas. También ha recibido múltiples galardones del Arizona Press Club por sus reportajes. En 2012 y 2013, la revista Phoenix New Times la nombró como la “Mejor Periodista de Habla Hispana” en Arizona. Maritza está felizmente casada y es mamá de unos mellizos curiosos que retan y alimentan su imaginación todos los días y llenan su vida de alegría, amor y carcajadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Desde Los Angeles

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Relacionado

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES