Odio y discriminación en el sistema de justicia de LA

En medio de una serie de manifestaciones en Los Ángeles y a nivel nacional,  pidiendo justicia por la muerte de George Floyd en el 2020, George Gascón se perfilaba como primer fiscal latino de Los Ángeles. Su bandera era la de reformar el sistema penal, plagado de racismo, discriminación y odio contra las minorías, subrayaba.

Un sistema inhumano por décadas

El racismo, el odio, es algo que no se puede ver o tocar, pero es algo que ha estado en el sistema de justicia por décadas”, expresó.

Finalmente Gascón obtuvo la mayoría del voto angelino que pedía a gritos un cambio en el sistema penal. Un sistema que desde los 80s ha incrementado la población carcelaria al grado de convertir a California en el estado con más presos y prisiones después de Texas.

Según Prisonpro.com, una organización que ayuda a las familias con información sobre la población carcelaria, entre centros de detención para migrantes, jóvenes, cárceles de hombres, de mujeres, estatales y federales en California, hay en el estado 99 prisiones, muchas de ellas sobrepobladas, al grado que jueces han ordenado que se libere a miles de reos, incluso ahora con la pandemia.

Con su llegada, el nuevo fiscal implementó los cambios: no juzgar a un menor como adulto, eliminar la fianza para delitos no violentos, eliminar la pena de muerte y no utilizar factores agravantes para inflar sentencias; todas estas prácticas que contribuían el encarcelamiento masivo de su población.

Ahora lo que se busca con los cambios es hacer del sistema de justicia uno más humano, que no solo detenga ese encarcelamiento masivo, pero que al mismo tiempo ayude en la reinserción a la sociedad a las personas privadas de su libertad. Es por eso que trabaja con otros departamentos del condado para darle más recursos y herramientas a las personas que recuperan su libertad.

La reforma del fiscal

Gascón explicó que desde que un individuo es arrestado, en un gran número de veces tiene mucho que ver su origen y apariencia, especialmente en las comunidades de color donde no tienen muchos recursos para pagar una fianza y son encarcelados sin poder defenderse y luego, en muchas ocasiones se declaran culpables sin serlo por miedo a quedarse encarcelados más tiempo.

Lee también:   El llamado de la naturaleza

De acuerdo con el fiscal, el sistema penal está estructurado para que las personas que tengan dinero tengan menos consecuencias, en comparación con  las personas que no pudieron pagar la fianza, conseguir un abogado particular o un investigador que revise su caso. Todo esto tiene una cascada de consecuencias que termina afectando a la familia y a la comunidad en general.

Odio George Gascon
George Gascon

Gascón subraya que “no es que queramos que las personas que son culpables no paguen por el delito que cometieron, lo que estamos haciendo es que los castigos sean proporcionados al crimen cometido”.

Cifras y resultados

Según a Los Angeles Almanac, el sistema carcelario del condado angelino es el más grande de la nación y es superior al de 37 estados. Hasta el año pasado, el 54% de presos eran latinos, el 30% afroamericanos y solo el 13% blancos, siendo que la población blanca es similar a la comunidad latina; mientras que los afroamericanos son solo el 8% de los residentes.

En el 2002, la cifra de prisioneros era similar: 35.2 latinos, 30% afroamericanos y 29.3 blancos. Casualmente, el número de presos blancos es el único que ha bajado sustancialmente en las últimas dos décadas, mientras que el de los latinos ha subido significativamente.

Para el abogado de inmigración Ricardo Pérez Villegas, quien recientemente ayudó a salir en libertad a un individuo que pagó 20 años por un crimen que no cometió y actualmente trabaja con otro preso que fue sentenciado cuando era menor de 15 años y ha pasado 21 años de su vida en la cárcel, el sistema carcelario es racista y discriminatorio contra las minorías.

El odio y la discriminación genera violencia

El racismo estructural existe y aunque cambiamos de fiscal, si seguimos utilizando el mismo sistema como está, seguiremos obteniendo los mismos resultados”, expresó el abogado Pérez. “Y eso es lo que quiere cambiar Gascón, cambiar la política del sistema estructural, que deben ser cambios radicales para minimizar la discriminación que existe contra ciertos grupos”.

Subraya que lo que se busca hacer con las medidas del fiscal Gascón es una transformación para romper con ese ciclo de violencia que permita a los jóvenes y las personas que se meten en problemas con la ley a buscar opciones y no caer en los mismos errores.

Lee también:   El tomate, personaje central de la historia

“La violencia que se vive actualmente no es una consecuencia de las políticas del fiscal”, dijo el abogado Pérez. “La violencia en general está subiendo a nivel nacional, inclusive en esos condados donde las políticas se enfocaba más en castigar que en rehabilitar. Tenemos el condado de San Bernardino donde proporcionalmente el crimen es más alto y nadie está tratando de destituir al fiscal de esa área”.

La mano dura en los estados republicanos

De acuerdo al laboratorio de ideas Third Way, el promedio de los asesinatos en el 2020 aumentó en todo Estados Unidos; no obstante, en las ciudades y condados de estados Republicanos se incrementó más que en los estados Demócratas, hasta en un 40%: Mississippi, Louisiana, Kentucky con cifras superiores a los estados de Nueva York, Illinois y California.

Mientras que el Instituto de Políticas Públicas de California reveló que en el estado Dorado, los condados gobernador por los Republicanos, que generalmente se traduce en leyes más estrictas y condenas más largas, como el de San Bernardino, Fresno, Kern y Orange, el crimen se incrementó muy por arriba de los condados de Los Ángeles y San Francisco.

El abogado explicó que el tema de la violencia es una situación compleja, y actualmente hay muchos factores en juego que han exacerbado la situación de muchas familias, desde la falta de vivienda, la inflación, la pandemia, los problemas mentales, las drogas como el fentanilo y hasta los intensos calores –producto del cambio climático-, juegan un factor importante en la conducta inapropiada de las personas.

“Meter a la cárcel a personas por delitos no violentos sería como volverlos a criminalizar, sin antes  ofrecerles el apoyo que necesitan para que salgan adelante”, explica.

La campaña de destitución y sus razones

Para Salvador Sanabria, director de la organización El Rescate, el esfuerzo de destitución contra el fiscal Gascón no tiene otra razón que la discriminación con tintes políticos e ideológicos, particularmente del lado extremo del Partido Republicano que buscan mantener el sistema de justicia como estaba antes para seguir arrestando y encarcelando a las minorías.

Lee también:   Los niños deben vacunarse aunque muchos padres se opongan

“La realidad es que dentro de los cuerpos de policías existe una actitud discriminatoria contra los latinos y con aquellos que se perciben como inmigrantes en situación irregular”, expresó, el activista.

“Esta campaña de destitución cumple una misión del Partido Republicano y los sectores neoconservadores más ligados a Donald Trump”, agrega. “Cuando en realidad la violencia es más alta en los condados de San Bernardino y Riverside, pero de allá no se dice nada”.

Entre los simpatizantes a favor de destituir a Gascón se encuentra Geoff Palmer, un millonario que de acuerdo a America Prospect, se opone a la vivienda asequible y contribuyó a la campaña de Trump $2 millones en las elecciones del 2020.

Otros respaldos de poder son: Dennis Zine, un ex concejal y ex policía; el ex  fiscal Steve Cooley, quien de acuerdo a Los Ángeles Times, en el análisis de 687 balaceras mortales ocurridas del 2004 al 2012, bajo su mando, en más del 99% de las decisiones, las acciones de los agentes se consideraron legales  y solamente cuatro oficiales fueron procesados, identificados por el diario.

Odio

Por su parte Gascón, en 18 meses que lleva al frente de la fiscalía, ha procesado a 21 agentes de diferentes departamentos del orden, principalmente del Sheriff de Los Ángeles, liderada por Alex Villanueva, mismo que se ha manifestado a favor de la destitución.

Sanabria subrayó que lo que buscan las reformas de Gascón es solo humanizar el sistema carcelario que estaba totalmente saturado y amañado para que las minorías y gente de bajos recursos fueran los que llenaran las prisiones; lastimosamente se da en un momento complicado y de mucho enfrentamiento ideológico que en ocasiones no permite ver la discriminación que lleva implícita.

Este artículo fue apoyado en su totalidad, o en parte, por fondos proporcionados por el Estado de California y administrados por la Biblioteca del Estado de California.

Perfil del autor

Steven Muñoz es un periodista radicado en Los Ángeles por las últimas tres décadas.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado