Fabricantes de camiones reacios a reducir la contaminación

El 27 de agosto de 2020, la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), en un voto unánime, decidió adoptar las reglas llamadas California Heavy-Duty Engine and Vehicle Omnibus Regulation, (HDO), o Instrumento para la Regulación de motores y vehículos pesados

Una victoria colosal

Se trata de disposiciones destinadas a reducir dramáticamente la contaminación tóxica del aire causada por los combustibles fósiles pesados utilizados en los decenas de miles de camiones de servicio que recorren el estado, un grave problema de salud que aqueja a millones de residentes, especialmente en el sur de California y especialmente entre las comunidades latina y afroamericana, que viven en zonas particularmente contaminantes.

Con justicia, se lo consideró una victoria colosal, no sólo para el estado, históricamente pionero en la lucha contra la contaminación ambiental, sino también para el país entero, que por regla general le sigue los pasos al Estado Dorado.

Su texto completo, fruto de años de deliberaciones y audiencias, se encuentra aquí.

Entre otras cosas, la HDO reducirá la contaminación del aire de los camiones nuevos al establecer topes en las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) permitidas, un 75 % por debajo de los estándares actuales.

HDO entrará en efecto en 2024 y en 2027 ordenará una reducción del 90% en las emisiones comparado con la situación actual. 

Dice CARB: “Estas reducciones de NOx equivalen a sacar de circulación 16 millones de vehículos ligeros”. 

HDO busca también institucionalizar los controles de contaminación por partículas finas (hollín) identificadas con camiones diésel, culpables de la cuarta parte de estas emisiones.

Regulaciones para la defensa de la vida

En total, la aplicación de las reglas traerá un enorme alivio para la salud de los californianos. En dólares, significa un ahorro de $36,000 millones en beneficios de salud. Pero en vidas humanas evitará 3,900 muertes prematuras y 3,150 hospitalizaciones para 2050, según el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).

Los nuevos estándares de camiones limpios son el resultado de una enorme presión a nivel popular, que por años ejercieron grupos de medio ambiente y organizaciones comunitarias, así como expertos en salud pública y periodistas, que demandaron acción concreta y rápida, para reducir la contaminación que tanto daño hace a la población.

Lee también:   Los días después de la matanza de Uvalde

camiones

Vale la pena recalcar que la aplicación de HDO es particularmente crucial para nuestra comunidad latina, compuesta en muchos casos por residentes de bajos recursos, poco organizados  y que residen viven en las áreas más nocivas. Son regiones circuladas por miles de camiones contaminantes, en especial el corredor Alameda a lo largo de la autopista 710 que cruza Los Ángeles de norte a sur partiendo del Puerto de Los Ángeles y Long Beach con camino a los almacenes gigantes en el norte del condado (con una presencia cada vez más pronunciada de los pertenecientes a Amazon).

Los camiones diésel son un elemento pernicioso en muchos vecindarios al arrojar  contaminación cerca de hogares, escuelas y lugares de recreación, causando enfermedades en nuestros niños.

Uno podría pensar que todos están de acuerdo con la importancia de salvar vidas al mismo tiempo que se actualiza la tecnología de los camiones así utilizados, pero no es así.

Los fabricantes de camiones y el medio ambiente

La asociación Truck and Engine Manufacturers Association (EMA) que representa a los fabricantes de camiones y motores, presentó este 27 de mayo una demanda en el Tribunal federal de Distrito del Centro de California contra, CARB, en su calidad de encargada de definir los estándares de emisiones de los vehículos.

CARB es un departamento dentro de la Agencia de Protección Ambiental de California a nivel de gabinete.

En la demanda, EMA exige detener la implementación de las reglas, porque según ellos el gobierno no cumplió con una disposición de la Ley Federal de Aire Limpio (CAA) que requiere cuatro  años de espera para implementar estándares de emisiones en camiones nuevos.

A todas luces y como lo reconocen muchos miembros de EMA, se trata de una poco disimulada táctica dilatoria que de prosperar retrasará al menos en cuatro años la transición hacia camiones más limpios, lo que a su vez alejará el objetivo de un aire más limpio en nuestras comunidades.

Afortunadamente, la acción de EMA no representa a todos los principales fabricantes de camiones. Algunos de ellos, como los gigantes General Motors y Ford, dejaron claro que no eran parte de la demanda.

General Motors hizo pública el 30 de mayo, solo tres días después de presentada la demanda contra las regulaciones, su “Declaración de GM sobre el litigio de la EMA que desafía las regulaciones ómnibus Low-Nox de la Junta de Recursos del Aire de California:

Lee también:   La guerra por el agua en México

“Aunque GM es miembro de la Asociación de Fabricantes de Camiones y Motores, GM optó por no participar en este litigio ya en febrero de 2022 y no está involucrado. GM respalda los estándares de emisiones y las políticas complementarias que ayudarán a acelerar la transición a vehículos de cero emisiones y reducir la contaminación del aire”.

Dos semanas después, el 15 de junio, Ford declaró públicamente que “no está involucrado en el desafío legal de EMA a la Regulación Ómnibus de Vehículos y Motores de Servicio Pesado de California”. Y explica: “Estamos orgullosos de respaldar a California en apoyo de los estándares de emisiones de camiones limpios que ayudarán a acelerar la transición a vehículos de cero emisiones y reducir la contaminación del aire. Ford se está moviendo ahora para ofrecer vehículos eléctricos innovadores para muchos en lugar de unos pocos”.

Otra empresa importante que prefirió no participar en la demanda es Cummins, que entre otras cosas diseña, fabrica, distribuye y repara motores para camiones..

¿Qué motivó a estas empresas a abstenerse de participar en la demanda?

Quizás el que en la regulación HDO hay una promesa de fondos adicionales para ayudar a los fabricantes a hacer la transición a vehículos de cero emisiones tanto en California como en otros estados elegibles.

Pero indudablemente, incidió la labor de quienes a lo largo de todo el camino han promovido, preservado y apoyado las nuevas reglas.

Así, el 28 de junio una coalición de  21 organizaciones que representan a empresarios, instituciones médicas, y activistas en el ámbito del clima y la justicia ambiental publicaron una solicitada dirigida al liderazgo de EMA e individualmente a los directores generales de todos sus miembros, bajo el título “Dejen de estancar los estándares críticos de camiones limpios y de cero emisiones”.

En él, critican la demanda judicial de EMA y piden que los miembros “sigan las acciones de algunos de sus compañeros miembros de la EMA y se separen públicamente de la demanda y aliente a la EMA a que detenga de inmediato toda actividad diseñada para retrasar o detener la transición a camiones más limpios”.

Firman el documento entre otras, organizaciones como Green Latinos, el club Sierra, el instituto Greenlining, la Unión de Científicos Preocupados, LAANE (Alianza de Los Ángeles para una Nueva Economía) y la Liga de Votantes Conservacionistas.

Pero muchos fabricantes de camiones y partes para ellos siguen siendo parte de la demanda, y esta sigue en pie. Algunas, como Volvo, Daimler y Volkswagen, presumen de palabra estar en la vanguardia de la lucha contra la contaminación y ser las pioneras en la introducción de camiones eléctricos.

Lee también:   Ley de Reducción de la Inflación: una gran victoria, pero la lucha continúa

Así, Volvo se jacta de la apertura de una academia para instruir a su personal en la fabricación de los camiones eléctricos de manera segura; Daimler anuncia un contrato por 800 camiones eléctricos con Sysco. Y VW se jacta de que el fabricante europeo de camiones MAN ha completado 20 prototipos de un modelo de semirremolque que pretende poner en producción a partir de finales de 2023. MAN es parte del grupo VW.

Pero a pesar de esas respetables credenciales, no han denunciado la demanda judicial hecha supuestamente en su nombre.

Los camiones pesados comprenden la fuente más grande de NOx en el estado, contribuyendo con el 31% de todas las emisiones de NOx en todo el estado, así como más de una cuarta parte del total de las emisiones diésel de material particulado (PM). Si California va a cumplir con sus requisitos de calidad del aire ambiental basados en la salud estándares, necesitamos reducir los niveles de emisiones de NOx de los camiones pesados en carretera de inmediato. 

camiones

La demanda judicial contra la implementación de las reglas HDO es perniciosa. Atenta contra los avances prometidos por los cambios salvarán las vidas de muchísimos miembros de la comunidad.

Si la demanda procede en corte y si prevalece se postergará en cuatro años la puesta en marcha del proyecto. Mientras tanto, los químicos nocivos seguirán enfermando gravemente a nuestra gente.

Perfil del autor

Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021.
Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado