martes, diciembre 1, 2020
Más

    Palabra Abierta felicita a Milcíades Arévalo

    De Milcíades Arévalo ha dicho el escritor Eduardo García Aguilar que “es nuestro Mago Merlín y nuestro flautista de Hamelin”. Y cierto que así es, porque un mago o un alquimista de las letras no se hace de la noche a la mañana. Treinta años dirigiendo una revista, manteniendo una revista contra viento y marea, en este mundo de todas las pesadillas, es como hablar de algo que se va más allá de lo conocido; más directamente dicho: es la tarea para el increíble personaje de una novela.

    Este esfuerzo lo saluda —con la mayor sinceridad— Palabra Abierta, el suplemento cultural de HispanicLA, porque realmente, amigos lectores, es una odisea literaria que en estos tiempos nadie creería, si no es que todo el mundo sabe que su revista, Puesto de Combate, se encuentra ahí, en este mundo concreto donde incluso hasta el papel comienza a escasear.

    Una carta como la que van a leer a continuación —escrita por el destacado escritor Gustavo Álvarez Gardeazabal— es un fiel testimonio de reconocimiento, y justísima petición para el otorgamiento del prestigioso Premio Nacional Vida y Obra a este autor, también de probada calidad y revistero mayor no sólo de la historia literaria de Colombia, sino asimismo de Hispanoamérica.

    Enhorabuena, Maestro Milcíades.

    ***

    Tuluá, Junio 22 de 2010

    SEÑORES

    MINISTERIO DE CULTURA

    Programa Nacional de Estímulos, Premio “Vida y Obra

    BOGOTÁ

    Lleno de orgullo me permito presentar como candidato al Premio Nacional Vida y Obra al escritor Milciádes Arévalo. No hago esta postulación porque se trata del autor de este o aquél libro de cuentos, de poemas o de ensayos, como los que a lo largo de su vida le hemos leído. No, la hago porque se trata del gestor y sostenedor por más de 38 años de una revista literaria que no ha sucumbido al vértigo de la modernidad ni a las pasiones de quienes han publicado en sus páginas, PUESTO DE COMBATE.

    En esa revista todos los que hemos escrito encontramos albergue y pivote sin distingos ni separaciones de edades, identidades o simpatías ideológicas. Allí se ha mantenido, década tras década, una llama inextinguible de defensa de la literatura colombiana. No hay otro colombiano que haya realizado con tanta dedicación y perseverancia, y por tanto tiempo, una labor semejante. Repasar las páginas de todas sus ediciones desde el primer número hasta el que acaba de salir es repasar la historia de la literatura colombiana, es asomarse a todas las lecturas de tierras lejanas que mucho o poco influyeron en la conformación del pensamiento literario nacional.

    Otorgarle este galardón a su Vida y Obra, a quien ha hecho lo que ningún otro colombiano hubiese podido realizar, resultaría más que lógico, nos llenaría de inmensa satisfacción a quienes desde la provincia valoramos la ayuda feroz de un balcón permanente para asomarse a ser leído como PUESTO DE COMBATE.

    Gustavo Alvarez Gardeazabal

    Manuel Gayol
    Manuel Gayolhttp://palabrabierta.com
    Manuel Gayol Mecías Escritor y periodista cubano. Editor de la revista literaria online Palabra Abierta (http://palabrabierta.com). Graduado de licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana en 1979. Fue investigador literario del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas (1979-1989). Posteriormente trabajó como especialista literario de la Casa de la Cultura de Plaza, en La Habana, y además fue miembro del Consejo de redacción de la revista Vivarium, auspiciado por el Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana. Ha publicado trabajos críticos, cuentos y poemas en diversas publicaciones periódicas de su país y del extranjero, y también ha obtenido varios premios literarios, entre ellos, el Premio Nacional de Cuento del Concurso Luis Felipe Rodríguez de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) 1992. En el año 2004 ganó el Premio Internacional de Cuento Enrique Labrador Ruiz del Círculo de Cultura Panamericano, de Nueva York, por El otro sueño de Sísifo. Trabajó como editor en la revista Contacto, en 1994 y 1995. Desde 1996 y hasta 2008 fue editor de estilo (Copy Editor), editor de cambios (Shift Editor) y coeditor en el periódico La Opinión, de Los Ángeles, California. Actualmente, reside en la ciudad de Corona, California. OBRAS PUBLICADAS: Retablo de la fábula (Poesía, Editorial Letras Cubanas, 1989); Valoración Múltiple sobre Andrés Bello (Compilación, Editorial Casa de las Américas, 1989); El jaguar es un sueño de ámbar (Cuentos, Editorial del Centro Provincial del Libro de La Habana, 1990); Retorno de la duda (Poesía, Ediciones Vivarium, Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana, 1995).

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    trece − tres =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    Esperando a Godot en EE.UU. o una democracia en vilo

    Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro q...