martes, diciembre 1, 2020
Más

    Por qué me hice periodista

    Muchos piensan que ser periodista es algo así como un privilegio. Sin duda hubo (y hay) periodistas destacados pero, al igual que en todas las disciplinas, esto significa que al mismo tiempo hubo (y hay) muchos que no lo son.

    Obligación o profesión

    Y en realidad, no tienen porqué ser “destacados”. No es una obligación, es una profesión.

    Pero también es una pasión: se es periodista porque se siente, como ser médico o zapatero. Cuando una persona siente que quiere ser esto o aquello, ¿por qué no buscar llegar a ser eso que uno sueña?

    Aunque en realidad yo no soñaba ser periodista, me hice periodista.

    Vamos por pasos: cuando uno va creciendo sueña con ser muchas cosas diferentes, ¿no? ¿Quién no quiso ser policía o bombero? Me refiero, claro, a los niños.

    Porque mientras crecemos nos van inculcando valores sociales: los niños juegan con carritos, las niñas con muñecas.

    Y además nos meten la religión cuando no tenemos la capacidad de decidir cuál nos gusta o cuál se adapta a nuestros intereses morales y éticos. Nos van moldeando para ser “buenos”, para mantener el orden establecido.

    ¿Qué hago aquí?

    Pero alguien rompe este ciclo. Ocurre en muchas familias. Yo fui uno de esos niños que un día se dijo “y yo, ¿qué hago aquí?”. Fue en la iglesia, claro, donde mi madre me mandaba cada domingo. La pobre de mi madre casi se desmaya. Pero no volví a la iglesia. Bueno, miento: regresé un tiempo después cuando, ya adolescente, ese era el único lugar donde podíamos encontrarnos con las muchachas que nos gustaban.

    Pero hasta ahí.

    Nunca me interesó la religión institucionalizada, burocratizada: es fuente de poder y control en base al sentimiento de la gente.

    ¿Por qué reaccioné así a mi edad? No lo sé. No fue un sentimiento racional sino emocional, intuitivo. Me dió la impresión de que alguien estaba diciéndome qué hacer y qué sentir.

    El tiempo trajo otras cosas, como comprender más el papel de las religiones en las guerras y los abusos de las sociedades y en el apoyo y servicio a favor de los poderosos en detrimento de los sometidos.

    Cine y periodismo

    Después de la escuela preparatoria, ingresé a la universidad. Fiel a mis intereses sociales, estudié cinematografía en la Universidad de La Plata.

    ¿Cine? ¿Y qué tiene que ver con el periodismo?

    Mucho: en el cine, como en parte del periodismo, se cuenta una historia.

    Claro que también la suerte, o los accidentes de la vida, juegan su papel a la hora de decidir una profesión.

    Pero lo cierto es que ese espíritu de crítica, de rebeldía, que un día me llevó a dejar la tradición de ir a la iglesia cada domingo, también me llevó a elegir o mantenerme en una profesión que también tiene un espíritu rebelde y de crítica.

    Ha sido —y es— un camino difícil, de mucho trabajo y bajos salarios.

    Pero sigo porque me gusta.

    Y porque estoy convencido de que por este medio puedo mantener ese espíritu de crítica tan necesario en nuestra sociedad.

    Eduardo Stanley
    Eduardo Stanley
    Nacido en Rosario, Argentina. Después de graduar de la Escuela de Bellas Artes (área de cinematografía), de la Universidad Nacional de La Plata, realizó un curso de postgrado en la Universidad de Bucarest, Rumania, sobre teoría de la comunicación. Durante tres años impartió clases de Lógica y Semiótica en la Universidad Autónoma de Sinaloa (Culiacán, Sinaloa), México. A mediados de los 80 se trasladó a Estados Unidos. Durante más de 30 años realizó trabajos de periodismo y documentación en el Valle Central de California, desempeñándose en diferentes medios de comunicación —principalmente en español. Actualmente es colaborador de publicaciones nacionales e internacionales y autor de dos ensayos: “Latino immigrant Civic and Political Participation in Fresno and Madera, California” y “Proyecto Campesino - 60 Years of History and Commitment for Equality and Justice in the San Joaquin Valley, California”.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    siete − uno =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Navidad o la historia del Dios Sol

    Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones, esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol