martes, julio 14, 2020
More
    Inicio Sociedad Derechos civiles Ligia Minaya: el Barba Azul que llevamos adentro

    Ligia Minaya: el Barba Azul que llevamos adentro

    In memoriam Ligia Minaya

    Dice la psicóloga Clarissa Pinkola, en su libro Mujeres que corren con Lobos, que cada mujer lleva dentro un Barba Azul. Ese que la esclaviza.

    No la deja avanzar. Barba Azul entregó un paquete de llaves a su esposa. Le dijo que no usara la pequeña. Ella no le obedeció. Abrió una habitación y se encontró con los cadáveres descuartizados de las esposas anteriores. De esa llavecita comenzó a brotar sangre. Trató de limpiarla, pero siguió brotando. La escondió, y la sangre se derramó por todas partes. Barba Azul volvió y se dio cuenta. Quiso matarla. No pudo porque las hermanas de la mujer intervinieron. Lo que dice este libro es que todas la mujeres tenemos dentro una llavecita para abrir la puerta que nos llevará a ver lo que por mucho tiempo no hemos querido o no hemos podido ver.

    La naturaleza femenina

    instintiva se ha

    saqueado, rechazado

    y reestructurado por

    mucho tiempo. La libre

    fortaleza de una mujer

    se ha encadenado a

    complacer a los demás.

    Todas tenemos un Barba Azul que nos perjudica. Si abrimos la puerta, de la llavecita seguirá brotando sangre. Eso significa que a la primera brecha se seguirán abriendo otras. Ya no podremos callar ni continuar ocultando lo que no nos deja avanzar. Así soltamos los nudos que nos atan. La desobediencia a la orden del depredador es importante.

    A la curiosidad femenina se le llama entrometida y a la de los hombre investigativa. Las preguntas que una mujer se hace a sí misma son llavecitas que abren las puertas de su psique. Por años nos ha enseñado a no ver nada, a no decir nada, a no preguntar nada, y eso ha hecho nacer y crecer al Barba Azul que nos ha impedido ser nosotras mismas.

    La naturaleza femenina instintiva se ha saqueado, rechazado y reestructurado por mucho tiempo. La libre fortaleza de una mujer se ha encadenado a complacer a los demás. Así, la mujer silenciosa, humilde, callando el maltrato, es considerada “buena mujer”. Las que logran decir lo que sienten y escapar de esa esclavitud, son las “malas”.

    La mujer “salvaje” que a veces percibimos de manera fugaz y entonces experimentamos el deseo de seguir, está dentro. No es la del libertinaje, sino la que sabe cómo, dónde y cuándo conseguir su libertad, y la consigue.

    Por y con ella, se obtiene una madre, una aliada y una maestra. Nos trae la curación. Lo cual no significa perder las relaciones propias de la vida, la familia, los amigos, pero sí establecer un territorio propio, recuperar el alma, vivir cómoda en sí misma, reencontrarse con la dignidad.

    ¿Dónde está esa mujer “salvaje”? Vive en cada mujer. Muy dentro de ella. Está en las calles. En la universidad. En el paisaje. En la poesía, en el canto, en la inspiración, en el tiempo que nos damos a nosotras mismas.

    Para encontrarla hay que regresar al instinto femenino despojándose de los falsos mantos que nos arropan. Por favor, entierre a Barba Azul y abra con la llavecita inquisidora la puerta a la libertad, con discreción, inteligencia y fuerza, por supuesto.

    Si alguna vez le han llamado descarada, rebelde, astuta, es que va por buen camino. La mujer “salvaje” está cerca. Si no logra aullar, jamás encontrará la manada.

    Somos ciudadanas de la vida, no turistas de paso.

    Del Editor: Republicamos en HLA este texto que nos envió en 2010, de un total de cinco que mostraron su calidad y humanidad, su retrospectiva profunda y lenguaje preciso.

    Ligia Minaya
    Ligia Minaya
    Ligia Minaya, escritora, abogada, jueza y columnista, murió en junio pasado en Puerto Rico, a los 77 años. Residió Denver, Colorado. Escribía para Diario Libre una columna sabatina con el título de “Saudades”. Fue también procuradora fiscal, profesora de criminología, consultora jurídica de la Secretaría de Medio Ambiente; y publicó varios libros, entre ellos: Palabras de Mujer (selección de los artículos escritos en el periódico Última Hora, 1977); El Callejón de las flores (cuentos eróticos,1999 y 2004); Cuando me asalta el recuerdo de ti (novela, 2003); Mi corazón tiembla en la sombra (novela, 2007); Mujeres de Vida Alegre (cuentos, 2009).

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Goya Foods: La guerra de los #hashtags

    En un mundo en que la reputación de una marca da un giro a la velocidad que se difunde un hashtag, un texto, un...

    Historias de inmigrantes: siempre seremos mexicanos

    He regresado varias veces a México, con las ganas de quedarme en mi país, de no abandonar otra vez la que considero mi casa, mi origen, lo más mío, aquello a lo que pertenezco, de no dejar mi México

    El coronavirus ha creado una lluvia de estafas

    "Los estafadores son como vampiros que desangran a sus víctimas no sólo de dinero sino de esperanza y respeto propio", dijo la moderadora de la conferencia, Sandy Close, directora de Ethnic Media Services.

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Informes secretos de la diplomacia estadounidense: ¿Quién vigila al vigilante?

    A los ciudadanos nos cuesta creer que nuestros gobiernos funcionen de forma semejante. Es posible que en ocasiones prefiramos no mirar, para no tener que ver una realidad, no sólo decepcionante, sino intolerable.

    Miembros de grupos racistas arrestados en California

    Arrestaron a cuatro californianos que el año pasado participaron de un violento mitin convocado por la derecha nacionalista en Charlottesville, Virginia. Se los acusa...

    TIJUANA BLUES: Frosty Pink Juárez

    ¿Cuál sería la reacción del Presidente Obama si por ejemplo alguna marca de pinturas industriales saliera al mercado con una línea de colores que utilizara nombres como: Gris Torres Gemelas, Azul 9-11, Verde Mensajero de Al-Qaeda?