Trump y los evangélicos blancos: el porqué de tanta hipocresía religiosa

Detrás de todos los argumentos, del encubrimiento de la mentira, la estrategia de la derecha conservadora es controlar el sistema judicial de Estados Unidos. Específicamente tomar control de la Corte Suprema de Justicia y los circuitos judiciales federales. Trump es solo un instrumento de utilidad

Trump y los evangélicos blancos: el porqué de tanta hipocresía religiosa
Orando por Trump

En las elecciones del 2016 el entonces candidato Donald Trump quedo electo como el presidente 45 de los Estados Unidos. Su triunfo se debió en gran parte al apoyo mayoritario de los votantes evangélicos que representan el 25% del electorado estadounidense. Estos le garantizaron el triunfo en los estados claves de Florida, Iowa, Michigan, Ohio, Pennsylvania y Wisconsin.

De la misma serie, por Ricardo Corzo Moreno:

Los Demócratas y la fe
Trump y los evangélicos blancos: el porqué de tanta hipocresía religiosa
Cristianismo en America Latina: el Crecimiento de la Iglesia Evangelica

Así, le ayudaron a ganar el colegio electoral, con 304 votos electorales contra 227 que recibió su contrincante demócrata Hillary Clinton. Aunque esta le superara por 48.2%  contra 46.1% en el voto popular.

El 80% de los evangélicos votó Trump

Una investigación del Pew Research Center mostro que Trump recibió el 80% de apoyo de los evangélicos, en comparación del tan solo 16% que recibió Clinton. Es decir que 8 de cada 10 evangélicos votaron por Trump, lo que le dio una ventaja del 65% en este segmento del electorado sobre su contrincante.

Esto sorprendió a quienes nos dedicamos al estudio de la sociología de la religión, porque Trump es la antítesis de los postulados de la “ética moral evangélica”. Durante la campana electoral, elementos muy preocupantes sobre el carácter moral de Trump salieron a relucir. Esto me hizo pensar que se debilitaría el apoyo evangélico a su candidatura debido a que:

Trump utilizó los servicios de trabajadoras sexuales mientras su tercera esposa, estaba embarazada de su hijo. Sí, leyó bien.

Trump se ha divorciado tres veces. El apóstol Pablo exhorto claramente a los primeros cristianos del mundo grecoromano, a cesar las prácticas culturales de tener relaciones sexuales con prostitutas. Se le puede dar al actual presidente el beneficio de la duda por los divorcios. Total, no estaba aspirando a ser obispo evangélico. Pero eso de tener relaciones sexuales con actrices porno, no entiendo cómo se puede digerir.

Trump fue sorprendido con un micrófono en mano, alardeando de como podía escapar ileso después de agredir sexualmente a mujeres, debido a su dinero y poder. En partes del audio, describe explícitamente como colocaba sus manos en las partes íntimas de mujeres, y que besaba a las esposas de sus amigos, sin que estas pudieran decir nada. Uno de los diez mandamientos, establece claramente la prohibición de codiciar la mujer de tu prójimo.

Además, aplicó perfiles raciales a los inquilinos en sus propiedades durante su carrera inmobiliaria, algo que está prohibido por las leyes estadounidenses.

Las acciones de Trump

Trump ha separado por la fuerza a los niños refugiados de sus padres que huyen de la violencia y la pobreza en países centroamericanos. La cifra más reciente indica que son más de 5,000 los casos de separación. Estos niños fueron recluidos en jaulas, en condiciones no apropiadas para menores de edad. Algunos han muerto en reclusión bajo el control del gobierno federal.

Esta es una contradicción con el espíritu cristiano de la Navidad, en la cual en uno de los relatos principales de los Evangelios, se presenta a José y María con el niño Jesús huyendo del tirano Herodes, y buscando refugio en Egipto.

En plena campaña electoral, dijo que los inmigrantes mexicanos que llegan a Estados Unidos son “traficantes de drogas, asesinos, violadores”, que traen enfermedades, y que amenazan el estilo de vida estadounidense.

Se burló de un hombre discapacitado en uno de sus actos de campaña, contrario a todos los relatos evangélicos de un Jesús que sentía compasión por personas con enfermedades congénitas o degenerativas.

Ya en la presidencia, promulgó una orden ejecutiva prohibiendo a los musulmanes ingresar a los aeropuertos de Estados Unidos. Fue un claro acto de discriminación racial e intolerancia religiosa. Muy diferente al Jesús evangélico que sale al encuentro de la mujer samaritana, la que practicaba una religión distinta a la suya.

Uno de sus actos como presidente, fue reducir el monto de pago de impuestos de los multimillonarios. Al mismo tiempo redujo el presupuesto federal de los programas de asistencia social. Especialmente aquellos programas de alimentación que ayudan a combatir la inseguridad alimentaria en los sectores de la población más vulnerable. Muy distinto al Jesús que al ver a la multitud hambrienta, les dice a los discípulos que les den de comer, y luego realiza el milagro de la multiplicación de la generosidad, con los panes y los peces.

No lo merece

La lista podría seguir. Sin embargo con casi tres años de presidencia de Trump, las encuestas indican que su apoyo entre los evangélicos permanece casi intacto.  Líderes muy conocidos de la comunidad evangélica con frecuencia son invitados a la Casa Blanca. Allí, en una estrategia de relaciones públicas, son fotografiados y filmados, en la Oficina Oval, orando por Trump. Ahí lo declaran el ungido de Dios para estos tiempos.

Creo que los cristianos deben orar por los presidentes, pero una cosa distinta es dejarse utilizar para lavar la imagen de presidentes nefastos. Un dato interesante es que no hay un solo registro o testimonio de que Trump haya sido miembro o practicado su “fe cristiana” en alguna iglesia local durante su vida adulta antes de ser candidato. Muy diferente del expresidente Jimmy Carter, quien ha sido maestro de escuela dominical casi toda su vida en una iglesia bautista.

No cabe duda: la gran mayoría de los evangélicos blancos en Estados Unidos han sido cooptados y utilizados por los sectores de la derecha política y por empresarios multimillonarios conservadores. Ya lo advertía claramente el reconocido evangelista internacional reverendo Billy Graham, cuando en 1981 expresó:

“No quiero ver intolerancia religiosa en ninguna forma. Me molestaría si hubiera un matrimonio entre el fundamentalismo religioso y la derecha política. La extrema derecha no tienen ningún interés en la religión, excepto para manipularla”.

Es importante que los lectores se den una idea del alcance de estas declaraciones. Se dieron en el contexto de una entrevista del evangelista con Parade, una revista dominical, fundada en 1941, que era distribuida en unos 700 periódicos en Estados Unidos. Actualmente cuenta una circulación de 18 millones y una lectura aproximada de 44 millones de personas.

Heredera de focos conservadores

La Derecha Cristiana emergió a la vida política en EEUU como heredera de los dispersos focos conservadores de la posguerra, cuyo núcleo ideológico se centraba en la convicción de que EEUU y Occidente estaban amenazados por enemigos identificados. Estos eran los liberales y el gobierno federal, que con sus políticas públicas había socavado a la familia, la religión y la moralidad.

La descomposición de la familia, de la sociedad, de la religión y de la moralidad tradicional, el aborto, la permisividad sexual, las drogas, la prohibición de la lectura de la Biblia y la oración en las escuelas públicas, la propagación de los valores laicos, el materialismo y el humanismo que niega la existencia de Dios, todo esto contribuye a la ruptura y decadencia moral y precipitan a la sociedad estadounidense sobre el abismo, decía este grupo.

Sin embargo, una serie de escándalos, en temas de corrupción e inmoralidades sexuales de algunos dirigentes políticos republicanos repercutieron en su descenso electoral y falta de apoyo público a finales los años 80.

El caso Pat Robertson

Esto fue aprovechado por el teleevangelista Pat Robertson para disputar la nominación por el partido Republicano a la presidencia en 1988. Robertson organizó como plataforma electoral a la Coalición Cristiana de América. Pero su candidatura fue un rotundo fracaso electoral.

El mismo Robertson hizo noticia mundial cuando en diciembre de 2009 declaró que al gobierno de Estados Unidos le saldría más económico enviar a comandos especiales encubiertos para eliminar al presidente de Venezuela Hugo Chávez, en lugar de una invasión. Esta le costaría 200,000 de dólares, como las realizadas en países del Medio Oriente. Una idea totalmente en contradicción con la tradición de la guerra justa emanada después de la II Guerra Mundial, que apoyan muchos evangélicos.

En el 2009 quien escribe era asesor externo del entonces embajador del presidente Hugo Chávez en Washington DC, Bernardo Álvarez Herrera. Me encontraba en Miami para participar en una conferencia de la iglesia presbiteriana, cuando recibí la llamada del embajador Álvarez, preguntándome quién era Pat Robertson. Pidió mi consejo respecto al mejor curso de acción para responder a esas declaraciones.

Después de explicarle brevemente el contexto evangélico en el país, propuse al embajador un contacto con el reverendo Bob Edgar, entonces secretario general del Concilio Nacional de Iglesias de Estados Unidos, y con el reverendo Jesse Jackson. Ambos líderes le aseguraron al entonces presidente Hugo Chávez en privado y en comunicaciones públicas, que Pat Robertson no representaba la voz mayoritaria de los cristianos protestantes, y que la mayoría de las iglesias evangélicas repudiaban la sugerencia de la eliminación física de un mandatario extranjero.

La Derecha Cristiana comenzó a declinar a finales de los 90. Algunos de sus líderes, como Jerry Falwell, que en la décadas de los 70 y 80 tuvo millones de seguidores como teleevangelista, pasaron a un segundo plano. Sin embargo otras organizaciones en el seno del movimiento conservador siguieron su desarrollo. Por ejemplo, Focus on the Family, dirigida por James Dobson.

Una nueva estrategia

A partir de los 90 la derecha conservadora desarrolla una nueva estrategia. En lugar de concentrar sus recursos y energías en un solo grupo, decidió desarrollar múltiples estrategias electorales para acceder al poder, cambiando constantemente su centro de gravedad. Diferentes coaliciones están permanentemente formándose y disolviéndose. Los liderazgos individuales no aparecen como indispensables. En cualquier momento un líder determinado puede ser relevado y la coalición continua. Eso fue lo que ocurrió con James Dobson de Focus on the Family, hoy dirigida por Jim Daly.

Irónicamente uno de los dirigentes evangélicos más comprometidos y que ha apoyado mas públicamente a Donald Trump, es el Reverendo Franklin Graham, hijo y heredero del legendario Billy Graham. Ha decidido ignorar la preocupación de su padre, acerca de la utilización del movimiento evangélico por parte de la derecha política. Franklin dirige la organización humanitaria Samaritan’s Purse, y la Asociación Billy Graham.

La semana pasada, la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, voto por enjuiciar a Trump. Como se sabe, aprobó dos artículos en la acusación: uno por abuso de poder y otro por obstrucción del Congreso. Trump ahora estaría por ser juzgado por el Senado. Sin embargo, Franklin Graham salió en la defensa del presidente, publicando en su cuenta Twitter el 18 de Diciembre del 2019, lo siguiente:

“Aprecio a @ToddStarnes por tenerme en su programa. Compartí eso cuando @POTUS44 asumió el cargo, incluso aquellos que no votaron por él esperaban que le fuera bien. Pero los demócratas han estado tratando de destruir a @realDonaldTrump desde el primer día. Necesitamos orar por @POTUS Trump y esta nación”.

En respuesta a Franklin Graham, el obispo protestante afroamericano Talbert Swann, pastor de la iglesia Primavera de Esperanza, de la denominación evangélica Iglesia de Dios en Cristo, en Springfield MA, publico el siguiente Tweet:

“Usted y sus compañeros evangélicos blancos pasaron 8 largos años tratando de destruir a  @BarackObama, un hombre de la iglesia, casado con una esposa, sin amantes, estrellas porno o prostitutas, simplemente porque era negro. No solicitaste oraciones por él, hipócrita”.

Las voces disidentes

Para no ser acusado de antievangélico debo decir que yo profeso la fe protestante de tradición reformada. En la actualidad el movimiento evangélico en los Estados Unidos, no es homogéneo en su teología y practica eclesial. Por el contrario, es muy diverso. Hay en él voces disidentes, no solamente entre los afroamericanos y latinos, sino entre los evangélicos blancos.

Una de las más sobresalientes es la del reverendo Jim Wallis, que es un pastor y activista social, fundador y editor en jefe de la revista Sojourners. También fundo Call to Renewal, una organización evangélica comprometida con la superación de la pobreza y el racismo.

Wallis es un escritor prolífico sobre la relación de la religión y la política estadounidense, entre sus libros más destacados están:
“La política de Dios: por qué la derecha se equivoca y la izquierda no lo entiende” (2005), “El gran despertar: revivir la fe y la política en una derecha postreligiosa de América” (2008). Ambos libros estuvieron en la lista de los más vendidos del New York Times.

En su libro más reciente: “Cristo en crisis: por qué necesitamos recuperar a Jesús” (2019), Jim Wallis explora como la fe cristiana puede disminuir la división política en el país.

Para tener una idea clara de la posición de Jim Wallis, él mismo lo resume magistralmente refiriéndose a su último libro:

“Este libro es acerca de lo que nuestro Señor y Salvador requiere de nosotros. El camino de Jesús desacredita y diametralmente se opone a las políticas del hombre, pequeño y narcisista e inmoral en la Casa Blanca. Este apela a nuestros pecados y demonios más ocultos. Muy seguido modela exactamente lo opuesto al espíritu de Cristo. Sus palabras, conducta y políticas, son de hecho el espíritu del anti-Cristo. El nombre de Jesucristo ha sido siempre y aun es, el nombre que representa la más grande amenaza para tiranos con poder de la tierra. El nombre de Jesucristo vale la pena reclamarlo tanto en nuestras vidas personales, como en nuestras vidas públicas”.
https://mobile.twitter.com/jimwallis

Trump y los evangélicos blancos: el porqué de tanta hipocresía religiosa
Trump orando

El editorial de Christianity Today

Algunos líderes evangélicos blancos han acusado a Jim Wallis de ser un demócrata socialista, tratando de restarle importancia a su crítica. Sin embargo en días recientes causo revuelo en EEUU y a nivel internacional la publicación de un editorial de Christianity Today, la revista evangélica más prominente en los Estados Unidos, irónicamente fundada por el difunto Billy Graham en 1956. Su editor, Mark Galli, escribió el 19 de Diciembre del 2019, entre otras cosas, que:

“La acusación (impeachment) contra Donald Trump es un evento significativo en la historia de nuestra república. Requiere comentarios”. “El presidente de Estados Unidos intento usar su poder político para obligar a un líder extranjero a hostigar y desacreditar a uno de los opositores políticos del presidente”.

El editor no solo señala el significado histórico de que la Cámara Baja del Congreso haya votado mayoritariamente por enjuiciar (impeach) al presidente, sino que va más allá y se dirige directamente a los líderes evangélicos que apoyan a Trump:

“Recuerda quien eres y a quien sirves. Considera de qué manera tu justificación del Sr. Trump influye en tu testimonio ante tu Señor y Salvador”. Considera lo que un mundo incrédulo dirá si continuas ignorando al Sr. “Las palabras y el comportamiento inmoral de Trump en la causa de la conveniencia política. Si no cambiamos de rumbo ahora ¿alguien se tomara en serio lo que decimos sobre justicia y rectitud en las próximas décadas?

No se puede acusar a la revista de ser socialista demócrata. Hace 20 años, cuando la Cámara de Representantes decidió de igual manera iniciar juicio en el Senado contra del entonces presidente Bill Clinton, por mentir bajo juramento sobre la naturaleza de su relación con la pasante de la Casa Blanca Mónica Lewinsky, también publicó un editorial, que en parte decía:

“El hecho de que el presidente hoy no haya dicho la verdad, incluso cuando está acorralado, desgarra el tejido de la nación. Esto no es un asunto privado. Por encima de todo, las relaciones sociales se basan en una presunción de confianza: la confianza de que la leche que le vende su supermercado es sana y pura; la confianza de que el dinero que pones en tu banco se puede sacar del banco; la confianza en que su niñera, los bomberos, el clero y los conductores de ambulancia harán todo lo mejor. Y aunque los políticos son conocidos por faltar a sus promesas de campaña, mientras están en el cargo, tienen la obligación fundamental de mantener nuestra confianza en ellos y de cumplir con la ley”.

La inmediata reacción negativa

Franklin Graham emitió un comunicado en su página de Facebook como respuesta a la editorial de Christianity Today, y dijo:

“Miren todo lo que el Presidente ha logrado en muy poco tiempo. La economía de nuestra nación es la más fuerte en 50 años. ISIS y su Califato han sido derrotados. El Presidente ha renegociado acuerdos comerciales para beneficiar a todos los estadounidenses.

La lista de logros es larga, pero para mí como cristiano, el hecho de que sea el presidente mas pro-vida en la historia moderna es extremadamente importante. Christianity Today ¿quiere que ignoremos eso?

El Presidente ha nombrado jueces conservadores en número record. Christianity Today ¿quiere que ignoremos eso?. Christianity Today siente que debería ser destituido de su cargo debido a acusaciones falsas que el presidente niega enfáticamente.

Christianity Today dijo que es tiempo de llamar las cosas por su nombre, y decir espada a una espada. La espada es esta: Christianity Today ha sido utilizada por la izquierda para su agenda política. Es obvio que Christianity Today se ha movido hacia la izquierda y representa el ala liberal elitista del evangelicalismo”.

https://www.facebook.com/pg/FranklinGraham/posts/

Varios argumentos que no son del todo ciertos en la declaración de Franklin Graham. No es cierto que la fortaleza de la economía estadounidense es el resultado de apenas tres años de gobierno de Trump. Ni que ISIS y el Califato han sido derrotados. Ni que los tratados comerciales benefician a la mayoría de la población estadounidense.

Pero me llama la atención otro argumento.

La razón del apoyo evangélico

Este argumento revela la verdadera razón por la cual muchos líderes evangélicos blancos, han preferido ignorar las mentiras de Trump. La razón por la que miran hacia otro lado ante las claras inmoralidades de Trump, contrarias a la ética evangélica. Esta es: la estrategia de la derecha conservadora es controlar el sistema judicial de Estados Unidos. Específicamente tomar control de la Corte Suprema de Justicia y los circuitos judiciales federales. Para ello, Trump es solo un instrumento de utilidad.

En breve debería iniciar el juicio a Trump en el Senado. Para hallarlo culpable y removerlo de la presidencia se requieren las dos terceras partes de los votos de los 100 senadores. Es muy improbable que 20 senadores republicanos se unan a los demócratas para declararlo culpable. Pero aún si ello sucede, o que pierda la reelección en noviembre del 2020, el legado de Trump en el sistema judicial de Estados Unidos perdurará muchos años. Décadas.

El editorial de Christianity Today quizás logre una fisura en la gran coalición política conservadora que llevó a Trump al poder. Pero estoy convencido de que una gran mayoría de los evangélicos blancos lo continuarán apoyando. Desde la presidencia de Reagan y George W. Bush, es Trump quien los ha liberado de la vergüenza de perder electoralmente. Lo apoyarán por instinto de supervivencia política.

La demografía estadounidense está cambiando. Hay estados grandes y más diversos, como New York, California, Illinois y otros, donde el voto evangélico blanco ya no decide elecciones. Sin embargo en un cuadro de colegio electoral competitivo, en algunos estados claves que Obama había ganado, y que Trump arrebató a los demócratas, alli los evangélicos blancos podrían continuar inclinando la balanza a favor de Trump.

No debemos dudar de que la mayoría de los evangélicos respaldarán a Trump para evitar perder la Casa Blanca en noviembre de este año. Lo harán sin importarles si su conducta refleja la de un fariseo. De ellos Cristo dijo eran sepulcros blanqueados, una metáfora que se emplea en el Evangelio según San Mateo, para comparar a los fariseos con sepulcros blanqueados, relucientes por fuera, pero llenos de podredumbre repugnante y vomitiva en su interior.

Entender esto nos evita enredarnos en nudos tratando de descubrir el porqué de tanta hipocresía religiosa.

Lee además

La intolerancia en la era Trump

Para derrotar al Trumpismo

Republicanos en una encrucijada

FAQ

[sc_fs_multi_faq headline-0=”h3″ question-0=”¿Son importantes los evangélicos para el triunfo de Trump?” answer-0=”En las elecciones del 2016 el entonces candidato Donald Trump quedo electo como el presidente 45 de los Estados Unidos. Su triunfo se debió en gran parte al apoyo mayoritario de los votantes evangélicos que representan el 25% del electorado estadounidense. Estos le garantizaron el triunfo en los estados claves de Florida, Iowa, Michigan, Ohio, Pennsylvania y Wisconsin. Una investigación del Pew Research Center mostro que Trump recibió el 80% de apoyo de los evangélicos, en comparación del tan solo 16% que recibió Clinton. ” image-0=”42890″ headline-1=”h3″ question-1=”¿Cumple Trump los mandamientos de la religión?” answer-1=”Trump ha separado por la fuerza a 5,000 niños refugiados de sus padres que huyen de la violencia y la pobreza en países centroamericanos. Fueron recluidos en jaulas, en condiciones no apropiadas para menores de edad. Algunos han muerto en reclusión. Esta es una contradicción con el espíritu cristiano de la Navidad, en la cual en uno de los relatos principales de los Evangelios, se presenta a José y María con el niño Jesús huyendo del tirano Herodes, y buscando refugio en Egipto” image-1=”38834″ headline-2=”h3″ question-2=”¿Perdió Trump apoyo de los evangélicos?” answer-2=”Pese al editorial contrario de Christianity Today, las encuestas indican que el apoyo a Trump entre los evangélicos permanece casi intacto. Líderes muy conocidos de la comunidad evangélica con frecuencia son invitados a la Casa Blanca. Allí son fotografiados y filmados, en la Oficina Oval, orando por Trump. Ahí lo declaran el ungido de Dios para estos tiempos” image-2=”42617″ headline-3=”h3″ question-3=”¿Qué religión practica Trump?” answer-3=”No hay un solo registro o testimonio de que Trump haya sido miembro o practicado su “fe cristiana” en alguna iglesia local durante su vida adulta antes de ser candidato. Muy diferente del expresidente Jimmy Carter, quien ha sido maestro de escuela dominical casi toda su vida en una iglesia bautista.” image-3=”42618″ headline-4=”h3″ question-4=”¿Por qué apoyan los evangélicos a Trump?” answer-4=”La verdadera razón por la cual muchos líderes evangélicos blancos han preferido ignorar las mentiras de Trump y mirar hacia otro lado ante las claras inmoralidades de Trump, contrarias a la ética evangélica, es controlar el sistema judicial de Estados Unidos. Específicamente tomar control de la Corte Suprema de Justicia y los circuitos judiciales federales. Para ello, Trump es solo un instrumento de utilidad.” image-4=”42641″ count=”5″ html=”true” css_class=””]

Artículo anteriorEl plástico que destruye océanos: un buque que educa
Artículo siguienteChica de Lille, un cuento navideño de Iván Wielikosielec
Ricardo Corzo Moreno
Ricardo Moreno originario de Venezuela, se radico en Los Ángeles en 1991. En 1999 obtuvo una licenciatura en teología en el seminario teológico latinoamericano, en la ciudad de La Puente, California. En el 2002 obtuvo una maestría en divinidades en la escuela graduada de teología de la Universidad de Redlands en California. En el 2004 realizo un diplomado en ética y políticas públicas en la escuela de divinidades de la universidad de Harvard en la ciudad de Cambridge, Massachusetts. En el 2012 estudio un diplomado en liderazgo latino y fue un académico becado del centro Cecil. L. Murray del departamento de religión y cultura, de la facultad de artes y letras de la Universidad del sur de California. Moreno fue organizador regional de la Coalición de Defensa de los Derechos Humanos de los Inmigrantes de los Ángeles (CHIRLA por sus siglas en ingles). También fue asociado nacional para relaciones con Latinos de Bread for the World, una organización basada en Washington DC, que influye (lobby) al congreso de Estados Unidos, en temas del hambre, pobreza, migración y desarrollo internacional. También fue asesor del embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Washington DC, Bernardo Álvarez Herrera, (2003-2010). Moreno es autor del capítulo “La Iglesia Presbiteriana y los Inmigrantes” del libro “Vivir y Servir en el Exilio” publicado por la Fraternidad Teológica Latinoamericana y la editorial Kairos de Argentina. Sus artículos de opinión fueron publicados con regularidad por el periódico La Opinión de Los Ángeles, el periódico en español de mayor circulación en los Estados Unidos y es un colaborador frecuente para Aporrea, un portal digital venezolano de divulgación de noticias socio-política y cultural, independiente de toda influencia gubernamental o privada. También ha sido invitado regularmente por CNN, Univisión, Telemundo Internacional, Al Jazera, Rusia TV y otros medios de comunicación internacionales para comentar sobre los asuntos políticos de Venezuela y de los latinos en Estados Unidos. En el 2015 regreso desde Los Ángeles a su país natal Venezuela, y se radico en la ciudad Caracas, donde se desempeño como director general del despacho del vice ministro para América del Norte, de la cancillería venezolana. Fue miembro de la delegación oficial a la 71ava Asamblea General de las Naciones Unidas, en la ciudad de New York (Septiembre 2016). Desde el 2018 se desempeña como consultor independiente en temas políticos, sociales, y religiosos, tanto nacionales como internacionales.

4 COMENTARIOS

  1. Muchas gracias por su comentario Rev.Dr. Melvin Valiente, viniendo de un hombre de su experiencia y educación es un gran complemento.

  2. Este articulo de Ricardo Corzo Moreno es uno de los mas completos que he leido, no solamente por la perspectiva historica, sino porque pone un balance en la mesa del dialogo acerca del papel de la iglesia en asuntos de politica. Aunque el porcentage de la iglesia blanca en Estados Unidos que apoya al presidente Trump es numeroso, este articulo nos recuerda que existen voces evangelicas que no comparten la ideologia de la mayoria porque contradice los valores y la moral que se enseña en la Biblia. Gracias Ricardo por esta exhaustiva investigacion del tema.
    Dr. Melvin Valiente
    First Baptist Church of Maywood

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.