Analizan el plan presupuestario propuesto por el presidente Biden

Tres especialistas se refirieron al seguro social, la red de seguridad y las prioridades presupuestarias

El pasado 17 de marzo, Ethnic Media Services (EMS) organizó una conferencia de prensa sobre el plan presupuestario propuesto por el  presidente Joe Biden. EMS invitó a tres especialistas en economía quienes hablaron sobre el seguro social, la red de seguridad y las prioridades presupuestarias.

Chad Stone, economista del Center for Budget and Policy Priorities recordó que los temas de impuestos son una responsabilidad constitucional del Congreso Nacional.

“Es decir que el Congreso no tiene obligación de aceptar la propuesta de Biden acerca de las necesidades que él plantea», dijo Stone. «Francamente, es imposible saber lo que va a pasar, si habrá o no habrá acuerdo. El senado está controlado por los demócratas, mientras la retórica de los republicanos está yendo hacia otro lado”.

Por un gobierno “más responsable en lo fiscal”

“El presidente dice que estamos compartiendo la prosperidad de la nación, invirtiendo en comunidades y en el pueblo, creando un sistema de impuestos que apoya a los trabajadores para que tengan asequibilidad de viviendas y educación», opinó Stone. «Son ideas grandes, y él quiere financiar estas inversiones subiendo los impuestos a las personas que más se han beneficiado… que las personas de bajos recursos, ya sea de color o pertenecientes a comunidades indígenas, se beneficien más”.

Stone comentó que “estas propuestas de Biden ayudarían a expandir la economía del país. El presidente quiere un gobierno más grande y más responsable en lo fiscal. Cuando ustedes llaman al seguro social y una persona los ayuda a llevar a cabo auditorías para personas que ganan mucho, pueden encontrar impuestos que no se están pagando. No sabemos qué pasa en la cámara de diputados acerca de ese tema. Estamos escuchando retóricas no informadas o que no tienen sentido y es muy posible que no haya un consenso en el presupuesto. Generalmente el senado y la cámara saca sus propias resoluciones. Estamos viviendo un tiempo interfaces”.

-¿Cómo afecta la financiación a Ucrania en el presupuesto estadounidense?

-No tengo el número exacto de esa financiación, pero es un número bastante grande, aunque no peligroso ni crítico. Lo cierto es que se está invirtiendo en Ucrania y no en otros lugares necesarios, y eso tendrá efectos. Pero a eso no lo estamos financiando con ganancias de los impuestos necesariamente.

-¿Qué te sorprendió del presupuesto de Biden?

-No me sorprende nada, porque está alineado a la agenda que estableció al asumir la presidencia. Lo que pudo hacer exitosamente, fueron leyes de recuperación. Y también la continuación del crédito de impuesto de los niños. Nosotros estamos bastante contentos con el presupuesto del presidente. Por cierto que, fuera de eso, tenemos una gran lista de deseos…

-¿Habrá acuerdo entre el gobierno y el Congreso?

-El problema político y de presupuesto está tan roto, que es difícil predecir a dónde vamos. El gobierno va a seguir funcionando, pero las decisiones políticas basadas en la realidad serán más complicadas. Hay más políticos irresponsables que están complicando todo. Es muy difícil para los estadounidenses llevar una vida laboral y entender algo del proceso del presupuesto. Y cuando reciben desinformación, es aún más difícil. Si yo pudiera pedir algo a los periodistas, es que chequeen la información y las fuentes antes de difundir.

“EL PRESIDENTE DICE QUE ESTAMOS COMPARTIENDO LA PROSPERIDAD DE LA NACIÓN, INVIRTIENDO EN COMUNIDADES Y EN EL PUEBLO, CREANDO UN SISTEMA DE IMPUESTOS QUE APOYA A LOS TRABAJADORES PARA QUE TENGAN ASEQUIBILIDAD DE VIVIENDAS Y EDUCACIÓN. SON IDEAS GRANDES, Y ÉL QUIERE FINANCIAR ESTAS INVERSIONES SUBIENDO LOS IMPUESTOS A LAS PERSONAS QUE MÁS SE HAN BENEFICIADO”.
CHAD STONE

Por más programas de ayuda social

Elizabeth Lower-Basch, directora ejecutiva adjunta de Políticas en el Center for Law and Social Poverty (CLASP), comenzó su intervención diciendo que “el presupuesto propone hacer importantes inversiones en las familias, los niños, los trabajadores y la gente con ingresos moderados. Es un momento muy importante para hacer esta inversión ya que, tras la pandemia, muchos programas de ayuda social se están acabando y los gastos siguen subiendo; así que las familias lo están sintiendo. Por eso es que el presidente propone traer de nuevo el Presupuesto Fiscal Infantil, que fue parte del plan de recuperación”.

Lee también:   New Founding, o la construcción de un “Edén” para empresarios de extrema derecha

Lower-Basch explicó los beneficios de aquel programa: “En julio de 2021, los padres que pagaban sus impuestos recibían 300 dólares al mes por cada niño mayor de 6 años y otra suma por los más chicos. Y esto era significativo cuando se hacía la declaración de impuestos. Esta medida comprendió una transformación muy grande en el país; ya que casi recortaba por la mitad la pobreza infantil, sobre todo en lo referente a la comunidad negra y latina, cuyos chicos estaban excluidos de esos beneficios. Ahora, el presidente está desarrollando una propuesta para que ese presupuesto continúe”.

Otro tema crucial de la seguridad social es el seguro médico. Y la funcionaria remarcó que  “se necesitan cambios en Medicaid, ya que hay gente que todavía sigue excluida. Y Biden quiere cerrar la brecha en los estados donde no se ha expandido el Medicaid todavía; sobre todo para beneficiar a la gente que no tiene hijos o a los padres que son de bajos recursos, aunque no lo suficiente como para calificar en el seguro médico. Todos los estados expanderían el Medicaid para la gente que ha tenido tienen hijos hasta 12 meses. Esto, de momento es opcional; pero ya dos tercios de los estados lo han aceptado”.

Respecto a los adultos mayores y personas con discapacidad, Lower-Basch señaló que “la idea del presidente es hacer una inversión a 10 años para personas mayores y discapacitadas, para que puedan tener ayuda médica y quedarse en sus casas en vez de tener que ir a un geriátrico. Hay prioridad para la ayuda alimenticia que le da suplementos a las madres embarazadas y a los niños en las escuelas con el programa SNAP (asistencia nutricional suplementaria). Respecto al cuidado de niños, también incluye que se les pague 12 semanas a los padres que tengan que quedar a cuidar a sus hijos por enfermedad. Ese presupuesto estaría destinado a 4 millones de niños de 4 años que pueden estudiar. Esto tiene que pasar por el Congreso para ser aprobado; y decididamente habrá mucha lucha”.

-¿Cuáles son las posibilidades reales de aprobar esas medidas?

Lee también:   Las segundas partes son siempre peores que las primeras

-Hay muchas propuestas que no llegaron al final el año pasado, cuando los demócratas controlaban la Cámara de Representantes y el Senado, así que quizás sea más difícil este año. Pero las encuestas dicen que estas medidas son muy populares y, por ese lado, habrá mayores posibilidades.

-¿Qué pasará con el “perdón de la deuda” de préstamos estudiantiles?

-Lo propuso el presidente pero sigue trabado en la corte y no se ha implementado todavía. Pero hay programas existentes que le dan perdón a personas que trabajan para organizaciones sin fines de lucros, gente como maestros, médicos o personas que cuidan a niños. Esos programas existen. Mucha gente que debió haber calificado, no se les perdonó la deuda. Fue una mala implementación. Ahora se está revisando todo de nuevo”.

-La emergencia de salud pública se está acabando y va a dejar unos 15 millones de personas sin cobertura ¿Hay alguna solución a nivel federal?

-El presidente quiere achicar la brecha del Medicaid y llevar el seguro a todos los estados en donde no se ha expandido. Eso mejoraría, incluso, el programa Obamacare que no fue incluida en las mejorías del año pasado. Estamos preocupados por la gente que no califica para el Medicaid. Muchos no van a saber que han perdido el beneficio hasta que vayan al médico. La administración está empujando a los estados para que hagan avances.

“EN 2021, LOS PADRES QUE PAGABAN SUS IMPUESTOS RECIBÍAN 300 DÓLARES AL MES POR CADA NIÑO MAYOR DE 6 AÑOS Y OTRA SUMA POR LOS MÁS CHICOS. Y ESTO ERA SIGNIFICATIVO CUANDO SE HACÍA LA DECLARACIÓN DE IMPUESTOS. ESTA MEDIDA COMPRENDIÓ UNA TRANSFORMACIÓN MUY GRANDE EN EL PAÍS; YA QUE CASI RECORTABA POR LA MITAD LA POBREZA INFANTIL, SOBRE TODO EN LO REFERENTE A LA COMUNIDAD NEGRA Y LATINA, CUYOS CHICOS ESTABAN EXCLUIDOS DE ESOS BENEFICIOS. AHORA, EL PRESIDENTE ESTÁ DESARROLLANDO UNA PROPUESTA PARA QUE ESE PRESUPUESTO CONTINÚE”.
ELIZABETH LOWER-BASCH

Por el “ahorro de los trabajadores”

El último panelista fue Andrew  Eschtruth, director asociado de relaciones externas en el Center for Retirement Research de Boston College, se refirió a su especialidad, la seguridad social. “El seguro social es la parte central de la jubilación y le provee beneficios a más de 75 millones de personas. En este momento, al programa le está faltando financiación a largo plazo y estamos discutiendo cómo lo podemos resolver. El tema tiene mucho peso en la sociedad y en el discurso anual del presidente. Si no hay ningún tipo de cambio de leyes, el sistema podría pagar beneficios completos hasta el 2035 basados en impuestos y ganancias. Cuando la gente dice que no habrá más dinero, se refiere a esa fecha. El programa continúa pagando los beneficios un 100 por ciento, pero a partir del 2035 habrá un déficit. No es que no se va a pagar. Hay dos opciones para reducir ese déficit; podemos aumentar los impuestos o podemos bajar los beneficios”.

Respecto a los descuentos, Eschtruth afirmó que “los trabajadores pagan un 6.2 por ciento de su salario al sistema de seguro social, igual que los empleadores por monto de jubilaciones. Si uno quiere aumentar los impuestos para eliminar este déficit, estaríamos hablando de subir los impuestos un 3.4 por ciento. Y eso se traduciría en el 1.7 por ciento de incrementos a empleado y a empleador. Con el paso del tiempo, este programa está teniendo cada vez más casos. Porque la población está envejeciendo y muchas oficinas fueron cerradas tras la pandemia. Todas estas cosas juntas han producido un retraso. Los empleados que trabajan a tiempo completo son menos y el personal se ha achicado”.

Lee también:   Violencia, desinformación y amenazas latentes en el proceso electoral 2024

-¿Cuál sería la solución para contrarrestar este déficit?

-La idea del presidente es incrementar en un 10 por ciento el presupuesto para los administrativos, para mejorar el servicio de la agencia, la tecnología y los servicios que provee el seguro social. El presidente dijo que no va a reducir ningún tipo de beneficios y que trabajaría para fortalecer el seguro social, asegurándose que se le pague bien a los trabajadores.

-Algunos proponen subir la edad de jubilación…

-Definitivamente es una opción. Pero es importante darse cuenta que eso reduce los beneficios. Si naciste después de 1960, tenés que trabajar hasta los 67 para recibir la jubilación. Si lo aumentas a 70, será un problema la cantidad de gente impactada.

-Para muchos, subir la edad jubilatoria sería una medida discriminatoria, ya que hay mucha disparidad de vida entre los grupos étnicos…

-La diferencia es cierta. Las personas que no son blancas, tienen menor expectativa de vida, sobre todo las de color o pertenecientes a la comunidad latina. Eso es un hecho. Y sería un punto muy importante a considerar si se propone esta medida.

-¿Qué medida tomaría para aumentar los ingresos para el sistema de seguridad social?

– Una respuesta directa, que no es una solución ideal, es aumentar los ingresos de las reservas, e invertir en el mercado de valores para tener esos fondos disponibles. Esto no se está proponiendo todavía. Es algo que por sí solo no solucionaría los problemas, pero aliviaría en mucho, pero no lo veo viable. Si algo va a obtener muchos votos en el senado, seguramente tendrá que ver con la reducción de beneficios y aumentos de impuestos. La última vez que se hizo una revisión en 1983, vimos algo similar. Y esa es una de las posibilidades, aumentar los impuestos a las personas que ganan más, y es posible que la edad se pueda aumentar también. Los republicanos quieren recortar los beneficios, así que hay muchas ideas.

-¿Qué hay con privatizar el seguro social?

-Eso se discutió hace algunas décadas. Es algo que va y viene y luego surge de nuevo. Hay costos altos de transición con ese sistema, y su efectividad dependerá de cómo se implemente. Si uno reduce los beneficios va a mejorar los ingresos. Pero estás sacando dinero del sistema también. Creo que lo mejor sería mirar por fuera del sistema para que todos los trabajadores puedan ahorrar para su retiro.

“PARA MUCHOS, SUBIR LA EDAD JUBILATORIA SERÍA UNA MEDIDA DISCRIMINATORIA, YA QUE LAS PERSONAS QUE NO SON BLANCAS, TIENEN MENOR EXPECTATIVA DE VIDA; SOBRE TODO LAS DE COLOR O LAS PERTENECIENTES A LA COMUNIDAD LATINA. SERÍA UN PUNTO MUY IMPORTANTE A CONSIDERAR SI SE PROPONE ESTA MEDIDA”.
ANDREW  ESCHTRUTH

Botón volver arriba