Condado de Los Ángeles inaugura plan piloto de ingreso garantizado

Innovador programa proporcionará a mil residentes del condado de Los Ángeles un espacio financiero para "respirar" Para aplicar: breathe.lacounty.gov. Hasta el 12 de abril puedes registrarte como candidato

En una rueda de prensa para reporteros y editores de medios étnicos en California y organizada la semana pasada por Ethnic Media Services y el condado de Los Ángeles, los participantes detallaron un nuevo programa de ingresos garantizados- ayuda en efectivo – para las personas de menos ingresos, y que se inicia este jueves 31 de marzo. 

El espacio contó con la participación de Holly Mitchell, presidenta de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles, y a cargo del Distrito 2; la Supervisora Sheila Kuehl, también de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles, Tercer Distrito: Robert K. Ross, M.D., presidente y director ejecutivo de The California Endowment; Carrie Miller, Directora Ejecutiva de la  Iniciativa de Alivio de la Pobreza del Condado de Los Ángeles, a cargo de la implementación del programa, y Dra. Stacia West, Directora del Centro de Investigación de Ingresos Garantizados, Universidad de Pensilvania

Moderó el evento la periodista Pilar Marrero.

El 31 de marzo comenzó en el condado de Los Ángeles el programa de ayuda Breathe – Respira – organizado por las autoridades del mismo, por el cual un millar de residentes elegidos al azar, que califiquen y residan en comunidades señaladas para la ayuda gozarán de ingresos garantizados de mil dólares mensuales durante 36 meses. 

El plan se basa en la noción de que los recipientes de la ayuda, todos pertenecientes a “comunidades de baja representación”, como los calificó una participante, se sienten empoderados al poder tomar decisiones independientes respecto a cómo colocar su presupuesto. 

Holly Mitchell

El programa, explicó la supervisora Mitchell, brinda ayuda crucial a quienes se sienten asediados por los altos costos del servicio eléctrico, o la reparación de un automóvil ya destartalado. “A esta gente, el programa les permite respirar, de lo que deviene su nombre”.  

“Estos últimos dos años de COVID pusieron de manifiesto la enorme cantidad de personas que viven en condiciones deplorables, sin que les alcance los recursos de los que disponen, para sus necesidades básicas. Pueden ser familias pobres, o personas de la tercera edad, o incluso estudiantes que deben dormir en sus automóviles porque carecen de vivienda. 

Quiero entonces avanzar de manera equitativa, y que nos demos cuenta de que no es posible volver al statu quo anterior. Para lograr la recuperación económica de la población, esta ayuda directa es una excelente herramienta. 

Vamos a gastar entonces 35 millones de dólares a lo largo de los próximos tres años, fondos recibidos del Plan de Rescate Estadounidense federal para ayudar a un millar de angelinos. Será el mayor programa de su tipo en todo el país”. 

Lee también:   Si queremos la paz en Ucrania, debemos exigirla

El programa ha crecido para convertirse en una iniciativa pública-privada, por lo que Mitchell agradeció a varias entidades filantrópicas que toman parte en la financiación del plan. 

“El proyecto ayudará a informar cómo podremos trabajar y atender a más residentes y cerrar las brechas en nuestra seguridad para las miles de familias que se ven afectadas todos los días. En todo el país ya se ha demostrado que los ingresos garantizados reducen la pobreza y mejoran el bienestar a largo plazo de las familias y brinda a los residentes que viven al borde de un precipicio fiscal el apoyo que necesitan para respirar un poco más tranquilos. 

Por eso creo que es hora de que confiemos en nuestros familiares, amigos y vecinos que viven en la pobreza que sabrán cuál es la mejor manera de satisfacer sus propias necesidades y las necesidades de sus familias y darles los recursos para hacerlo. Esto es importante para desmantelar las narrativas sexistas y racistas de que las personas que viven en la pobreza simplemente necesitan tomar mejores decisiones personales.  Son ideas que todos sabemos que el racismo estructural ayuda a perpetuar. 

Tenemos una oportunidad y este 31 de marzo comenzó la inscripción para los residentes. Pueden aprender más sobre el programa visitando el sitio web breathe.lacounty.gov.

Sheila Kueh

A continuación habló la supervisora Sheila Kuehl: “Pese a que esta no fue una idea que vino de nosotros, fuimos lo suficientemente maduros para adoptarla junto con otras jurisdicciones en todo el país. El programa avanza la lucha contra la pobreza porque les permite a las familias hallar la mejor manera de ganar el ingreso garantizado que recibirán. 

Será uno de los más grandes en todo el país, de más duración – 36 meses –  y un poco más generoso, y brindará a la gente más espacio para tomar sus decisiones. Sabemos que hay mucha gente que depende de su último cheque laboral, si es que tienen trabajo, para no caer en la indigencia. 

Y los reporteros y productores hoy presentes conocen bien esta realidad porque sus lectores y escuchas son muchas veces las personas con mayores riesgos de ese tipo, gente limitadas por su raza, situación económica, género, recién llegados, todo eso junto.

Lee también:   California rica, California pobre: somos número uno

Un aspecto del plan que no es generalmente considerado es que cuando las familias mejoran, también mejora su vecindario. De la misma manera, cuando las familias están en crisis, pueden desestabilizar un vecindario entero”. 

Hemos aprendido mucho del Instituto de Investigación del Ingreso Garantizado” (https://www.penncgir.org/), dijo la supervisora.

Kuehl  citó a Nelson Mandela: “superar la pobreza no es un acto de caridad, sino de justicia”. Se trata de respetar un derecho humano fundamental: el derecho a la dignidad y a una vida decente. 

Espero y confío en que el plan ayude a las familias elegidas. Este dinero se gastará en necesidades básicas, en comida, en comprar un par de zapatos. De manera que no solamente ayudará a quien lo recibe directamente sino también a los negocios locales en la comunidad. 

Pero además, es un programa que hace justicia. La pobreza muy raras veces es culpa de la persona pauperizada.

Robert Ross

A continuación habló el Dr. Robert Ross, gerente general del California Endowment, una de las mayores organizaciones de filantropía en el estado. 

“Siendo el líder de una fundación de atención médica, uno se podría preguntar cuál es nuestro interés en el programa de ingreso garantizado”, dijo el Dr. Ross. 

“La razón se debe a los determinantes sociales de la salud, donde la longevidad y calidad de vida se determina fuera de la oficina del médico, del hospital. Elementos como pobreza, calidad de vivienda, transporte, empleo. Son impactos durables y serios en la situación y en la esperanza de vida. 

No solamente nos interesa la vitalidad económica de la comunidad o las cuestiones de salud de las familias en este programa. Sabemos que la pobreza es mala para la salud. Sabemos que se puede predecir la expectativa de vida preguntando a uno su código postal, eso lo determina en gran medida, a causa de los elementos de transporte, aire limpio o agua potable limpia, entre muchos otros.  

Por esto estamos participando con dos millones de dólares en todo el estado en este programa piloto y un millón aquí en Los Ángeles 

Terry Miller

A continuación, la Directora ejecutiva de la Iniciativa de Alivio de la Pobreza en el Condado de Los Ángeles, Terry Miller, proporcionó más detalles sobre la manera en que el programa piloto va a funcionar. 

“Este programa”, enfatizó, “es solo una parte del proyecto del condado contra la pobreza”. 

“Para calificar como candidatos a recibir la ayuda, los candidatos deben ser mayores de edad y con un ingreso por hogar de no más de 56,000 dólares por año. O, si se trata de más de dos personas, el 120% de la línea de pobreza, lo que significa para una familia de cuatro personas, no más de 96,000 dólares. 

Lee también:   La culpa de todos

Las solicitudes están abiertas entre el 31 de marzo y el 12 de abril. 

La elección de los beneficiarios es totalmente al azar, de manera tal que no importa en donde vivan dentro de las áreas inicialmente designadas o en qué día presentaron su solicitud. 

Se pueden presentar las solicitudes en línea o personalmente en alguno de los centros comunitarios que ayudan en esta iniciativa en todo el condado. Ahí recibirán ayuda de activistas especializados. 

Aquí se puede encontrar la lista de los centros de ayuda. 

Este proyecto también es un estudio, de modo que los candidatos tendrán que responder un cuestionario que utilizaremos para la investigación. Las respuestas no serán utilizadas para la decisión final, y no tendrán efecto alguno en las probabilidades de los distintos candidatos. Serán confidenciales y solo el equipo de investigación tendrá acceso a esa información. 

Más información se puede obtener en los sitios de internet del condado, específicamente a

https://breathe-screener.lacounty.gov/Home o bien llamando al 213 342 1003”. 

En respuesta a preguntas de los reporteros, la funcionaria explicó que “llenar la solicitud y contestar las preguntas de la investigación lleva alrededor de una hora. Solo después de ser electos al azar, los candidatos deberán proporcionar documentación para confirmar la información que entregaron. 

La solicitud ha sido traducida a veinte idiomas. Pero además, los activistas que ayudarán en el proceso harán las veces de intérpretes en 30 lenguajes adicionales. 

Para determinar las áreas designadas, utilizamos datos detallados y locales del Censo de población. En el sitio de internet presentamos un mapa de estas zonas, y los interesados pueden poner su dirección e inmediatamente se les dirá si viven dentro de las mismas. 

El estatus migratorio del interesado no es uno de los parámetros que consideramos, de modo que este programa está abierto para personas que son indocumentadas. 

Asimismo, personas sin hogar pueden afirmar su estado en el cuestionario y proveer sólo una dirección de correo. 

Finalmente, el dinero será distribuido por medio de tarjetas de débito y no hay limitaciones en el uso de esos fondos; ellos los determinan. 

 

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado