Guerrilla, izquierda y Estados nacionales

Guerrilla, izquierda y estados nacionales
El mural Zapatistas de José Clemente Orozco, 1931. Foto: W

Me disparó escribir estos apuntes la lectura de la muy interesante nota de Zósimo Camacho sobre La guerrilla mexicana en tiempo de López Obrador.

No voy a hablar de situaciones particulares que desconozco, pero sí de un tema que cruza todo nuestro subcontinente: las izquierdas revolucionarias frente a los movimientos populares. Aunque quizás sería más preciso si lo encuadramos como el papel de las izquierdas revolucionarias frente a la gestión de los Estados Nacionales.

Neoliberalismo

Damos por sentado que muchos coincidimos que el momento que atraviesa la historia de la humanidad – el llamado neoliberalismo – no es otra cosa, que la concentración a nivel internacional de las mismas fuerzas que ensayaron en el siglo 20 sus experimentos nazi fascistas. Experimentos que condujeron a la Segunda Guerra Mundial en la que fueron derrotados, fundamentalmente, por la inteligencia y la fuerza de una ex Unión Soviética que no solo prevaleció militarmente sino que consiguió sostener una alianza internacional que dio origen al mundo que hasta hace poco conocimos: Naciones Unidas, Consejo de Seguridad.

[irp]

Derrotado el Bloque Soviético, como tal, no solo emerge USA como principal e indiscutida primera potencia, sino que el capitalismo abandona su fachada de Estado de Bienestar y da un paso más en su proceso de concentración financiera.  El optimismo de la globalización dura poco.  Se ve muy rápido que los procesos y actores que dieron origen al nazismo son casi los mismos que – ahora a escala planetaria- se pretenden imponer desde los centros económicos internacionales.

Este proceso Neofascista Global ya tiene sus antecedentes en el Consenso de Washington y la Doctrina de la Seguridad Nacional de los años 70.

Unir fuerzas

Aclaro que no estoy escribiendo estas líneas desde los estudios antropológicos, ni desde la academia, lo hago desde la experiencia de haber enfrentado aquel proceso desde la izquierda revolucionaria. De no haber comprendido en su momento la contradicción de avanzar en la lucha de clases consolidando una herramienta nacional frente a un enemigo externo y claramente trasnacional.  No acompañamos los procesos de las clases medias que fueron cooptadas por el discurso autoritario de las Dictaduras de ese momento. Y todo esto nos costo miles de vidas humanas.  Hermanos y compañeros que murieron dando una pelea heroica en la construcción de un mundo distinto.

[irp]

Tenemos por delante el mismo desafío, pero el enemigo ahora es mucho más poderoso, es global. Cuando alguien construye algún instrumento para confrontarlo con inteligencia, ahí tenemos que estar, sumar y construir. Tanto AMLO, como Evo, como Maduro, ya no tienen solamente que dar las peleas para construir justicia social, también están en el escenario de la pelea por multilateralidad en el mundo.

Es entendible la demanda de las comunidades, y la de los más humildes de la Tierra, pero aquellos que deciden participar en la construcción de un mundo distinto tienen que asumir una responsabilidad y no ser solamente agitadores sin destino. Porque ese rol, también es un rol que el enemigo alimenta. ¿O no aprendimos de todas las siglas revolucionarias creadas en Medio Oriente por el Imperio?

[irp]

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.