Los Ángeles, un modelo para pensar la historia racial de los Estados Unidos

Este mes de diciembre, se lanza una iniciativa propiciada por el Instituto Smithsoniano de Washington, bajo el título “Nuestro Futuro Compartido” (“Our Shared Future: Reckoning With Our Racial Past”). El programa-simposio trabajará con museos e instituciones de Los Ángeles y Ethnic Media Services (EMS)  propuso una conferencia con referentes de las comunidades icónicas en L.A. para analizar esta temática.

“¿Cómo podemos enfrentarnos a un pasado racial si no conocemos nuestra historia?”

La pregunta la formuló el director del Museo Chino-Estadounidense de Los Ángeles, Michael Truong. Haciéndose eco de esta frase, la periodista y fundadora de EMS, Sandy Close, abrió la conferencia del pasado 27 de noviembre, diciendo: “La finalidad de esta exposición es explorar el modo en que la raza ha transformado nuestras vidas; y cómo los acontecimientos y políticas racistas del pasado se conectan con las desigualdades de nuestra sociedad actual”.

En homenaje a George Floyd

La primera expositora fue Deborah L. Mack, directora de “Nuestro Futuro Compartido”.

“Esta iniciativa comenzó en 2020, financiada por una donación muy generosa del Bank of América en respuesta al asesinato de George Floyd», explicó Mack. «Así, y debido a nuestra capacidad en el Instituto Smithsoniano, se nos pidió que lleváramos a cabo un complejo de investigaciones y simposios junto a museos de todo el país. La idea era abordar no sólo el tema de la raza sino también el racismo. Hoy estamos trabajando en conjunto con esas instituciones para tener un futuro mejor”.

-¿Cómo definiría la Institución Smithsoniana y el actual proyecto?

-Si bien no somos una agencia de servicios sociales, trabajamos con socios en todo el país e instituciones culturales. Respecto al tema en cuestión, nos hemos enfocado en seis áreas: raza y bienestar, raza y lugar, raza y políticas públicas, raza y arte, raza y estética y, finalmente, raza más allá de los Estados Unidos. Sabemos que nuestra sociedad es altamente globalizada, y muchos de los conceptos de raza que salen de aquí se expanden al mundo. Este es un tema muy complejo porque hay muchas voces y enfoques.

-¿Por qué eligieron Los Ángeles?

-Porque hoy Los Ángeles es uno de los lugares más potentes donde hemos sentido que se podía realizar esa experiencia nacional estadounidense, y por eso fuimos a las organizaciones líderes. Algunos son afiliados del Instituto Smithsoniano y otros son buenos amigos. Los Ángeles es una ciudad modelo para pensar la historia racial de los Estados Unidos. Es muy importante confrontarse con el pasado para entender por qué hemos llegado aquí, y utilizar lo que hemos aprendido para poder construir un futuro con más equidad.

-Antes de Los Ángeles, hubo un primer encuentro en Washington, DC…

Lee también:   De cómo las relaciones sociales podrían ser políticas

-Sí, fue en diciembre 2022 y el anfitrión fue el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana. Estuvimos recopilando distintos objetos que reflejan los temas de la raza y la discriminación, como un póster de George Floyd que había en ese museo, hasta unos 45 objetos: un banquito de lustrador, un envase de conchas de mar traído por los esclavos de Sudáfrica o un monitor cardíaco inventado por un médico de color en un hospital afro-descendiente y segregado..

-¿Cuál es la importancia de traer estos temas al presente?

-En la actualidad, hay organizaciones que han tratado de olvidar aquel pasado. Otras, por el contrario, quieren actualizarlo. Por si esto fuera poco, hay maestras a las que se está castigando por hablar de estos temas en las escuelas, y con ellas estamos trabajando fuertemente a través de programas. El Instituto Smithsoniano ha sufrido mucha intimidación también, y no ha sido fácil establecernos en algunos lugares”.

“EN LA ACTUALIDAD, HAY ORGANIZACIONES QUE HAN TRATADO DE OLVIDAR AQUEL PASADO. OTRAS, POR EL CONTRARIO, QUIEREN ACTUALIZARLO. POR SI ESTO FUERA POCO, HAY MAESTRAS A LAS QUE SE ESTÁ CASTIGANDO POR HABLAR DE ESTOS TEMAS EN LAS ESCUELAS, Y CON ELLAS ESTAMOS TRABAJANDO FUERTEMENTE A TRAVÉS DE PROGRAMAS. EL INSTITUTO SMITHSONIANO HA SUFRIDO MUCHA INTIMIDACIÓN TAMBIÉN, Y NO HA SIDO FÁCIL ESTABLECERNOS EN ALGUNOS LUGARES”.

DEBORAH L. MACK

La historia contada por latinos

Leticia Rhi Buckley, directora de “La Plaza de Cultura y Artes” de Los Ángeles, comentó que “es maravilloso traer esta iniciativa smithsoniana a nuestra ciudad. Las instituciones de raíces latinas deben enfrentarse permanentemente a su pasado racial. Y lo hacemos al documentar la historia y compartir las experiencias vividas en comunidad”.

-¿Cómo definiría el espíritu de “La Plaza de Cultura y Artes”?

-Es un centro enfocado en la comunidad mexicana de Los Ángeles, pero también compartimos los logros de las personas latinas. Le damos la bienvenida a miles de personas mensualmente para compartir bailes, historias, exhibiciones, muestras y les proveemos un lente histórico a las personas de Los Ángeles para explorar nuestra comunidad. Contamos con tres exposiciones permanentes y dos temporales.

-¿Cuáles han sido esos logros del mundo latino con los cuáles trabajan?

-Podemos mencionar la “Moratoria Chicana”, que fue una manifestación hecha por activistas inmigrantes en 1970 contra la guerra de Vietnam, y que nos mereció una muestra fotográfica. O también el “Westminster versus Méndez”, el primer caso de segregación en la escuela contra nuestra comunidad. Eso ocurrió en 1947 y fue crucial para conseguir derechos educativos, modificando leyes en el Estado de California. El Día de los Muertos es muy importante para nosotros, porque abre el abanico a varios temas como la religión, la historia o la cocina ancestral a base de maíz.

-¿Los niños son parte del público?

-Absolutamente. De hecho, desde “La Plaza de Cultura y Artes” trabajamos con escuelas y chicos hasta 12 años. Queremos que ellos escuchen las historias que nuestros inmigrantes han vivido y así poder abordar los daños que ha sufrido la comunidad a lo largo de la historia. Pero a la vez queremos enfrentar los daños que pudimos haber infringido. Trabajamos con las maestras en la programación de las clases, y tenemos autobuses gratuitos para los alumnos.

Lee también:   Morir en la frontera que Abbott diseña para la crueldad

-La lucha por los derechos de los latinos no está reñida con la de otras comunidades, ¿no?

-Exacto. Y la idea es, precisamente, lanzar una serie afro-latina el próximo año para abordar temas como la anti negritud o la segregación a comunidades indígenas; y traer todo eso a la comunidad latina. Hemos trabajado con organizaciones de Oaxaca y programación multidisciplinaria. Somos uno de los pocos lugares así en la nación, y esta es nuestra razón de ser. Si no contamos nuestras historias, nadie más lo hará por nosotros.

“DESDE “LA PLAZA DE CULTURA Y ARTES” TRABAJAMOS CON ESCUELAS Y CHICOS HASTA 12 AÑOS. QUEREMOS QUE ELLOS ESCUCHEN LAS HISTORIAS QUE NUESTROS INMIGRANTES HAN VIVIDO. LA IDEA ES LANZAR UNA SERIE AFRO-LATINA EL PRÓXIMO AÑO PARA ABORDAR TEMAS COMO LA ANTI NEGRITUD O LA SEGREGACIÓN A COMUNIDADES INDÍGENAS. HEMOS TRABAJADO CON ORGANIZACIONES DE OAXACA Y SOMOS UNO DE LOS POCOS LUGARES ASÍ EN LA NACIÓN. Y ESTA ES NUESTRA RAZÓN DE SER. SI NO CONTAMOS NUESTRAS HISTORIAS, NADIE MÁS LO HARÁ POR NOSOTROS”.

LETICIA RHI BUCKLEY

En el corazón de Chinatown

Michael Truong es el director ejecutivo del Museo Chino-Estadounidense de Los Ángeles, y agradeció al Instituto Smithsoniano “por este proyecto que es parte de la historia estadounidense”.

-¿Cómo definiría al Chinese American Museum (CAM) de Los Ángeles?

-Un sitio donde ponemos otras lentes para contar nuestra verdad, lo hacemos desde distintas perspectivas para reconciliarnos con el pasado. Este año, el museo cumple 20 años y estamos pensando en la importancia que tiene nuestra institución para ver la historia de los Estados Unidos a través, precisamente, de la lente chino-estadounidense. Necesitábamos un espacio como este para compartir la historia. Estamos reclamando una historia olvidada para comprender mejor lo que pasó. ¿Cómo podemos enfrentarnos a un pasado racial si no conocemos nuestra historia?

-¿Cuál es la importancia de estar emplazados en Chinatown?

-Chinatown es parte de nuestra historia también. El barrio fue construido en 1930, pero los chinos llegaron a Los Ángeles en 1850. O sea que hay una historia olvidada de 80 años. Estas cosas no suelen ser enseñadas en clases. Lo que se suele contar, es siempre sobre las personas chinas trabajando en las vías del tren. Por eso trabajamos con estudiantes y maestros, para que nuestras historias se cuenten en la escuela también. Hemos recaudado fondos de autobuses para que los estudiantes vengan al museo y que exploren la plaza del frente.

-¿Cuál es la misión del museo?

-No debe ser sólo un lugar donde se recuerde el pasado, sino uno en el cual la historia sea contada con nuestras propias voces. La idea de un museo es unir a las personas y no dividirlas. Hemos visto cómo la división ha incrementado la violencia en la comunidad china y asiática, sobre todo en los últimos tiempos con las retóricas violentas tras la pandemia.

“UN MUSEO NO DEBE SER SÓLO UN LUGAR DONDE SE RECUERDE EL PASADO, SINO UNO EN EL CUAL LA HISTORIA SEA CONTADA CON NUESTRAS PROPIAS VOCES. LA IDEA ES UNIR A LAS PERSONAS Y NO DIVIDIRLAS. HEMOS VISTO CÓMO LA DIVISIÓN HA INCREMENTADO LA VIOLENCIA EN LA COMUNIDAD CHINA Y ASIÁTICA, SOBRE TODO EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS CON LAS RETÓRICAS VIOLENTAS TRAS LA PANDEMIA».

MICHAEL TRUONG

Con el alma de Japón y el ideal de la democracia

James Herr es director del Centro Nacional para la Preservación de la Democracia, ubicado en el Museo Nacional Japonés-Estadounidense (NCPD and JANM) de Los Ángeles.

Lee también:   “Real Women Have Curves” se convierte en musical

“Este centro fue fundado hace 20 años con la ayuda del senador Norway», dijo Herr. «La idea era que la gente pudiera tener aquí una conversación acerca de la democracia, especialmente con los temas ligados a la experiencia japonesa-estadounidense. El museo fue fundado originalmente en el primer templo budista de Los Ángeles, donde las personas japonesas-estadounidenses tenían que presentarse antes de ir a la cárcel sin un debido proceso. Es un sitio muy triste y de reflexión. Es algo parecido a lo que pasó después del 11 de septiembre de 2001 con los miembros de la comunidad musulmana”.

-¿Cuál es el desafío de este trabajo en conjunto con el Instituto Smithsoniano?

-Seguir charlando sobre estos temas y ser parte de instituciones que han recopilado las historias de las diversas comunidades para que no se pierdan; desde las chinas e islas del Pacífico hasta las afro-descendientes y latinas. Hoy, nuestra democracia está siendo atacada y nuestras comunidades, cada vez más marginadas. Por eso, estos temas tienen más vigencia que nunca. Debemos profundizar y mejorar este trabajo, teniendo conversaciones acerca de la raza.

-Hoy tienen una exhibición titulada “El prejuicio dentro nuestro”…

-Sí… Es una muestra que habla de lo difícil que es separar eso que es automático de lo que es consciente adentro de cada uno. Todos tenemos prejuicios, y eso es natural. Pero ¿qué hacemos con este prejuicio? ¿Cómo interactuamos? ¿Lo podemos controlar? Esperamos que este simposio de diciembre con el Instituto Smithsoniano concentre a mucha gente y ayude a construir empatía.

“LA IDEA ES SEGUIR CHARLANDO SOBRE ESTOS TEMAS Y SER PARTE DE INSTITUCIONES QUE HAN RECOPILADO LAS HISTORIAS DE LAS DIVERSAS COMUNIDADES; DESDE LAS CHINAS E ISLAS DEL PACÍFICO HASTA LAS AFRO-DESCENDIENTES Y LATINAS. HOY, NUESTRA DEMOCRACIA ESTÁ SIENDO ATACADA Y NUESTRAS COMUNIDADES, CADA VEZ MÁS MARGINADAS. ESPERAMOS QUE ESTE SIMPOSIO CON EL INSTITUTO SMITHSONIANO CONCENTRE A MUCHA GENTE Y AYUDE A CONSTRUIR EMPATÍA”.

JAMES HERR

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba