Miembros de grupos racistas arrestados en california

Arrestaron a cuatro californianos que el año pasado participaron de un violento mitin convocado por la derecha nacionalista en Charlottesville, Virginia. Se los acusa de incitar a la violencia y atacar a contramanifestantes.

Los arrestados son Benjamin Drake Daley, 25, de Redondo Beach; Michael Paul Miselis, 29, de Lawndale; Thomas Walter Gillen, 34, de Redondo Beach; y Cole Evan White, 24, de Clayton.

Todos son parte del Movimiento Levantarse (Rise Above Movement o RAM). Este es un grupo de supremacía racial que entrena a sus miembros en artes marciales y lucha callejera.

 

Estuvieron en la marcha para Unir a la Derecha

En agosto de 2017, los cuatro jóvenes del RAM viajaron a Virginia a participar en Unir a la Derecha. Una manifestación organizada por Richard Spencer, un destacado proponente de teorías de supremacía racial. El objetivo era protestar la decisión de remover a la estatua del general confederado Robert Lee. El evento fue caracterizado como el más importante de la derecha nacionalista estadounidense de los últimos tiempos.  Lamentablemente, éste concluyó con la trágica muerte de Heather Heyer.  Una activista de derechos humanos de 32 años que fue atropellada por quien ahora está confrontando cargos de asesinato agravado por odio racial.

Lea también / Read Also
Honduras: ¿quién le paga a Lanny Davis?

Unir a la derecha

La acusación

Cuando iban a Emancipation Park, donde iba a tener lugar el mitin, los cuatro acusados habrían agredido a numerosos contra-manifestantes.

De acuerdo con el fiscal federal Thomas Cullen, que los caracterizó como “revoltosos seriales”, esto no fue una reacción del momento, sino que iban bien preparados. Tenían las “manos envueltas con cinta listos para una batalla campal… cometieron múltiples actos de violencia, incluyendo trompadas, patadas, cabezazos y empujando a numerosas personas”. La acusación fue presentada en una corte de Virginia. Incluye videos y fotos en la que se los ve agrediendo a dos mujeres, a un afroamericano y a una persona identificada como un religioso.

Los acusados confrontan sentencias de hasta diez años, en caso que se los encuentren culpables.

Esta no es la primera vez que los acusados se ven involucrados en actos de violencia.  Habría evidencia de que participaron en mítines similares en Huntington Beach, Berkeley y San Bernandino que también terminaron violentamente.

RAM es una organización racista

RAM se encuentra concentrado geográficamente en los condados de Orange y San Diego. De acuerdo a reportes de la Liga de Antidifamación, sus miembros piensan que las ideas de izquierdistas, judíos, musulmanes e inmigrantes del Tercer Mundo son la causa de los problemas y la corrupción de nuestra sociedad. Su objetivo es recrear una nación blanca, conservadora y cristiana.

Lea también / Read Also
Salvadoreños cuestionan a Obama en el aniversario de la muerte de Monseñor Romero

Trump no repudió claramente estos hechos

Casi todo el establishment político, en su momento, repudió los actos de violencia de Charlottesville. Pero hubo una excepción: el presidente Donald Trump. Aparentemente, el presidente decidió que los racistas violentos eran igual que los que confrontaron al racismo. Después de Charlottesville, Trump dijo: “En un lado había un grupo que era malo. Y en el otro lado había otro grupo que también era muy violento”. Después se desdijo y después… bueno, volvió a decirlo. En su mundo en el que la ficción es realidad y la realidad ficción, al final no quedó claro qué dijo.