miércoles, diciembre 2, 2020

Etiqueta: autismo

Madrugada

En su búsqueda de oxígeno existencial, la autora nos hace transitar por un espacio californiano en un tiempo de pandemia, autismo e intolerancia.

La danza planetaria

"Bailando y corriendo alrededor de los tambores, tomé a Dante de la mano. Juntos corrimos en círculo. Un cóndor sobrevolaba el cielo. Al ruido de los tambores, pedí por el alma de esta madre y por la de su hijo. Pedía para que la desesperación y la soledad extrema se alejen y nos den un respiro"

Carta al hijo que cumple años

Nada más blando que el ci...

La nube

El despertar “Eight o’...

Las columnas

                    Así c...

Las ceremonias

Llegarán los días de las ...

Cine y autismo

Yo ya sabía leer. Creo sa...

Las 20 etiquetas más populares

PUBLICACIONES RECIENTES

Cruzando Líneas: Morir por vivir

Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

De tangos y tangueros: Francisco García Jiménez

Nació en Buenos Aires, pero sus amigos le decían “...

Opinión: Basta con los ridículos ataques al alguacil Villanueva

Es hora de que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles deje de intentar arruinar la carrera del Alguacil Villanueva y trabaje con él

Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

Estamos en Facebook y Twitter

8,501FansMe gusta
2,450SeguidoresSeguir

Madrugada

En su búsqueda de oxígeno existencial, la autora nos hace transitar por un espacio californiano en un tiempo de pandemia, autismo e intolerancia.

La danza planetaria

"Bailando y corriendo alrededor de los tambores, tomé a Dante de la mano. Juntos corrimos en círculo. Un cóndor sobrevolaba el cielo. Al ruido de los tambores, pedí por el alma de esta madre y por la de su hijo. Pedía para que la desesperación y la soledad extrema se alejen y nos den un respiro"

Carta al hijo que cumple años

Nada más blando que el ci...

La nube

El despertar “Eight o’...

Las columnas

                    Así c...

Las ceremonias

Llegarán los días de las ...

Cine y autismo

Yo ya sabía leer. Creo sa...