La banda mal alimentada en la esquina de Varick y Houston

La banda mal alimentada en la esquina de varick y houston

La banda es increíble. Son siete en total: cuatro bronces, una conga, un bajo y una guitarra más el vocalista conguero que parece guajiro recién trasplantado cantando “Castellano que bueno baila usted” en el concurrido B.O.S. asediado por gringos salseros, cubanos nostálgicos, mujeres y hombres buscando cuerpos jóvenes perdidos  y turistas y peatones en busca de jarana a mitad de precio.

El público, bailarines de segunda y primera clase, se colocan en la pista y baila el sonado tema que nadie esquiva, a como dé lugar.  El bar, restaurante de comida macrobiótica de la mejor calidad, sirve que sirve a unas parejas. “Latin Menu”.

Los meseros recogen las sobras y las tiran a la basura.

Cuando la banda termina su respectivo set, se bajan de la tarima. Unos se soban la panza y el vocalista invita a la banda a comer.

Vamos al frente pa’l Mc Donalds. Yo tengo Chavos. Yo invito. Pero tiene que ser del One dollar menu, porque somos seis.

Artículo anteriorLamesuelas, lisonjeros, oportunistas
Artículo siguienteTijuana Blues: Julián el Terrible
Liza Rosas Bustos
Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

Comments are closed.