La vuelta a Manhattan en 365 días: Te miré los bíceps

La vuelta a manhattan en 365 días: día 3

Te miré los bíceps y las manotas cuando te subiste al tren, en Léxington con 59th

Te miré los ojos y los vellos salientes por el cuello de la camisa en Lexington y 50th

En la 42 te miré los muslos, (mentira), te miré los ojos

En la 34th te miré la boca

En la 23th se subió tu novio…

Manuel Gayol: Marja y el ojo del Maestro

Dos poemas de Ramiro Lagos en el Día de la Madre

El amante ilegal

***

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.